Con educación vial en la escuela, vecinos reclamaron la mano única de Palacios

Con el fin de volver a visibilizar un reclamo que ya lleva dos años sin respuestas, la Mesa Barrial Interinstitucional Selvetti, Villa Gaucho y Palermo realizó este jueves, en la Escuela Secundaria 14, una jornada de educación vial. El pedido puntual es la mano única de la calle Palacios, por la peligrosidad que implica la mano doble para la barriada, pero también la falta de veredas apropiadas y de refugios de espera.

Participaron de la actividad alumnos del Jardín de Infantes 926, la Escuela Primaria 32 y la Secundaria 14, practicantes de Trabajo Social de la Unicén, e integrantes de Pajaritos de la Calle, quienes compartieron sus trabajos en una muestra estática con docentes y directivos.

En ese marco, se presentaron las condiciones de la vía pública en la comunidad y el pastor Martín Olesen brindó una charla de concientización vial.

Los antecedentes
del reclamo

Lo cierto es que desde el espacio han impulsado acciones desde octubre de 2014, en torno a los servicios públicos e infraestructura de Palermo, Selvetti y Villa Gaucho.

Se inició así el acompañamiento en relación al peligro que padecen diariamente los transeúntes -por cuestiones de accesibilidad a los establecimientos educativos- del transporte público y la infraestructura de las calles.

Se transmitió la problemática a la comisión de Transporte del Concejo Deliberante, como así también se realizaron gestiones ante el secretario de Obras Públicas y ante la Dirección de Control Urbano Vehicular, pero hasta ahora no hubo respuestas.

Además, desde la Mesa Barrial de Selvetti, Villa Gaucho y Palermo se reunieron en varias oportunidades con referentes de la Asamblea por el Transporte Público, que realizaron asesoramientos acerca de la dinámica y situación de los reclamos de los vecinos.

Aún sin una resolución, volvieron a entregar una nota a la Comisión de Transporte con el objetivo de que el pedido tome estado legislativo. La demanda abarca, entre otras cosas, la instalación de garita en calle Palacios y San Francisco, y reconsiderar el doble sentido de Palacios por el flujo de transeúntes. Además, se pidió presencia de inspectores de tránsito en horarios de entrada y salida de las escuelas mediante un documento presentado por la Escuela Primaria 32 con firmas de la población.

Sin respuestas

Unos meses más tarde, realizaron el seguimiento de las solicitudes realizadas tanto en 2014 como en 2015, “sin obtener ninguna respuesta firme”, afirmaron.

Decidieron así pedir el apoyo escrito de las autoridades de las áreas que integran y en ese marco destacaron que “la calle Palacios se utiliza como mano y contramano en la zona aledaña a los establecimientos educativos mencionados”, situación que, resaltaron, “implica un gran riesgo para los niños y jóvenes de dichas instituciones debido a que en los horarios de entrada y salida se entrecruzan transeúntes, autos, motos, camiones, colectivos (por pesaje cercano), generando una problemática y un riesgo que puede ser evitable”.

Un paso más
en el pedido

Así fue como decidieron organizar la jornada de Educación Vial y Condiciones del Espacio Público con el propósito de “dar un paso más para hacer visible el reclamo ante las autoridades del Municipio”, fundamentaron.

En ese marco, la directora de la Escuela Secundaria 14, María Rita Schmidt, explicó que la iniciativa fue organizada por la mesa barrial que trabaja con la institución en pos de visibilizar las problemáticas de los vecinos y concientizar sobre los cambios que habría que hacer para mejorar su calidad de vida.

En detalle contó que “los alumnos han salido a hacer investigaciones. Segundo año trabajó, sobre todo, en el aspecto visual de cómo está el barrio y, de allí, comienzan a surgir muchas cuestiones a modificar y a reclamar por parte de la barriada”.

Confirmó que puntualmente se trató de poner nuevamente sobre la mesa el pedido de establecer la mano única en la calle Palacios, ya que hoy es mano doble. A partir de lo que investigaron los alumnos, señaló que a eso “hay que agregarle la falta de veredas y de lugares de tránsito para poder circular”.

“Por el momento no hay respuestas. El reclamo ya viene desde hace dos años, pero por ahora no hemos tenido ninguna solución”, finalizó la directora.

La responsabilidad del Estado
y la falta de respuestas firmes

Por su parte, la trabajadora social de la Escuela Secundaria 14, Corina Borstelmann, junto a estudiantes de la carrera de Trabajo Social de la Unicén –que efectuaron un relevamiento en la zona- compartió los detalles de la actividad y destacó el trabajo efectuado por las docentes de Prácticas del Lenguaje, Marina Ramos; y de Artística, Sandra Bulacio, quienes estuvieron a cargo de la muestra de los alumnos del nivel secundario.

En principio detalló que la mesa barrial está conformada por distintas instituciones de la zona, que decidieron volver a visibilizar este jueves, en la Escuela Secundaria 14, el reclamo que ya vienen llevando adelante desde hace dos años por mejoras en las condiciones viales y particularmente la mano única de Palacios.

Enumeró luego todas las gestiones impulsadas desde el espacio, pero lamentó que hasta hoy no han obtenido respuestas formales.

En tanto, Anabella Scuffi, estudiante de Trabajo Social de la Unicén, contó que para complementar la información con la que ya contaban sobre la situación de la doble mano de la calle Palacios, pensaron que era importante “rescatar las voces” de los vecinos que residen sobre esa arteria y de quienes viven en las calles aledañas, que también son afectadas, como Labardén, Darragueira, Rosales y San Francisco.

“Ante esto, decidimos pasar casa por casa para escucharlos. Lo que rescatamos fue que todos coincidían en que no hay reductores de velocidad, veredas, que las calles no están señalizadas, lo que implicaba que el colectivo vaya y venga por esa misma calle, la alta velocidad de colectivos y motos, y todos rescataban los accidentes que ha generado la mano única de Palacios”, expuso la estudiante.

Por último, Borstelmann resaltó que “hay un Estado responsable de garantizar que las condiciones del espacio público sean las adecuadas”, por lo que lamentó que el reclamo ya lleve dos años sin ser escuchado.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario