Con el oído agudo

REBELION EN LA GRANJA



No sin intención, correligionarios hicieron llegar a este Oído una especie de “rebelión en la granja comiteril”, a partir de la -así la calificaron- “empalagosa” relación de su máximo líder vernáculo, el intendente Miguel Lunghi, y el gobernador Daniel Scioli.

Al parecer, no sólo el enojo les cabe a justicialistas varios porque el motonauta ensalza en cada visita al hombre que deben enfrentar en las urnas otra vez, sino también radicales ya muestran fastidio y hasta hastío de dicha vinculación “por conveniencia”. 

Si bien aceptan el latiguillo aquel de que ambos exponentes responden ante la recurrente pregunta mediática, acerca de la saludable y efectiva -como afectiva- relación institucional, que se trabaja por la gestión por encima de las banderías políticas, etc., etc., etc., no pocos se animan a criticar (por ahora en los pasillos del comité de calle Mitre) que el pediatra gastó la frase de que es radical de cuna y de muerte, pero por abajo -y a esta altura ya explícitamente- “juega” al corte de boleta con el ex motonauta.

Le señalan, no sin encono, que Lunghi habla de “morir” con la boleta 3 (acerca de la lista única del radicalismo), y reniega y se enfada por las alianzas que el centenario partido hace más allá de las fronteras serranas, pero luego no tiene empacho de coquetear y apostar al corte de boleta en la práctica, enorgulleciéndose de aquello de “aislar” al partido y jugar cual vecinalismo.

“Dice que hay que ir solos, que no está de acuerdo con una alianza con Macri, pero después ´tranza´ con Scioli por abajo”, dijo un radical que suele marcar la cancha interna a la hora de explicitar sus diferencias más allá del éxito de la gestión y lo que hasta aquí depararon las urnas. Habrá que ver hasta dónde llega la rebelión intestina. Si se trata de una queja y sólo eso, o desemboca en un planteo formal a la hora de la exposición que Lunghi debiera tomar en el terreno electoral que se viene.



PLAQUETAS Y POCAS CANCHAS



Con buen tino, una vez más el Intendente y sus colaboradores agasajaron al elenco de Boca por elegir la ciudad como destino de pretemporada. Elección que potencia a la ciudad en materia de promoción turística.

Sin embargo, además de los gestos, bien sería que se preocupen y ocupen de una falencia que vuelve a evidenciarse, con el riesgo de que en un futuro no se tenga más a un equipo para agradecer su estadía en Tandil.

Es que el estado de los campos de juego volvió a estar en el foco del debate del ambiente futbolero, como así también la queja explícita de los integrantes de la delegación xeneize, siendo que se encontraron con campos de juego no acordes a las exigencias que el alto rendimiento demanda. Según se hizo llegar a este Oído, a tal punto fue el fastidio que el técnico pensó en entrenar exclusivamente en la cancha de Ferro, siendo que el otro espacio elegido en esta temporada no cubría las expectativas. 



HABLAR Y HACER, EN EL CONCEJO



La sesión extraordinaria del último jueves del Concejo Deliberante, la primera del año, arrancó con un contundente descargo por la prórroga a la concesión del Balneario del Sol y con fuertes intercambios entre oficialismo y oposición por un pedido de excepción con convenio urbanístico.

El cruce, que se extendió por casi una hora, fue en torno a la herramienta que le permite al Municipio recibir un canon por parte de una cadena internacional para la construcción de un hotel en la zona de El Paraíso.

Cuando el tema parecía agotado, y las posturas claramente expuestas, el concejal del radicalismo Sergio Lunghi pidió la palabra. Primero se excusó y dijo “no soy un gran orador”, pero después señaló que los puntos tratados “se trabajan en comisión”.

Con la aclaración hecha cerró su exposición citando al Intendente: “Sigan hablando que nosotros vamos a seguir haciendo, y por el bien de los ciudadanos de Tandil”.

El edil hizo referencia a la frase que el jefe comunal pronunció durante una entrevista exclusiva con este Diario -“Ellos hablan, yo hago”-, que incluso comenzó a circular por las redes sociales y ya suena casi a un eslogan de campaña.

La lectura del concejal oficialista generó la molestia de su par del Frente Renovador, Beatriz Fernández, que salió a rechazar el planteo. “No amerita que un integrante del Deliberativo, en un recinto parlamentario, en un lugar donde se viene a debatir, nos venga a decir que tenemos que cumplir rol del Departamento Ejecutivo”, fustigó.

“El Intendente tiene que hacer, para eso fue elegido. Nadie le pone piedras en el camino, éste es un lugar de debate, donde las ideas se explayan y se manifiestan sus dudas y certezas”, dijo con énfasis la referente del massismo en la ciudad.



HECHOS QUE NO SE BORRAN



Tras inaugurar y recorrer el edificio del Comando de Prevención Rural, ubicado en la Ruta 226 y La Pampa, el gobernador Daniel Scioli salió y se apostó delante de un banner institucional para la foto. Tras ubicarse con algunos funcionarios, preguntó quién es el presidente de la Sociedad Rural de Tandil. “Angel Redolatti” le respondieron, y enseguida lo invitó para fotografiarse junto con otros referentes del sector. “Los mismos que me tiraron los huevazos”, bromeó el mandatario bonaerense, remontándose al episodio que vivió en 2008, tras la arremetida pública encabezada por un grupo de ruralistas locales en la inauguración del Hospital de Niños, en el marco del conflicto por la Resolución 125 -fijaba retenciones móviles a los granos- tomada por el Gobierno nacional. 

“Ahora nos llevamos bien”, le respondió uno de ellos. Un episodio que por lo visto el Gobernador no pudo olvidar, pese al paso del tiempo y sus años en la gestión. 



EL DESMAYO DEL PRIMER DIA



En el marco de su paso por Tandil, el gobernador Daniel Scioli formalizó el inicio de clases de la Unidad de Policía de Prevención Local. En la nueva sede de la Patrulla Rural, lo aguardaban inmóviles y ordenados en filas, los 200 aspirantes de la nueva fuerza, a pleno rayo del sol. 

El mandatario bonaerense llegó alrededor de las 11.15, quince minutos más tarde de lo previsto. Una vez iniciado el acto formal de inauguración, mientras las autoridades daban sus discursos al público presente, una de las jóvenes aspirantes se desmayó y rápidamente fue asistida. Es que hacía varios minutos que estaban parados bajo un sol agobiante, sin sombra.

Desde la organización del acto y dentro de la órbita provincial se cuestionó por qué no se previó un espacio en el que puedan aguardar a las autoridades amparados bajo un gazebo o techo de lona. Esta persona vinculada al área de prensa comentó que en su momento se lo había transmitido a una autoridad, quien le habría respondido: “Si no soportan 45 minutos al sol, entonces que desistan de ser policías”. Una respuesta contundente y poco alentadora para los miles de jóvenes que, con ilusión y vocación de servicio, eligen ser parte de la fuerza para bregar por la seguridad de toda una población. 



CULTURA PARA POCOS



Hasta este Oído llegaron las quejas por la situación que se vive en el área que conduce Natalia Correa. Puntualmente, algunos trabajadores del arte se lamentan porque lo que fue una Dirección de Cultura de “puertas abiertas” se ha convertido en una Subsecretaría con “candados”.

En esa línea, le cuestionan que presenta muy poca incidencia en la comunidad y continúa llevando adelante una agenda “prácticamente arcaica, carente de interés y creada hace diez años, con mínimas incorporaciones de eventos como Aguante la Cumbia y Sábados de Bailongo”.

Describieron que es incontable la cantidad de gente que pasa horas aguardando que la subsecretaria los atienda, instituciones que están “cansadas de esperar respuestas o una atención más considerada”, lo mismo que grupos de teatro, folclóricos y musicales capacitados y sin escucha o “cabida” para esta subsecretaría.

Un ejemplo para estas críticas, lo vivió la peña El Quebracho que fue seleccionada para el Pre Cosquín. Con la responsabilidad y el honor que eso supone, sus coordinadores solicitaron el Teatro del Fuerte para ensayar y sólo les brindaron una tarde para hacerlo.



GANADORES NINGUNEADOS



Sumado a estas críticas, dejaron trascender que el Intendente aún no recibió ni felicitó en su despacho a los dos ganadores de medallas de oro de los Juegos BA 2014, que se desarrollaron en Mar del Plata. Aunque lo hizo informalmente, casi de casualidad, el día 10 de noviembre, feriado por el Día del Trabajador Municipal.

Carlos Mansilla, ganador en cuento, y Américo Rubio, en pintura, iban a ser despedidos antes de partir como representantes en los Torneos Nacionales Evita, en la categoría Adultos Mayores. El jefe comunal no estaba enterado y fue a brindar un improvisado saludo sin saber porqué lo hacía. Signo de las grandes y severas faltas de comunicación que siguen sucediendo en el área de Cultura y Educación.



EN TODOS LADOS



El diputado Mauricio D'Alessandro no para. De personalidad alegre e hiperactivo, esta semana fue noticia en todos los medios y en las redes sociales tras conseguir, amparo mediante, frenar el nombramiento de dieciséis fiscales subrogantes propuestos por la procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó. 

En simultáneo a esto -y a todas sus apariciones en canales de televisión y radio-, el tandilense tuvo resto para ocuparse del armado local del Frente Renovador, espacio que ya lo cuenta entre sus filas en calidad de dirigente. 

Estaba aún al aire por Tandil FM (104.1 de El Eco Multimedios) la concejal massista Beatriz Fernández, cuando D'Alessandro tuitió “ya la llamo”, arrobando al programa Dulce o Amargo. Es que el intento por mantener una reunión con quien ocupa la única banca del Concejo con el sello del Frente Renovador se había visto frustrado días atrás por problemas con el celular de la experimentada edil. 

Fue así que la radio de El Eco ofició de puente entre ambos, aunque el diputado estaba en Buenos Aires y muy ocupado con la presentación de la medida cautelar que le dio el primer rédito a Sergio Massa tras haber “abrochado” en su espacio al mediático abogado. 

La capacidad de Mauricio D'Alessandro para estar atento a todo resulta increíble… 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario