Con el oído agudo

ATRASOS Y ERRORES

Desde sus inicios, la gestión de Miguel Lunghi tuvo como uno de sus pilares discursivos la transparencia. Hasta no hace mucho enviaba informes de prensa destacando los premios que la página web oficial del Municipio ganaba en este aspecto, en competencia con los portales de otras ciudades importantes del país.
Sin embargo, con el correr del tiempo y las reelecciones, se fue descuidando la información que se vuelca en el sitio oficial. Una de las áreas que está bastante atrasada es la publicación de los decretos firmados por el Departamento Ejecutivo. Siempre se suben con varios meses de demora entre la fecha de la firma del Intendente a la que se cuelgan en la página.
En esta última ocasión, además de los atrasos en la actualización del Boletín Oficial, que ya son una costumbre, el 10 de junio de junio pasado subieron los decretos que van del 526 al 869 de 2016, pero la sorpresa fue que al abrir el archivo aparecen seis firmados en 2004. En ellos figuran medidas refrendadas por el exsecretario de Desarrollo Social Julio Elichiribehety y el exjefe de Gabinete Carlos Fernández. Así, el lector interesado debe estar muy atento para detectar que recién en la página 14 del archivo comienza la información sobre los actos de gobierno del Intendente en lo que va del año.

VALLAS Y MUCHA POLICIA

El jueves, en ocasión de la sesión del Concejo Deliberante, la Municipalidad volvió a exhibir una fuerte custodia policial. Afortunadamente, se mantuvo abierta la puerta del acceso principal, mientras un grupo de militantes del Partido Obrero exhibía unas pancartas a favor del boleto educativo gratuito.
Comenzado el encuentro legislativo, la concejal Corina Alexander llamó a reflexionar porque “otra vez tenemos el Municipio vallado”. Señaló que justo dos fuerzas políticas, Partido Obrero y GEN, se disponían a hacer uso de la Banca XXI.
“Las expresiones políticas no son para recibir con policías”, disparó, y resaltó que los referentes del PO “vinieron a hacer su propuesta con respeto y es una falta de respeto recibirlos con policías”.

NO REPUDIO LOS DICHOS DE MORENO

Ya sobre el final de la sesión, el bloque de la UCR presentó un proyecto de resolución para repudiar los dichos de Guillermo Moreno en un programa de Mauro Viale y pidió el tratamiento sobre tablas. El exfuncionario kirchnerista había declarado, en referencia al presidente Mauricio Macri, que “Videla tiraba gente al mar, pero no le sacaba de la boca la comida a la gente”.
El tema venía arrastrado de la sesión anterior, cuando Nora Polich había increpado a los kirchneristas porque no salieron a condenar las palabras de Moreno, que “lesionan la democracia”. Entonces, Rogelio Iparraguirre toreó a la radical, al responder que si hubiese presentado un proyecto, lo hubieran acompañado. Fue así que el jueves lo presentó Marcos Nicolini y el oficialismo consiguió que 19 de los 20 concejales lo acompañaran.
La única que no levantó la mano fue Corina Alexander, quien está enemistada con Nora Polich y habían ya protagonizado un fuerte cruce la semana anterior por el mismo tema.
En tanto, Nora Polich permaneció callada tras una seña contundente del presidente de su bloque, que le ordenó no reeditar los comentarios y limitarse a la lectura de los fundamentos de la resolución.

LAS TRES CAUSAS CONTRA ALTAMIRANO

Como se informó en la edición pasada, Griselda Altamirano y compañía volvieron a las planas de los diarios a partir de una citación en fiscalía al ser imputada por el delito de usurpación en la polémica toma de los terrenos de Villa Cordobita.
Fiel a su estilo, la líder social fue acompañada por el grupo de militantes de la agrupación 1 de Octubre, sus bombos, pancartas y redoblantes. Allí, como siempre, se hizo escuchar con sus ya folclóricas críticas al poder político y, en este caso, judicial, en detrimento de sus luchas sociales. También una vez más no llamó la atención que la pasión y enjundia que emprende frente al primer micrófono y cámara de prensa que se presenta, no se condice con el temperamento que luego protagoniza a puertas cerradas, en este caso en la propia declaración indagatoria por la cual se abstuvo de prestar testimonio, un derecho que le asiste a cualquier imputado.
Más allá de ello, Altamirano ya está al tanto que no solo esta causa pesa sobre sus espaldas. También se elevó la requisitoria a juicio por la resistencia a la autoridad protagonizada en la ocupación en el palacio comunal, a cargo del fiscal Gustavo Morey, como así también otra instrucción por la denuncia oportunamente presentada por concejales a partir de las conductas perpetradas por la nombrada en distintas reuniones legislativas, con intimidaciones y amenazas a cuestas. En este caso el expediente está en manos del fiscal Marcos Eguzquiza.
No sería de extrañar que en la eventualidad de que en las tres causas quede imputada y con chances de ir a juicio, las instrucciones se unifiquen en una y pasen a manos del fiscal que ante la magnitud del delito investigado resulta más importante, en este caso sería el de la usurpación en Villa Cordobita, entonces, el expediente completo quedaría en manos del fiscal Piotti.

TESTIMONIOS, ACTAS Y DOCUMENTOS

Y en el marco de una de esas causas, el fiscal Eguzquiza citó a declarar al presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik y al secretario Diego Palavecino. Hasta los tribunales de Uriburu Sur partieron los funcionarios con las actas de las sesiones que debieron suspender o demorar en el período legislativo de 2015 a causa de los bombos y el barullo generado por la agrupación que lidera Griselda Altamirano.
En este caso, se intenta probar si la dirigente social tiene como práctica la intimidación, a partir de sus amenazas públicas de ocupar lotes en Uncas y el Golf o de interrumpir las sesiones deliberativas de los representantes del pueblo.
Como otra medida de prueba, llegó un oficio a este Diario para acceder al archivo con las fotografías de las sesiones legislativas en las que el movimiento 1 de Octubre ganó la barra y los pasillos del primer piso de la Municipalidad.

EL SILENCIO DE CARRILLO

La nueva fractura en el kirchnerismo tuvo esta vez como protagonista al Movimiento Evita.
En las últimas horas se conoció la decisión que tomó un grupo de legisladores bonaerenses del espacio político del bloque en la Cámara de Diputados, que rompió con el Frente para la Victoria.
La determinación parece enmarcarse en un clima de crisis que se potenció por los últimos acontecimientos que ocupan un lugar preponderante en la agenda política nacional.
Sin embargo la acción parece haber descolocado a los dirigentes locales del Movimiento Evita. En concreto, para conocer las repercusiones en el orden local, este medio contactó al máximo referente de la ciudad, Nicolás Carrillo.
Pese a los insistentes llamados y mensajes enviados en las últimas horas, el referente político optó por el silencio. Simplemente evadió a la requisitoria de la prensa, sin siquiera exponer las razones. Tal vez se haya entregado a algún retiro en pos de analizar qué decir y dónde ubicarse en el futuro escenario político por venir.

VERSIONES CONTRAPUESTAS

El viernes, luego de que las integrantes de la asociación Terapia para Niños Tandil se acercaran al Multimedios para dar a conocer su preocupación por la posibilidad del cierre de la terapia, ante la renuncia de cinco médicos, un periodista del medio se comunicó telefónicamente con la directora del centro asistencial local, Marta Brea, para conocer más detalles, quien negó rotundamente que existiera alguna posibilidad de que la terapia dejara de funcionar o de que hubiera algún inconveniente en el servicio.
Minutos después, el presidente del Sistema Integrado de Salud, Vito Mezzina, confirmó la complicada situación.
Queda el interrogante acerca de la posición de Marta Brea: ¿desconocía que habían renunciado cinco médicos del centro asistencial que preside y que les adeudaban cuatro meses? ¿O simplemente prefirió no darle trascendencia al asunto que con el correr de las horas sus propios superiores reconocieron?

AMPARO PARA LAS MAMIS

El torneo de hockey de las mamis está atravesando momentos muy difíciles. Hace varios meses dábamos cuenta en este Oído de la denuncia contra la expresidenta del Consejo Escolar, quien no se había declarado como exjugadora federada al momento de ingresar a participar del campeonato de las mamis. Cabe aclarar que los equipos solo pueden ingresar a la cancha con una exjugadora y el resto de los puestos deben ser cubiertos con aficionadas.
Cuando se descubrió este affaire, el Tribunal de Disciplina sancionó a Susana González por no haber declarado que había practicado hockey en su niñez y juventud. Disconforme con la medida, la docente y expresidenta del Consejo Escolar presentó un recurso de amparo ante la Justicia que ahora -como si no tuviera asuntos de envergadura- se deberá ocupar de dirimir cuestiones vinculadas al reglamento de las mamis.
Pero más allá de esa situación, lo que más afecta a las mujeres que se engancharon con el hockey es que como las mamis no cuentan con una liga o federación, la demanda recae en absolutamente todas las jugadoras que integraban los distintos equipos de la ciudad. ¡Un problemón! Algunas optaron por abandonar, teniendo en cuenta que deberán colaborar con unos cuantos billetes para contratar abogados que puedan tramitar ante la Justicia una solución en aras de darle un cierre al conflicto con la exfuncionaria lunghista.

QUE PASARA CON SANTA

Esa es una de las preguntas que mucha gente se está haciendo por estas horas.
Hubo la última semana una reunión de los directivos aurinegros y aunque más de uno quiere seguir armando equipo competitivo, lo cierto es que, más que nunca, el ¨horno no está para bollos¨. Puede ingresar un monto interesante con la Super Liga, pero no más que eso.
Mantener jugadores y técnicos como los que hubo en años anteriores sólo se puede lograr con presupuestos gordos que pertenecen al pasado y que no parecieran volver.
Los costos son muy elevados y los ingresos, muy pocos. Ya no hay aportes importantes como había antes y tampoco dirigentes que se quieran hacer cargo de lo que vendrá.
Cuentan los más allegados que Pablo Bossio ya estaba cansado del mundillo futbolístico que para él, además, era tan ajeno, y que la salida más elegante iba a ser la de intercambiar roles con Guillermo Scarcella. Este iba a pasar a la presidencia y el hermano de Diego a la vice. Sin embargo, los acontecimientos judiciales de las últimas semanas habrían cambiado rotundamente los planes. Pocos creen que Scarcella vuelva al club.
Bossio se vería obligado, entonces, a seguir presidiendo la institución, y quienes lo secundan estarían dispuestos a acompañar, pero con la seguridad de que ese acompañamiento solo sería moral, nunca económico.
Así las cosas, Santamarina armaría un equipo con jugadores locales e incluso con cuerpo técnico también de Tandil. El objetivo sería solo intentar cumplir una razonable campaña.
Sin aspiraciones de ascenso, sin refuerzos en el equipo profesional, y con recursos económicos limitados, una de las grandes incógnitas – más allá de lo que pueda ocurrir con el primer equipo – es saber qué pasará con las divisiones infantiles y menores de la entidad, que suponen también un costo importante.
Menuda tarea y responsabilidad tendrán, más que nunca, los dirigentes aurinegros. Especialmente su presidente, quien en su momento asumió por pedido de su hermano (un club suele ser una especie de trampolín político) y que ahora ve poco menos que una espada de Damocles sobre su cabeza. Y aunque seguramente quisiera dar un paso al costado, no encuentra el modo de hacerlo, ni el sucesor.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario