Con 30 muestras tandilenses, avanzan con el programa de identificación de desaparecidos

Con la realización de al menos 390 muestras de sangre en Tandil, la concejal del Frente para la Victoria María Rosa Toncovich anunció que avanza la campaña “Una simple muestra de tu sangre puede ayudar a identificarlo” que coordina a nivel local.
Toncovich recordó que el programa es desarrollado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) junto al Ministerio de Salud de la Nación, la secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y el Archivo Nacional de la Memoria.
Toncovich, señaló que ?transcurrido los primeros ocho meses y atento los datos aportados se han realizado en todo el país 2800 muestras,  de las cuales 1200 se han tomado en la provincia y en nuestra ciudad se han gestionado 30 a pesar  de que el  programa  fue lanzado hace poco tiempo?.
El EAAF ha realizado el ?primer envió de muestras al exterior para comenzar el proceso de comparación y con esto podemos decir que concluye la primera etapa de trabajo que venimos llevando a cabo?
El objetivo para este año, era realizar un total de 3600 muestras. Por ello que se recuerda a familiares de personas desaparecidas durante  la última dictadura militar  que estén dispuestos  a sumarse a la campaña  que pueden dirigirse a la oficina de la concejal en el Concejo Deliberante o comunicarse a los teléfonos 443643  ó 15655923 donde se realizan las planillas y la solicitud de los turnos para  realizar la extracción. 
La expectativa del EAAF es recolectar 3.600 muestras de sangre de familiares de personas desaparecidas, para poder compararlas con muestras de 600 esqueletos recuperados que aún no han sido identificados. Como objetivos secundarios figuran la creación de un laboratorio genético propio y la organización de un banco de sangre de familiares que aún falta en el país (sólo existe el Banco Nacional de Datos Genéticos del hospital Durand, destinado a recolectar muestras de niños desaparecidos).
Gratuito, voluntario y confidencial, el proceso de donación de sangre es menos complicado que sacar el DNI: hay que pedir turno de extracción en la línea 0800 o dirigirse directamente a una de las sesenta oficinas de derechos humanos que hay en el país. Sólo son necesarias seis gotas de sangre, que después van a parar a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, a las oficinas del EAAF y a un laboratorio genético en los Estados Unidos para su análisis. El único requisito es ser pariente biológico directo de un desaparecido cuyos restos no hayan sido identificados.
En el laboratorio de los Estados Unidos se compararán los perfiles genéticos obtenidos a partir de la sangre con los de las muestras óseas. Si coinciden, el EAAF se comunicará con los familiares y elevará un informe de identificación al juzgado correspondiente. Y, una vez que lo autorice el juez, se restituirá el cuerpo.
Tras 30 años de búsqueda, Jorge Silva consiguió dar con los restos de su hermano Rubén Oscar Silva, militante peronista desaparecido durante la última dictadura militar. Los restos fueron hallados en junio pasado en una parcela del cementerio de Abellaneda gracias al trabajo de investigación desarrollados por el equipo Argentino de Antropología Forense.
La Vicepresidente del equipo Forense, Patricia Bernardi, contó que “el equipo se formó en 1984 y es una institución independiente sin fines de lucro, dedicada a la aplicación de la ciencia en problemas de violaciones a los derechos humanos. Se utilizan las técnicas de la arqueología para exhumar aquellos cuerpos que fueron enterrados como NN para poder identificarlos, determinar la causa de muerte y restituírselo a sus familiares, y la reconstrucción de nuestro pasado histórico inmediato”.
Por otra parte, dijo que “desde el `90 empezamos a trabajar en el cementerio de Avellaneda propuesto por uno de los familiares, donde encontramos 336 esqueletos”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario