Choque entre auto y moto dejó a un joven internado en observación en el Hospital

Un nuevo accidente de tránsito se produjo ayer en la ciudad, en esta ocasión en la intersección de la avenida Actis y Muñiz. Producto del fortísimo golpe, un joven de 20 años debió ser derivado al Hospital Ramón Santamarina para una mejor atención.

Todo se desencadenó pasadas las 18.30 cuando una moto Honda 110 cc, patente 038 CIC, conducida por Marcelo Formigo (20), transitaba por la avenida en dirección a la cancha de Excursionistas.

Por causas que se tratan de esclarecer terminó colisionando de frente contra un vehículo Chevrolet Agile patente KII 099, que era guiado por Adriana Blanco e intentaba girar hacia Muñiz para dirigirse a su domicilio.

De inmediato vecinos de la zona asistieron a las víctimas, mientras daban aviso al servicio de emergencia del nosocomio local para atender al joven que fue quien se llevó la peor parte.

Presa de una crisis de nervios por la delicada situación que le tocó vivir, la conductora del automóvil dio su versión a El Eco de Tandil. “Venía por Monseñor Actis, al llegar a Muñiz estaba cruzando una chica y venía este chico a mucha velocidad en la moto. La mujer pudo esquivarlo pero yo que doblaba por Muñiz para mi casa no lo vi”.

Intento de pelea

De no haber sido por la destacada labor de los efectivos de la comisaría Cuarta, que intervinieron por jurisdicción, y de la Policía Local, la situación se podría haber transformado en una gresca generalizada, una especie de venganza ante el accidente ocurrido.

Hasta la esquina donde auto y moto se encontraron, llegaron varios amigos y familiares de la víctima, que ya había sido trasladada al Hospital. Los primeros en arribar lo hicieron en bicicletas, las que tiraron a escasos metros del siniestro y en actitud desafiante hacia los uniformados preguntaron en qué estado se encontraba el damnificado.
Lo siguiente fue intentar llevarse la moto, cosa que no pudieron hacer y terminaron insultando al pasar a la mujer que conducía el auto, la que se encontraba en estado de shock y no paraba de llorar. Se produjo una respuesta, hubo gente que salió a defender a la conductora y debió interceder la ley para dispersar a los irascibles vecinos, que siguieron su recorrido rumbo al centro de salud público, no sin antes seguir insultando.

Uno de los jóvenes que permaneció en el lugar hizo un nuevo intento en tratar de recuperar el rodado, del que se desconoce si tiene la documentación pertinente para poder circular, y una vez más la policía le tuvo que explicar que la moto quedaba secuestrada en la comisaría Cuarta y le dio el detalle de lo que se debe presentar para poder retirarla ni bien la policía lo autorice.

Parte médico

Marcelo Formigo, a raíz del fuerte golpe sufrió un traumatismo encéfalo craneano sin pérdida de conocimiento, traumas en ambos miembros inferiores y un corte en la frente.

Debido a los golpes recibidos los facultativos del Hospital Ramón Santamarina determinaron que la víctima permanezca en observación para ver la evolución que va teniendo con el correr de las horas, teniendo en cuenta que se trata, entre otras cosas, de un golpe en la cabeza.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario