Como viaje de egresados, harán un trabajo solidario en una escuela de San Juan

Los estudiantes de séptimo año Electromecánica de la Escuela de Educación Técnica 2 optaron por una alternativa distinta que genera admiración y orgullo de sus pares y docentes. En lugar de realizar el tradicional viaje de egresados a Bariloche o a cualquier otro destino, decidieron emprender una cruzada solidaria que los llevará a una escuela de Albardón, en la provincia de San Juan, donde prevén colaborar con mejoras en aspectos vinculados a su formación.

Para poder cumplir con la actividad que coronará su paso por la secundaria, el grupo de jóvenes, respaldado por sus profesores, inició una campaña para reunir otros elementos, como ropa, alimentos no perecederos, útiles y juguetes, para donar a la comunidad educativa.

En total viajarán 14 alumnos y cuatro docentes, que mantienen las gestiones para conseguir un micro que los transporte a destino.

En representación del grupo los docentes Santiago Ardito y Fabián Bresesti y los estudiantes Pedro Ferrari y Lisandro Tello, contaron detalles de la iniciativa que proyectan concretar entre el 22 y el 26 de agosto, y de las acciones previas a la partida.

La iniciativa

A modo de presentación Santiago Ardito contextualizó que “somos un grupo de docentes que hace muchos años hacemos salidas educativas”, que los llevó a visitar distintas fábricas “para que los chicos de electromecánica vean en qué ámbito se van a desarrollar el día de mañana”. A partir de esta línea de trabajo “hemos conocido empresas de la ciudad y de otros puntos del país”.

En una entrevista con el magazine televisivo “La ciudad” (EcoTV) el profesor contó que “estos alumnos el año pasado plantearon que querían hacer un viaje de egresados diferente”.

Y entre las opciones expresaron que querían hacer un trabajo solidario en una escuelita de alguna provincia argentina que tenga que ver con su formación, la electromecánica, “en esos problemas que puede tener un establecimiento educativo que necesite de la ayuda de estos chicos”.

Así, la búsqueda terminó en la Escuela “Regimiento de los Patricios”, ubicada en el Departamento de Albardón, en la ciudad de San Juan, donde ya establecieron contacto con sus directivos para conocer sus necesidades.
En principio las tareas de mantenimiento, que podrían ir desde la corrección y construcción de circuitos eléctricos, mejoras en la estructura edilicia y reparaciones varias, se realizarán en un sector “y por las comunicaciones que hemos tenido hay posibilidad de trabajar en un centro de salud que queda a menos de una cuadra”, estimó Ardito.

En relación a las campañas agregó que “junto a los directivos estamos tramitando con alguna organización intermedia y con el Municipio algunas cosas como para paliar estos gastos. Sería bueno ir gratis, pero tenemos que poner todos el hombro”.

“Un orgullo muy grande”

A propósito de las acciones previas para concretar el viaje, Fabián Bresesti apeló a la “buena voluntad y solidaridad de los empresarios de Tandil” para lograr las ayudas necesarias.

“Lo que más necesitamos es resolver el tema del micro, que es lo que más nos cuesta”, admitió, y detalló que necesitan espacio porque “además tenemos que llevar herramientas, máquinas, amoladoras, agujereadoras, que ocuparán un lugar en el transporte, además de las donaciones”.

Y contó: “Tenemos todos los contactos hechos y lo que estamos buscando ahora es dar a conocer este proyecto, que es maravilloso y nos enorgullece mucho como escuela”.

A propósito de ello el docente confesó que la iniciativa representa “un orgullo muy grande”, no solo como técnicos sino también como trabajadores de la educación estatal. Además mostró su satisfacción al señalar que “hemos sembrado una semilla en estos chicos y que ha prendido, y ellos mismos quieren también demostrarles a los demás jóvenes que se pueden hacer cosas por los demás. Y de allí surge el proyecto”.

“Un viaje entre amigos”

A su turno, uno de los estudiantes que hará el viaje, Pedro Ferrari, marcó que en otras oportunidades “hicimos viajes para conocer empresas” y que este año plantearon una alternativa “para ayudar a otra escuela y mejorar la infraestructura”.

En esa línea, Lisandro Tello, otro de los jóvenes egresados, definió que “es un viaje entre amigos porque muchos queríamos hacer una cosa diferente y fuimos buscando la forma para ir todos y hacer algo bueno”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario