Con apoyo de la barriada, está en funcionamiento la nueva farmacia municipal

De hecho, ya hablaron sobre la posibilidad de juntar firmas y organizarse, en caso de que quieran cerrarla, para expresar su respaldo hacia este emprendimiento.

Uno de los farmacéuticos, Juan José Sorrento, contó que “recién arrancamos, vamos progresando de a poco, cada día mejor. Todavía no tenemos obras sociales, aún no hay convenios. Así que va de a poco”.

“La gente del barrio es muy amable, se han portado muy bien con nosotros.  Están contentos con la farmacia y nosotros también con la gente, expresó en diálogo con El Eco de Tandil.

En cuanto a los medicamentos, indicó que “los que no tenemos se van pidiendo, se va a armando de a poco, es una cuestión de tiempo. También damos inyecciones, se toma la presión”.

En cuanto a los próximos pasos, adelantó que van a agregar obras sociales y que la prioridad la tienen IOMA y PAMI.

“Vamos bastante bien para el poco tiempo que hace que comenzamos, pero las farmacias nuevas tienen todo un proceso hasta que se acomodan. Seguramente cuando lleguen las obras sociales va a haber más movimiento”, aseguró.

Sorrento evitó hablar del conflicto latente con el Colegio de Farmacéuticos por la apertura de este nuevo negocio pero aclaró que “ésta es una farmacia que está habilitada, aunque por otros mecanismos, pero hay una resolución que lo establece”.

 

El apoyo

 

En tanto, en diálogo con este Diario, varios vecinos manifestaron que hablaron de juntar firmas para apoyar a la farmacia en caso de que pretendan cerrarla.

Andrés, uno de los vecinos, expuso que “es lo mejor que pudo haber pasado, una cosa totalmente necesaria para la gente, para el humilde, el que no puede todos los días pagar el colectivo para ir al centro, porque eso es un gasto, ir al centro a buscar una cafiaspirina”.

“La tenemos en el barrio, bien atendida, no sé si será porque escoba nueva barre bien pero es excelente, así que no sé qué pueden hablar en contra de la farmacia. Yo creo que si los que se oponen no les conviene esta farmacia que cierren la suya, es lo más lógico”, lanzó.

Y añadió que “en un barrio de gente humilde, de trabajo, 20 o 30 pesos te ahorrás como nada y para un laburante es mucho. Esta farmacia para nosotros es una bendición, nosotros ya nos hicimos socios porque es un beneficio y la atención es muy buena. Pagamos 3 pesos por mes y hay descuento en todo”.

“Todos los del barrio están contentos con la farmacia, no comprendemos qué tienen los otros en contra, no puedo creer lo que leo en el diario. Yo creo que si quisieran hacer algo para sacar la farmacia, toda la gente de este barrio se va para el Municipio y le patea todo a Lunghi y sus secretarios”.

A su turno, otro de los clientes afirmó que “esto es muy bueno para el barrio porque si no tenés receta por obra social, igual te hacen un descuento muy importante. Por ejemplo, un medicamento que yo compro de 130 pesos que lo cobran en otra farmacia, acá sale 106. Lo único que pasa es que todavía no tienen todos los remedios”.

Otra vecina aseguró que “estamos contentos, estábamos esperando que abriera hace mucho tiempo.  Seguro que la gente que vive atrás de la ruta debe estar contenta porque le queda más cerca que otras”.

En tanto, Marcelo, consideró que “hacía falta para el barrio, es importante que esté funcionando después de lo que lucharon para abrirla. Mi señora es empleada municipal y tenía que ir al centro sí o sí a la farmacia de Yrigoyen a comprar. Es más accesible para el cliente. Yo como afiliado sigo teniendo el descuento y no tengo que comprar en otra farmacia perdiendo el descuento”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario