Coleoni: “Los detalles estuvieron a favor nuestro”

Gustavo Coleoni mostró su sinceridad al reconocer lo exagerada de la ventaja que estableció anoche Santamarina, conforme el desarrollo del partido ante Patronato en el San Martín.

En el comienzo de su análisis, el entrenador del aurinegro sostuvo: “Es una final, el partido fue durísimo, los detalles estuvieron a favor nuestro. Esto es muy parejo y todavía no está nada dicho. Creo que el 2-1 le quedaba mejor al partido, se hizo un poco abultado el resultado, pero ganamos bien, en el segundo tiempo cambiamos la forma, fuimos más agresivos, ellos nos patearon muy poco al arco y pudimos convertir dos veces. Patronato es un muy buen equipo y hay poca diferencia entre los dos conjuntos”.

Sobre las obligaciones implícitas en el hecho de ser local, el cordobés manifestó que “por jugar en Tandil no nos ponemos una gran responsabilidad de ganar, esto es un partido de 180 minutos, en la llave anterior nos tocó ganar de visitantes. En esa condición hay que planificar el juego de otra manera, hoy (por anoche) tuvimos la suerte de quedar dos goles arriba, pero todavía no está nada dicho, como tampoco lo estaría si hubiésemos empatado”.

A Coleoni lo que más le agradó de su equipo fue “lo del segundo tiempo, cuando cambiamos el sistema y apretamos a Patronato, no lo dejamos jugar y empezamos a tener más voluntad y orden que fútbol”.

Con vistas a la revancha del fin de semana, el DT dijo que “debe encararse con tranquilidad, sobre todo sabiendo qué debemos hacer en la cancha, ésa es la manera de bajar un poquito la ansiedad, a esta altura ya es poca la información que se puede incorporar”.

También Coleoni hizo referencia al cambio táctico que efectuó: “Empezamos con un 4-3-3, a ‘Pitu’ (Arnaldo González) no le llegaba la pelota arriba, Martín (Michel) debía pelear en soledad contra los centrales, pasamos a tener cuatro mediocampistas, pusimos a Mariano (González) por afuera, y por allí hizo la diferencia en el gol (el segundo). Después, mandamos a Hoyos cerca de ‘Pitu’, conformando una estructura un poquito más grande, con cuatro volantes y dos puntas. Así, Patronato quedó con menos espacio para jugar”.

Por último, ‘Sapito’ hizo hincapié en las dificultades para frenar al espigado Matías Quiroga: “Es incontrolable, mide 1,96 pero parece que fuera de 1,70. Juega bien a la pelota, se mueve por todos lados. Es un jugador importantísimo para Patronato y muy difícil para nosotros”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario