Con el oído agudo

De Jesús para la Lunghi. Tranquilos que no es la reseña sobre una comunicación mística del jefe comunal tandilense con algún ser celestial de esos con los que suele dialogar Elisa Carrió sobre -entre otras cosas- los problemas que el matrimonio Kirchner y el peronismo, le vienen ocasionando a los argentinos.
Puntualmente son algunas referencias de un diputado bonaerense en el marco del colapso de la salud pública, en general, con definiciones muy parecidas a las que manejan por estas sierras.
?Por estos días muchas cosas están en terapia, no sé si intensiva, pero sí en terapia, la pérdida de confianza en aquello que podríamos haber generado. En este tema de la salud, hace 4 meses, y estamos trabajando para todo el sistema de salud de la Provincia desde el área legislativa, yo siempre he dicho que no somos el Ministerio ni competimos con el Ministerio de Salud, pero sí formamos parte de un proyecto y en la construcción de ese proyecto, ver, cómo se puede mejorar la salud en los municipios.
Se ha avanzado muchísimo y nos encontramos con algunas dificultades, la demanda es mayor que los recursos que se tienen para poder satisfacer esa demanda, más que nada en el sector público?.
Esas fueron las definiciones del presidente de la Comisión de Salud en Diputados, Juan de Jesús, en referencia a la situación que deben afrontar los distritos del interior, en general, en materia de salud pública.

Berrinche fashion. Los coletazos de aquella fiesta en El Valle del Tandil con integrantes del Gobierno, tras la inauguración del Hospital de Niños, tuvo su correlato estrictamente político, pero también en otros órdenes sólo comprensibles por los insólitos parámetros con los que suelen manejarse los entornos del poder.
Lo cierto es que ante el acotado ingreso a la lista VIP (Very Important People), la que montó en cólera habría sido la esposa de un empleado del Concejo Deliberante que hasta habría amagado a levantar algún teléfono para quejarse.
Por supuesto que, ante la insistencia de la mujer, que comparaba la función del hombre con otro lunghista de la planta baja, que sí estaba invitado al festín, algún avezado conocedor de estas cuestiones de la política y los protocolos le dejó en claro la imposibilidad del ingreso.
Cuestiones palaciegas, ésas que ya hablan de un espacio VIPL (Very Important People Lunghist), pero reservado para no tantos, al menos hasta este primer semestre del año 2008.

Cobos, huevos y canastas. La rebeldía del vicepresidente Julio Cobos y la ?Cobosmanía? que provocó su negativa a las retenciones móviles, desató las más diversas reacciones políticas, de esas que se conocieron públicamente, pero también de aquellas que circularon por mail.
Por algo de eso comenzaron a asombrarse en el entorno del senador del Frente para la Victoria Néstor Auza cuando, después de haber capeado en la interna del peronismo sus diferencias con los K, se enteraron que jóvenes ligados a Roberto Mouillerón difundían por la web el afiche que celebró la valentía de Cobos, con el símbolo que también identifica al club Boca Juniors.
?No nos acusaron a nosotros de traidores (en esa reunión con Daniel Scioli) y ahora lo levantan a Cobos? se preguntaban los chicos A, en referencia al despegue que los muchachos M comenzaron a desplegar desde internet.
Por eso, la lectura que se imponía era que estaban Cobos también los huevos, pero sobre todo las varias canastas a las que suelen apelar en política para hacer pie por todos lados cuando el terreno se vuelve, cada vez más, pantanoso.

Parque de los Cocos. Aún no tiene nombre pero detrás del palacio de gobierno las bromas arrecian. ?La Fontana di Lunghi? ya está prácticamente culminada en el estacionamiento posterior a Belgrano al 400, la cual fue coronada por cuatro palmeras inmensas que fueron apuntaladas con cables de acero.
Más allá de eso, hasta ahora se desconocen mayores detalles, salvo la intención de algunos descamisados serranos de celebrar algún 17 de octubre en esas futuras aguas L, dejando zapatos y sandalias a un costado.
Pero la inquietud le ganó el pensamiento a algunos de los cotidianos visitantes del palacio que, en la semana, concluyeron que si en realidad esas palmas dan cocos deberían ser bautizadas con un perfil cocotero local.
Por eso, comenzaron a circular algunos nombres con los que bautizar a cada una de las cuatro palmeras: el empresario Coco Porreca, el político Coco Auza, el hombre del teatro Coco Guimet y el histórico goleador Coco Sarasola picaron en punta y fueron los primeros que surgieron en la nómina. La fontana, las palmeras y una lista abierta para el Parque de los Cocos.

Tentaciones. El crecimiento de la figura del vicepresidente puede ser tentador para muchos dirigentes que buscarán apartarse de la supuesta Concertación plural para intendentes K que el campo los hizo cruzar nuevamente de vereda, e incluso para sectores orgánicos de la UCR. Sus decisiones y acciones pueden resultar cruciales.
Si bien el tablero político del país ya comenzó a cambiar, las piezas todavía no se reacomodaron. El senador Gerardo Morales, titular de la UCR, es otra de las personas que salió muy bien parada del conflicto. Morales y Cobos se hablan poco y nada. Incluso hasta los intendentes radicales más ortodoxos, como Miguel Lunghi, declararon que habría que analizar muy bien una amnistía para Cobos.
En algunos casos hay mezquindades (el egoísmo es parte central de la política) y en otros, dudas sobre la conducta futura de Cobos.
?Yo tengo memoria y tengo un concepto de lo que es la política, el que traiciona no cambia nunca, y para mí Cobos no es una persona confiable. Traicionó a la UCR, se fue a otro partido y dejó al que lo había impulsado a ser alguien. Las personas que no manejan códigos en la política no sirven?, se le escuchó decir por los pasillos de Belgrano al 400 al concejal Hugo Escribano.
A decir verdad, y más allá de que el ex gobernador mendocino pueda ser el mascaron de proa para los radicales del interior, auspiciar su amnistía para el radicalismo tandilense sería abrir el juego a los que fueron expulsados durante el lunghismo por sus rebeldías partidarias.

Por deporte, la interna del PJ. Para los operadores del justicialismo que quieren correr del centro de la escena a los considerados históricos Rubén Sentís, Roberto Mouillerón y Jorge San Miguel, el escenario institucional interno de Deportivo Santamarina les dejó esta semana una foto que desearían ver en el PJ.
Tras diferencias, el cierre del ex candidato a intendente del Frente para la Victoria, Marcelo Cifuentes, y el concejal del Partido Justicialista, Raúl Escudero, para afrontar el proyecto futbolístico, envalentonó a quienes creen que esos y otros nombres como el de Néstor Auza y Carlos Mansilla deberían oxigenar la -cada vez más anquilosada- estructura del peronismo serrano.
Las conspiraciones, como siempre, estarán a la orden del día, y los tendrá a los mismos peronistas como protagonistas. La falta de padrinazgos políticos seccionales, provinciales y nacionales; el desgaste de ser oposición a un gobierno que no pierde popularidad y las incidencias del derrumbe de los K. Todo lo que comienzan a desmenuzar ya, porque el tiempo de la política es, siempre, el ahora.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario