Con el oído agudo

ASPERA REUNION

El conflicto en Cinpal estuvo en el centro de la agenda durante la semana. La ruidosa marcha que protagonizaron los trabajadores enrolados en la UOM terminó con un aporte económico de cinco mil pesos para afrontar la difícil situación que atraviesan por la caída de sus haberes.

El compromiso se alcanzó luego de una reunión encabezada por el intendente Miguel Lunghi, que recibió al secretario general de los metalúrgicos, Carlos Romano, y a otros dirigentes que integran la Mesa Intersindical.

El intercambio comenzó con alto voltaje. “No fue un té de señoritas”, dijo luego a la prensa el jefe comunal sobre los términos del encuentro.

Puertas adentro se escucharon acusaciones de ambos lados. El Intendente le reprochó al sindicalista el tono de sus declaraciones y ataques, sabiendo que el Municipio había estado desde un comienzo al frente de las gestiones pero también que carece de las herramientas directas para intervenir o solucionar los inconvenientes que enfrenta el sector industrial.

Tras las reacciones, y algunos cruces con los representantes de otros gremios, la conversación comenzó a encausarse y a bajar los decibeles, y concluyó en buenos términos.

Pese al tono que marcó buena parte de la audiencia, el debate se desarrolló con intensidad pero con respeto.

NO ES EXCUSA

Sabidas son las complicaciones económicas que atraviesa el Municipio y a propósito del complejo escenario fue que el Intendente hizo un llamado de atención a todos sus funcionarios, repitiendo lo mismo en cada ocasión que los vio o se reunió con ellos durante esta semana.

Según pudo saber este Oído, el jefe comunal habría sido categórico al expresarles que la falta de recursos no representa una excusa para no brindar respuestas a los reclamos.

Por eso les habría exigido mayor compromiso, dedicación e imaginación para resolver planteos, desarrollar acciones o atender problemáticas que se presenten.

QUIEREN ELEGIR

Días atrás se conformó una comisión vecinal en la localidad de Gardey, que convocó a los distintos concejales para comunicarles algunos temas que son de vital importancia para los habitantes del lugar.

En medio de las propuestas, el grupo de vecinos dejó en claro que pretende volver a elegir al delegado y que no se siente representado por Edgardo Zubigaray, quien participó del encuentro sin decir palabra.

Uno de los presentes le recordó a los ediles que el intendente Lunghi prometió la elección del delegado, pero solo se hizo una vez, en el 2003, ocasión en que ungieron con el voto a Marina Santos. Remarcó que “acá el radicalismo no ganaba nunca, y nos dijo que al delegado lo elegiríamos nosotros. Solo pudimos hacerlo una vez”.

Este Oído pudo conocer que los vecinos tenían una buena relación con Matías Meli, quien si bien concurre a diario a la localidad su función es la de concejal. Con Zubigaray, que no vive en Gardey, los habitantes no comulgan porque -según ellos- “no hace nada por el pueblo”.

Para dejar en claro el malestar reinante, cuando se habló de la venta ilegal de alimentos perecederos, quienes asistieron a la reunión manifestaron que “Zubigaray sabe lo que pasa y sabe quiénes son los que andan con bolsas vendiendo carne”, negando rotundamente el delegado que estuviera al tanto de esa situación.

Si bien agradecieron la presencia de los políticos, quedó muy en claro que en Gardey que sus habitantes quieren bien lejos a Zubigaray, anhelando poder volver a elegir el delegado y no que se los impongan.

LO CRITICO, PERO NO SE
ANIMO A NOMBRARLO

Hace apenas unos meses, Diego Bossio en Tandil era una especie de mesías detrás del que se encolumnó la gran mayoría del peronismo local. Todo era felicidad y esperanza, y el apellido Bossio era defendido por los compañeros ante todo aquel que osara criticarlo.

El tiempo pasó, la derrota en las últimas elecciones dejó muchos heridos y algunos actores locales pasaron de la defensa a ultranza a la crítica total. Diego Bossio, viendo el nuevo panorama que se presentaba, decidió romper con el kirchnerismo duro y empezar un nuevo armado político, algo que muchos calificaron como una traición.

La red social Facebook resulta últimamente el espacio donde la política tiene un lugar preponderante y los referentes locales hacen uso de la herramienta de comunicación.

Uno de los casos fue el de Nicolás Carrillo que escribió contra Diego Bossio, pero nunca se animó a nombrarlo.

Manifestó que “un dirigente peronista, que encima es economista, dijo que se sacaba el sombrero ante la salida del ‘cepo’ cambiario. Aún no escuché rectificación. Sesenta por ciento de inflación, -3 por ciento PBI, miles de millones de dólares fugados, vuelta al endeudamiento externo, transferencia multimillonaria a los bancos con las Lebac-. Pero se pueden comprar dólares”.

Quienes comentaron la publicación, sí mencionaron y trataron muy mal al tandilense, extitular de la Anses, aunque Carrillo prefirió mantener la postura, un tanto timorata, de no señalar a nadie pero sí debatir ideas.

El referente del Movimiento Evita encendió la polémica, pero se mantuvo al margen de la misma, quizás pensando en estar dentro de la futura estructura peronista que se armará en Tandil.

PELEAR POR UNA DEFENSORIA

Como se informó pormenorizadamente en la edición del pasado viernes, en la sesión del jueves los ediles de todos los bloques levantaron la mano unánimemente ante una resolución para gestionar e intentar garantizar que se instale en Tandil una defensoría oficial del Fuero Criminal y Correccional que se concursó en marzo de 2014.

La reacción política local no es caprichosa, siendo que ya la ciudad ha cosechado frustraciones varias en dicho objetivo frente al lobby azuleño, con la reciente designación de un fiscal general en detrimento del fiscal tandilense Gustavo Morey.

Así quedó evidenciado en la preocupación conjunta en el recinto deliberativo, a partir de la necesidad de sumar una defensoría oficial más al par que actualmente funciona en manos de Carlos Kolbl y Diego Araujo. Y aquí radica otra eventual agudización del problema, el primero de los citados (Kolbl) está próximo a jubilarse, lo que generaría más contratiempos para dependencias que de por sí están abarrotadas de expedientes y pupilos por asesorar en una creciente litigiosidad que, incluso, cuenta con estadísticas contundentes en comparación con la demanda penal en distritos pares de la misma cabecera judicial.

Tal como se detalló en la crónica legislativa, el 11 de marzo de 2014, el Consejo de la Magistratura votó las ternas y siete días más tarde se las comunicó al Departamento Ejecutivo provincial. Esas listas están integradas por los doctores Gustavo Roberto Emiliozzi, Karina Patricia Gennuso, María Fernanda Giménez, María Soledad Kelly, Roberto Pablo Molina Marañón y José Miguel Yotti, estos dos últimos resultan vecinos tandilenses con chances de ocupar la defensoría anhelada.

LA INVESTIGACION
POR LA MENOR

La controvertida investigación por la denuncia del abuso que habría sufrido una menor horas previas a padecer un accidente en la Ruta 226 se ha aplacado en cuanto a la exposición mediática, sin embargo el expediente sigue acumulando pruebas en pos de resolver el delicado entuerto que generó la atención pública más allá de las fronteras serranas.

En ese tren, el proceso se fue dilatando a partir de determinados desentendimientos a la hora de convenir una entrevista entre los profesionales de la Asesoría Pericial y la víctima, radicada junto a su familia en Mar del Plata, en pos de definir si la menor está en condiciones de afrontar la cámara gesell, donde las partes podrán conocer la versión de la protagonista sobre lo ocurrido aquella noche y madrugada.

Finalmente, se conoció que durante la semana que pasó, se pudo hacer efectiva la primera de las entrevistas pautadas con el psiquiatra, quedando pendiente para la entrante el mismo procedimiento con el psicólogo. Ambos profesionales serán los responsables de determinar las condiciones en las que se encuentra la víctima y si hay posibilidades de tomarle la esperada declaración, con lo que terminaría de cerrar la pesquisa en pos de determinar la tipificación del eventual delito a calificar.

QUIEN PAGA
LA CONSULTA

Este viernes, en el acto de celebración por el quincuagésimo aniversario del Centro Educativo Complementario 801, una alumna sufrió un bajón de presión y el cuerpo docente la recostó sobre el piso con las piernas en alto para compensarla. Como no se recomponía, atendiendo a su profesión, una colaboradora del intendente Miguel Lunghi acudió a él. Sin dudarlo, el jefe comunal se levantó de su silla y se acercó al lugar en donde se encontraba la joven. La levantó despacio y le indicó que bajara la cabeza e hiciera fuerza contra su mano hacia arriba.

Las indicaciones del pediatra dieron resultado y lograron reanimarla. Sus docentes le agradecieron y el jefe comunal volvió a su lugar. Sin embargo, no todo quedó allí, ya que -minutos después- al subirse al escenario, el Intendente saludó al público y aprovechó para pasar la factura.

“Tendría que preguntar primero quién paga la consulta, si el Consejo Escolar, si el centro complementario, si la Jefatura Distrital de Educación. Así que antes de irnos nos reunimos, hacemos una pequeña vaca y cumplen con los honorarios médicos”, reclamó el pediatra, generando la risa de los presentes.

Y al cierre, por si habían quedado dudas, insistió: “Después nos juntamos para ver cómo arreglamos la consulta”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario