Con el fin de derribar prejuicios, se realizó la primera Marcha de la Marihuana

Ayer en horas de la tarde, en el murallón del Dique se llevó adelante la primera Marcha de la Marihuana en Tandil, evento que se realizó en consonancia con distintas ciudades del mundo. El encuentro, que convocó a personas de diferentes edades, fue organizado por la agrupación Tandil se Planta.

Durante el evento tocaron bandas, hubo música y algunos referentes de la organización hablaron sobre el tema, con datos estadísticos y lectura de artículos de interés.

El encuentro se realiza a nivel mundial el primer sábado de mayo y en el caso de Argentina comenzó a llevarse adelante en 1999.

Gisela Giamberardino, una de las organizadoras, explicó que “siguen surgiendo agrupaciones cannábicas en distintos puntos del país” y resaltó que fundamentalmente les interesa “desarmar  un poco el estereotipo del usuario que fuma marihuana o el que cultiva plantas en su casa que hoy, por el andamiaje legal vigente está criminalizado, y penalizado”.

En ese sentido, confió que el objetivo último de todas estas manifestaciones y encuentros es  “terminar con la penalización del usuario y eso significa regularizar distintas cosas, la tenencia, el consumo, el transporte, el cultivo”.

Además, piden que  “el Estado pueda apoyar las investigaciones que tengan que ver con el cannabis medicinal, que haya subsidios también para la industria del cáñamo, que con él se pueden hacer fibras vegetales que se usan para hacer muebles, ropa, entre otras cosas”.

 

Un cambio de paradigma

 

Asimismo, enfatizó la importancia de “cambiar el paradigma vigente de un mundo sin drogas”, tema que está siendo tratado por la ONU, que recientemente determinó que “el paradigma de hoy tiene que ver con la medicina, y con la autonomía de derechos de cada ser humano”.

Por su lado, Gustavo Ojeda consideró que “hoy estamos un poco lejos de la despenalización en el país. Tampoco es algo que el gobierno actual tenga presente en la agenda, pero el sólo hecho de sumar las manifestaciones que se están dando en el resto del país, yo pienso que va a ser una buena palanca para que el Gobierno empiece a pensar en la modificación de la ley actual, que encierra y criminaliza todos los usos del cannabis”.

En ese aspecto, resaltó que es fundamental que “dejen de criminalizar al usuario, y con las evidencias que hay hoy en día de sus poderes medicinales, curativos y recreativos que dejen de tomarlo como una droga peligrosa cuando tenemos otras drogas peligrosas en la sociedad que sí son aceptadas como el tabaco, el alcohol, y otras que son hoy problemas de salud pública”.

“Hay un presupuesto para el fumador, para el alcohólico, y de la misma manera debería haber una regularización, atención e información al usuario de cannabis, como a cualquier ciudadano”, subrayó.

En tanto, Giamberardino indicó que “en la ciudad de Buenos Aires el año pasado hubo 600 causas penales, relacionadas al uso del cannabis y el 70 por ciento era sólo por consumo, no por comercio”.

En cuanto al evento de ayer, destacó que se trató de “un encuentro con gente con más o menos los mismos intereses, compartimos algunos textos que leímos, música y recetas de cocina cannábica. Todo muy tranquilo, nos encontramos con mucha gente conocida que no sé si fuma o no, pero vino a  apoyar, eso nos hace crecer”.

“Yo no soy mejor o peor persona si fumo o no. Desde octubre del año pasado que se formó la agrupación hemos hecho algunas charlas de sensibilización en la temática. Tenemos mucho interés pero hay mucha laguna en lo legal y lo médico, por eso la idea es formarnos y para eso se necesita permiso para investigar y editar literatura. En Bahía Blanca y Mar del Plata tienen clubes de cannabis medicinal que por el momento son clandestinos pero están curando gente”, señaló.

 

“No hacemos apología del consumo”

 

El objetivo es “visibilizar el uso y desproblematizarlo. No todos los que fumamos es porque tenemos un problema, es simplemente consumir una planta que te relaja, te da risa y nada más, no es un ácido”.

“Hay distintos tipos de marihuana, algunas te ponen más activo el cerebro, o el cuerpo, algunas te dan más sueño, que la gente las utiliza como miorrelajante para los dolores musculares, conocer cada una de esas es saber usarlas mejor”, manifestó.

Y aclaró que “nosotros no hacemos apología del consumo, no decimos que esté bien consumir. Decimos ´a mí no me hace mal´ pero no queremos generalizar”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario