Con el oído agudo

 
CAMBIOS POSELECCIONES
 
Como mínimo, se producirán dos cambios de importancia a raíz de la asunción de quienes fueron ungidos como nuevos concejales de Tandil.
En el Hospital Municipal iniciará su licencia el doctor Pablo Díaz Cisneros, quien será reemplazado en su cargo de jefe del Servicio de Terapia Intensiva , por Tulio Castaño. Dicen que ya se hizo la “presentación oficial” y que Díaz Cisneros sorprendió a su sucesor al solicitar a los colegas presentes un fuerte aplauso para el nuevo jefe. Dicen también que Castaño se ruborizó mientras los médicos golpeaban sus manos porque era lo que menos esperaba que dijera el nuevo edil. Después, claro, todas fueron risas.
En la Anses, por otra parte, más de uno juega todas sus fichas a un nombre que hasta hace poco era impensado absolutamente para el cargo máximo a nivel local, en reemplazo del polémico Rogelio Iparraguirre. Se trata del ex concejal Javier Levigna. Habrá que ver si este rumor se transforma en realidad. 
Además surgió otro que no pudo confirmarse y que tiene relación con la probable designación de Néstor Auza al frente de la Regional de la Anses. Aparentemente, hubo una reunión en Buenos Aires por ese tema.
 
¿BOSSIO SERA MINISTRO?
 
Aunque hace unos días lo desmintió en un reportaje exclusivo con este Diario, vuelve a sonar fuerte el nombre de Diego Bossio como posible nuevo Ministro de Economía en reemplazo de Hernán Lorenzino. 
Según consignó ayer La Nación, el ala dura que encabeza Carlos Zannini , mano derecha de Cristina Kirchner, propone a Jorge Capitanich para ese cargo, y a Sergio Uribarri como jefe de Gabinete en reemplazo de Abal Medina, con el objeto de exponerlos y mostrarlos para que compitan con Daniel Scioli en la carrera presidencial de 2015. 
Pero a su vez Juan Manuel Abal Medina (sector moderado), se inclinaría por el tandilense, que cultivó una gran relación con la Presidenta y que empalmaría con la candidatura de Scioli.
Qué ocurrirá es un enigma. Bossio le dijo a El Eco que se quedaba en la Anses, pero es tan cierto que en este último mes estrechó buenos lazos con el Gobernador bonaerense, como que en definitiva, por más que quiera quedarse, si la Presidenta le dice que asuma la cartera de Economía, no tendrá más remedio que hacerlo.
 
NUEVO OBJETIVO
 
Por otra parte, trascendió que Diego Bossio estaría muy interesado en convertirse en el nuevo presidente del Partido Justicialista de Tandil. Las elecciones serán el próximo 15 de diciembre y ya no hay más tiempo para nuevas afiliaciones.
Tras las legislativas, el titular de la Anses juntó a la tropa en Buenos Aires. El gran ausente fue Raúl Escudero. Justamente, el que podría hacerle frente a Bossio al interior del partido.
A priori, el funcionario nacional estaría analizando muy bien la jugada, ya que los estrategas temen que el mutualista selle una alianza con el massismo que, sumada a los votos del peronismo “duro”, podría hacer que siga al frente de la sede de Pinto al 800.
Unas tres mil personas suelen votar en los comicios partidarios, que son cerrados. El dato a tener en cuenta sería que muchos integrantes de las agrupaciones juveniles, que apoyaron al bossismo en la última campaña, no estarían afiliados y no podrían votar. 
 
RADICAL COMEDIDO
 
Tal se publicó en ediciones pasadas, al celebrarse los 30 años de la recuperación de la democracia el radicalismo realizó un acto para recordar aquella jornada histórica que llevó a Raúl Alfonsín a la presidencia de la Nación. 
Todos los presentes coincidieron en lo emotivo del acto, a partir no sólo de los reconocimientos que se realizaron a dirigentes locales por aquellos años de militancia, sino también por el armado de las imágenes y discursos que reseñaron esos días, resaltando la figura del ex presidente. 
Todo muy lindo hasta que un dirigente se zafó del protocolo e incomodó a los organizadores, siendo que no estaba pautado y tampoco estaban seguros hacia dónde iba a disparar la alocución.
Parece que Oscar “Tito” Maggiori, además de recibir la distinción como otros tantos, tenía ganas de hablar, y allí tomó el micrófono y se explayó sobre sus vivencias. 
Algunos correligionarios empezaron a especular sobre la actitud tomada por el presidente de la Usina. O será porque ante tanto ostracismo público se quería sacar las ganas, decían unos, o porque ya se anotó para sobresalir en el presunto recambio que Lunghi prevé para el ejercicio entrante o ya se puso en carrera para el 2015.
 
ACOMODAMIENTOS
 
Y hablando de radicales, se presume que una vez disipada la puja política trasladada a La Plata donde se realizará el recuento de votos para conocer si el oficialismo se queda con el quinto concejal o si se debe conformar con cuatro, perdiendo así una banca de las que puso en juego pero sin dejar de mantener la mayoría legislativa, comenzará a debatirse sobre posibles cambios en el gabinete lunghista, a sabiendas de que comienza posiblemente a transitarse la era pos lunghista, según algunos correligionarios lo señalan.
En ese tren, no pocos delfines del pediatra aguardan definiciones y gestos del mandamás a la hora de confirmar continuidades y enroques dentro del equipo de trabajo, con la especulación de que dependiendo de las designaciones se podría visualizar su futuro político pensando –optimistamente claro- en la continuidad del gobierno en el 2015.
Según llegó a este Oído, no se descarta que alguna figura promisoria dentro del radicalismo, que ya ha sido ungida con el guiño de varios para ser el heredero del pediatra, como así también puso en juego sus chances como candidato (ganando por más votos que los ahora logró Magnasco), piense en dar un paso al costado dentro del séquito del jefe comunal para dedicarse de lleno a la carrera por la intendencia.
 
DEBATE
 
En el debate interno que se vendrá en el radicalismo precisamente se discutirá si se fortalece el ideario radical o se sigue hablando del lunghismo. Nadie aún se anima a decirlo abiertamente, pero por lo bajo ya varios dirigentes de peso dentro del Comité lo empiezan a tirar sobre la mesa. Sí hay coincidencia en no hacer público el debate durante el año que viene para no “darle de comer a las fieras” y crear una inestabilidad política interna innecesaria. 
De todos modos, es indisimulable que hay al menos dos sectores internos: los que entienden que ya es hora del recambio y los que consideran que el dueño de los votos, léase Lunghi, tiene cuerda para rato. De los primeros, quien no tendría inconvenientes en comunicar al propio pediatra la necesidad de una renovación sería el senador Carlos Fernández. Desde dicha corriente se menciona con chances de ser candidatos a Atilio Magnasco, Marcos Nicolini y Mario Civalleri, quien en detrimento de los otros dos nunca puso el cuerpo en una lista durante la década ganada. Tampoco otros descartan al más lunghista que radical: Juan Pablo Flolik. Todos, especulan, podrían transitar la experiencia de Unen en Buenos Aires, compitiendo en la interna para posicionarlos.
De todas formas, unos y otros son conscientes de que la última palabra la tendrá el propio Intendente, quien, como se sabe, ahora hasta su propia familia está contenta y orgullosa del rol que le toca en suerte al frente de la intendencia, no como en otras oportunidades se especulaba…
 
TIEMPO PARA MILITAR
 
En los últimos dos años de la gestión del intendente Lunghi se han desencadenado distintos inconvenientes con la recolección de residuos, que los vecinos de las zonas más alejadas se encargaron de hacer públicos. Si bien durante la campaña electoral todo anduvo mejor, algunos memoriosos destacaron que muchos de los problemas –sobre todo con el personal- no ocurrían cuando Lino Fernández estaba al frente del área de Servicios.
Es cierto que el jefe comunal intentó por todos los medios que Lino no dejara su puesto para jubilarse y lo tentó para que siguiera en el cargo de carrera que lo tuvo como referente por décadas, en un área verdaderamente sensible para la población.
Finalmente, Lino se retiró y Servicios atraviesa cíclicos desbarajustes. Pero ahora, que el ex director tiene tiempo libre le dedica algunas horas a la militancia. Es por eso que el domingo de las elecciones por la noche se lo vio en el Centro de Estudios Néstor Kirchner acompañando a Pablo Bossio y al resto de los candidatos. Es más, fue un fiel asistente a los actos durante toda la campaña.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario