Con el oído agudo

 
 
MENOS GENTE EN RESTO
 
El dueño de un restaurante local le comentaba a este Oído que en los últimos meses ha declinado la actividad, y que los comensales que antes eran “fija” cada semana, siguen siendo clientes pero rotan por otros sitios, razón por la cual el que iba semanalmente, ahora con suerte lo hace una vez al mes, y esa alternancia motiva sitios llamativamente vacíos en días considerados clave para la gastronomía. 
Cerró Manolo, pero abrieron Chapeaux, Lo de Lavié, el restó de Caro, se reinventa La Giralda (ahora de la mano del mismo dueño de Lo de Martín),  abre otro en Belgrano al lado de la Escuela 1, hay un nuevo sushi, más pizzerías y cada vez, también, más casas de familia que “cocinan para afuera” .
La oferta es cada vez más amplia, y esto, sumado a bolsillos menos rendidores, hace que más de uno analice si vale la pena seguir.
 
DEPRAVADO CON GUSTO CARO
 
El carnicero de Tapalqué, como se lo conoce, nació en Tandil, estudió acá, tiene en la ciudad a su ex mujer y a su hija, fue pastor, y conocido por su pasión por los autos de lujo.
Un agenciero tandilense recuerda que hace once años le vendió un Mercedes Benz de color gris, y dice que siempre le llamaron la atención su educación y buen vestir. En más de una ocasión, también le insistió a un empresario tandilense hotelero para que le vendiera su Audi TT negra. Por entonces, Torres apenas superaba los 30 años y decía vivir muy bien gracias a la venta de muzarella en importantes supermercados de Capital Federal.
Quienes lo conocieron, se sorprenden con esta historia que mantiene en vilo la atención pública de todo un país a raíz de la menor que tenía secuestrada y a quien obligaba a prácticas sexuales aberrantes, hasta con animales y vagabundos.
Pero no sólo eso: al parecer estaba en la mira de los asesores de Cagnoli porque el logo que Torres había creado para sus chacinados era una burda copia en formas y colores, del tradicional azul y rojo que desde hace tanto tiempo identifica a los productos Cagnoli.
 
EL SILENCIO DE ESCUDERO
 
En los últimos días muchos espacios periodísticos se han ocupado con la  “novela del Frente Renovador”. Que Díaz Cisneros debe ser el dos, que Massa no quiere que dejen afuera a Mansilla (y para no ser tan evidente, lo suma a López), que el PRO no hubiese logrado tantos votos de no ser por el aluvión massista…
Sin embargo, el alineamiento de Escudero con la lista del FPV pasó casi desapercibido, siendo que no se trata de una cuestión menor. Sobre todo, por lo que siempre dijo el mutualista de los Bossio, por la acusación que le hizo Iparraguirre (lo trató de tránsfuga) y porque ya había circulado una foto de Escudero con Massa.
El más verborrágico de los políticos del pago chico, el que siempre nos tira un título, esta vez optó por callar. Dicen que se fue a Córdoba, y que mañana vuelve.
No son pocos los que se mueren por escuchar de su boca loas a la lista que muy probablemente lo instale de nuevo como concejal tandilense. ¿Lo hará “de una”, sin ponerse colorado?
 
 
REPORTEROS Y TESTIGOS
 
El conflicto entre los trabajadores afiliados a la UOM y los titulares de la firma Apaz Madrid pasó por todos los climas durante otra agitada semana. El lunes hubo una audiencia trunca en el Ministerio de Trabajo. Los dueños decidieron no ingresar y argumentaron temor ante la presencia de integrantes del sindicato.
Ya con la fábrica tomada, las partes regresaron el viernes a la sede de la dependencia provincial. En la vereda, varios periodistas, fotógrafos y camarógrafos aguardaban a los protagonistas.
Carlos Romano rompió el hielo: “Filmen y saquen fotos a los árboles y a los balcones de los edificios, así salen los francotiradores”, dijo elevando la voz para que todos lo escucharan. “¿Vieron la película ‘Mi pobre angelito’?”, lanzó de modo retórico. “Este no es más un pobre angelito”, dijo señalando al abogado Alejandro Apaz.
Lejos de reaccionar, apostado en la vereda de la delegación laboral al empresario se le escapó una sonrisa, como festejando las ocurrencias del sindicalista.
 
MEDIADOR ACUSADO
 
En plena toma de la planta de Apaz Madrid, los integrantes de la comisión directiva de la UOM ofrecieron su lectura de los últimos conflictos que se suscitaron en empresas metalúrgicas.
“En todos estuvo metido Farah”, coincidieron los sindicalistas y vincularon al presidente de Apymet con el gobierno de Miguel Lunghi. También repasaron las situaciones que vivieron firmas como Fungris y Metalúrgica Egea, y recordaron el caso del transporte Filardi donde intervino el gremio de Camioneros con Pablo Moyano a la cabeza.
La política atraviesa estas situaciones. Una de las señales claras es que el secretario de Organización del gremio, Angel Menna, quien fue el sexto en la lista del Frente para la Victoria que encabezó Pablo Bossio en las PASO.
 
QUEDO CERCA
 
Finalmente, la lista de Enrique Vistalli, representante del espacio Unión  con Fe, se quedó afuera de las elecciones legislativas que tendrán lugar el próximo 27 de octubre.
Según pudo comprobar este Oído, el escrutinio final indicó que el titular de Aredis obtuvo 1076 votos, que representan el 1,49 por ciento de los sufragios que se contabilizaron el 11 de agosto.
Una verdadera decepción para Vistalli, quien había salido a decir que contaba con el número de votos necesarios para competir por una banca en el Concejo. De todos modos, quedó cerca, a sólo un punto. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario