Chito Rodríguez vuelve con su mejor repertorio

Hoy a las 21.30, volverá a presentarse, nuevamente acompañado por la guitarra de don Mario Del Miguel y el teclado de Miguelito Ferraggine.
En la oportunidad, la nutrida legión de admiradores y amistades de Chito se apresta a festejarle su cumpleaños, ya que cumplió sus frescos 75 el 9 de julio pasado.

Como en la Rex
y en la Norma
Chito se dispone más que nunca a interpretar con su voz entera y tan especial, boleros y temas románticos de todos los tiempos.
Y como en aquella templada noche de abril, los más nostalgiosos evocarán los glamorosos tiempos en que Chito cantaba en las históricas confiterías Rex y Norma, cuya sola mención provoca emociones a raudales en el corazón y la piel de miles de tandilenses.
La gente tendrá la oportunidad de intercambiar impresiones con los músicos invitados. Surgirán recuerdos, apelando a la nostalgia, a la belleza, al amor, pero fundamentalmente a la historia simple y a las anécdotas.

 

La trayectoria
Después de haber ?roto corazones? con su canto impecable durante un par de décadas, Eduardo ?Chito? Rodríguez dejó los escenarios por algunos años, hasta que sus amigos lo convencieron de que estaba en plenas condiciones de volver a hacerlo. Esto ocurrió hace alrededor de siete años atrás. Y hoy es una de las voces más escuchadas y esperadas de la ciudad.
Comenzó cantando desde muy chico y siendo pequeño, empezó a estudiar guitarra con el gran maestro Juan Nielsen. Casi simultáneamente se inició en el canto con don Isaías Orbe.
Se presentó en los principales lugares de Tandil, estuvo durante algunos años cantando en Buenos Aires y recorrió toda la provincia.
Admira entre los compositores de canciones melódicas, al mexicano Agustín Lara y a Mario Clavell porque ?sus grandes éxitos vienen desde muy lejos y todavía perduran?.
Por los años cincuenta y sesenta, hacía las delicias de las muchachas cantando boleros en distintos sitios, siendo las confiterías Rex y Norma dos de los escenarios más recordados por la gente. Tiempos en que los muchachitos de entonces escuchaban y bailaban esos temas y ?lo único que tenía que hacer era mirar a la chica y mirar al cantor, que le estaba diciendo lo que él quería decirle?, como acertadamente sintetiza.
La primera canción que cantó se llamaba ?Los gitanitos? y la siguiente ?En un bosque de la China?, que son clásicos que estaban de moda. Fue en la escuela.
En su juventud estudió canto en Buenos Aires, cuando vivió allí entre 1956 y 1959. Cantó en la cantina Buono y aprovechaba para estudiar con un maestro de apellido Tagliavini, que era barítono del teatro Colón.
En Tandil empezó a cantar boleros en el club Ferrocarril Sud, con la Jazz Santa Rita dirigida por Luis Arano.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario