Comenzará la construcción de las primeras 48 viviendas del barrio de Estrada y 12 de Octubre

El Instituto Provincial de la Vivienda cumplió ayer con el primer anticipo de desembolso, que permitirá dar inicio a las obras de construcción de las primeras viviendas sociales del barrio que se proyecta en el predio ubicado en avenida Estrada y las calles 12 de Octubre, Vélez Sarsfield y Cabildo bajo la gestión de Mujeres sin Techo.

Hacia finales de 2015 se concretó el sorteo de las parcelas para cada uno de los beneficiarios del plan habitacional y durante el mismo acto se selló el compromiso con el organismo bonaerense para gestionar el financiamiento necesario para avanzar con la edificación de las casas.

En ese marco, y después de varios meses de espera, finalmente el martes arribó un anticipo del primer desembolso para comenzar con una etapa de 48 unidades de las 96.

“Ha sido una alegría”, definió ante El Eco Multimedios la titular de la asociación civil De Corazón Tandilense, Stella Maris “Cacha” Cena, que confirmó el desembolso y ratificó el pronto inicio de las tareas. “Está todo listo para comenzar”, dijo.

Al respecto apuntó que mantuvo una comunicación con la empresa a cargo de la obra y que “pronto comenzarán con los primeros movimientos en el predio”.

El primer anticipo

Por su parte, la integrante de la organización, Mirta Piqueras, precisó que el convenio con el IPV se efectuó en dos etapas. La primera será por las 48 viviendas, que representa una suma cercana a los 40 millones de pesos, y la segunda para completar las 48 restantes.

Este anticipo permitirá “dar inicio a la obra desde las bases”, insistió y agregó que “el primer movimiento será ir armando el obrador en el lugar que se determinó dentro del predio para comenzar a hacer el acopio de materiales y dar inicio a las tareas”.

El esfuerzo de
las familias

Celebró el impacto positivo que tendrá entre las primeras 48 familias que hace años cumplen cada etapa y avanzan camino a cumplir el sueño de la casa propia. “Para todos ha sido un sacrificio de cuatro años y medio que llevan aportando desde la compra de terreno, el pago de las obras de infraestructura y demás”, graficó Piqueras.

Y en esa línea precisó que las familias “se hicieron cargo de todo bajo la administración de la asociación civil”, es decir, el pago del predio a un particular, las obras de infraestructura para la apertura de calles, cordón cuneta y servicios, entre otros. “Es muy destacable de las familias, que son trabajadoras, alquilan y han tenido que hacer un gran esfuerzo durante todos estos años para poder aportar mes a mes y cumplir con las obras necesarias para dar inicio a la construcción de las viviendas”, valoró.

Plazos

Por último, Cena ratificó que la empresa constructora tendrá “un año para terminar las primeras 48 viviendas”, y que tendrá el mismo plazo para las restantes. “Con lo cual en dos años tienen que estar las 96 terminadas y las familias viviendo adentro”, definió.

“Estamos muy felices y para ellos es un logro impresionante. Con todo lo que ha pasado en el país, que el Gobierno nos haya prestado atención y bajado el financiamiento para estas viviendas es un logro tremendo”, celebró la exconcejal.

En tanto, desde la asociación civil indicaron que avanza la construcción del barrio de 48 viviendas en el predio ubicado en Cuba y Chapaleofú.

En otra modalidad, allí las propias familias son las encargadas de la construcción de sus casas, “de a poco y con mucho esfuerzo”.

El proceso

Tras la firma del boleto de compraventa de las dos manzanas en favor de la organización, sellado en 2012, las familias comenzaron a pagar en cuotas el valor de la tierra y la iniciativa comenzó a transitar por los caminos correspondientes.

Una vez completada la financiación, los beneficiarios se abocaron al pago, también mensual y en cuotas, del costo de las obras de infraestructura, que fueron adjudicadas a la empresa Tenue.

En las dos manzanas donde se levantarán las viviendas se completó el desmonte, el movimiento de suelo, la apertura de calles y la nivelación del terreno, que presenta una importante pendiente.

A partir de allí comenzaron las gestiones tendientes a conseguir el financiamiento necesario para la construcción de las unidades habitacionales, que finalmente se logró a través del Instituto Provincial de la Vivienda.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario