Cerca del final, Racing se desahogó con el gol

 

El único gol del conjunto de Avellaneda, que llegó a 20 puntos, uno más que Newell´s Old Boys de Rosario, lo señaló Luciano Vietto, a los 40 minutos del segundo tiempo. La primera etapa tuvo un desarrollo equilibrado, ya que ninguno de los equipos logró imponer su juego. 
Más allá de eso, en el inicio del encuentro, Racing, que se paró para jugar de contraataque, dispuso de un par de chances en los pies de Ricardo Centurión (2m.) y Javier Cámpora (7m.), pero no mostró juego asociado. 
Colón (15 unidades), a todo esto, intentó -sin éxito- asumir el protagonismo, aunque lució faltó de ideas y juego. 
Es que Iván Moreno y Fabianesi y Lucas Mugni, los generadores de fútbol, no gravitaron. Así, Jorge Achucarro y Emmanuel Gigliotti, los delanteros, quedaron aislados. 
Entonces, entre las ganas de uno y otro, el partido fue bastante aburrido. 
Y dentro de ese contexto, Racing se sintió más cómodo, aunque no lo suficiente para ser merecedor de un gol. 
Sin embargo, al igual que en el inicio, estuvo cerca de la apertura del marcador, tras una buena jugada de Diego Villar, que encontró una buena respuesta Diego Pozo (37m.). 
El desarrollo del segundo tiempo tuvo mayor intensidad, pero un denominador común: la falta de fútbol. 
Los dos equipos, cada uno con su estilo, intentaron quebrar la paridad, pero primó la falta de precisión. Ni los cambios contribuyeron para torcer el rumbo del partido. 
Entonces todo se quedaba en insinuaciones, casi no había llegadas a los arcos, y el empate sin goles, al cabo de los noventa minutos, parecía ajustarse a la realidad. 
Pero sobre el final apareció Vietto (marcó su cuarto gol en el torneo), quien con una exquisita definición puso el 1 a 0, y le regaló la punta a un Racing que no luce, pero gana y sueña con ser campeón.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario