Con el oído agudo

 

¿SE ALEJA AUZA?
 
El viernes, como se anunció, se reunieron en la Cascada los máximos referentes del Justicialismo local, incluidos los concejales actuales. Sin embargo, hubo una ausencia notoria. La de Néstor Auza. Fuentes confiables aseguraron que no hubo invitación para él, que ya Diego Bossio no lo tiene en cuenta en su proyecto y que el propio ex rector habría reconocido entre sus amigos que Bossio, Iparraguirre y Tassara están haciendo "rancho aparte" y por ende… apartándolo.
Lo que nadie sabe es si esto será definitivo o no. Auza, vale recordarlo, fue referente de Scioli en Tandil hasta que empezó a asesorar a Mariotto. Pero al parecer después volvió. Y el gobernador otra vez lo cobijó.
 
 
SUMA NUEVOS ACTORES
 
El citado distanciamiento con el ex rector pareció relajar los ánimos y descomprimir el espacio para que regresen otros actores hasta ayer por fuera del paraguas bossista.
Precisamente se leyó de las reuniones mantenidas que Bossio supo sumar a muchos dirigentes que ayer no participaban, incluso se gestaron reuniones individuales y, luego, todas las agrupaciones se vieron las caras en el local de Gestar, donde principalmente debatieron las próximas movidas por hacer hasta fin de año, teniendo como premisa lo que se hará en todo el país acerca del famoso 7 D, donde el kirchnerismo propondrá movilizaciones a lo largo y a lo ancho del país.
Pero además de las futuras movilizaciones, también hubo tiempo para pedirle al hombre de la Casa Rosada un gesto de grandeza política, considerando que si hay un alejamiento explícito del ex rector Néstor Auza, pues se tomen decisiones para con sus delfines que hasta ayer participaron de las reuniones, léase Fernando Rossi y Facundo Llano, a quien incluso le achacan pocos reflejos para abortar la movida de los adjudicatarios del Falucho 53 en las narices del mismísimo Bossio. Es más, según voces venenosas, dicen que alguien que participó del reclamo pertenecería a Civilidad. 
 
 
LUNGHI SERIO
 
Finalmente, y tal como se había señalado en este oído, el Intendente estuvo cerca de la presidenta de la Nación, y fue especialmente invitado.
El doctor Lunghi se enteró de la cuestión por este diario, incluso antes de recibir la invitación, a la que -como corresponde- no rehusó.
Sin embargo, lejos de mostrarse feliz, parecía empecinado en mostrar su rostro más adusto, a punto de que -según dicen- hasta el mismísimo Parrilli preguntó: -"¿Qué le pasa al intendente de Tandil que está enojado?"
 
VECINOS MOLESTOS
 
Tal como se difundió durante el fin de semana, el radicalismo realizó una correcaminata que bautizó “La 1891”, que contó con un interesante número de participantes. Hasta el mismísimo jefe comunal participó de la caminata junto a alguno de sus colaboradores, entre ellos muy pegadito a él el jefe de Gabinete, Marcos Nicolini, todo un gesto para una futura sucesión. 
Todos muy conformes en cuanto a la organización entre los correligionarios, a no ser por la catarata de quejas de vecinos y turistas que se hizo oír por la iniciativa deportiva-política.
A saber, la competencia arrancó a las 9.30, en plena calle Mitre con un animador muy efusivo que arengaba a los participantes acompañado por una fuerte música.
No fueron pocos los vecinos del edificio de la cuadra, como los mismísimos turistas que se alojaron en el hotel de la cuadra que se vieron sorprendidos y saltaron de sus respectivas camas por semejante bullicio, sorpresa que se trasladó en un sinnúmero de quejas y reproches por semejante escándalo en plena mañana dominguera. 
“Si pretendemos ostentar la etiqueta de ciudad turística tendríamos que cuidar un poco a los que nos visitan”, admitió uno de los radicales que ensayó una autocrítica al respecto.
 
LA CAMPAÑA DE CARLITOS
 
Hablando de correligionarios, si bien el senador tandilense Carlos Fernández recibió una distinción de sus pares recientemente, elegido como uno de los mejores legisladores del Senado bonaerense, sus días pasan preocupados por definir su futuro político más que para andar festejando distinciones.
Es que el radical es consciente que se vence su mandato en la banca y la tendrá muy, pero muy difícil, a la hora de renovar por cuatro años más, teniendo en cuenta el complejo escenario electoral que se presenta. 
Dicen los que saben, que para eso tendrá que acordar con el FAP y, juntos, lograr un porcentaje necesario para no sufrir sobresaltos a la hora de ocupar una banca, cuestión nada sencilla de resolver habida cuenta de los intereses de las fuerzas que compondrían esa futura alianza.
Asimismo, se reconoció que Carlitos –para los amigos y no tanto- tenía en verdad intenciones de progresar en la carrera legislativa, esto es ocupar una banca como diputado nacional y dejar su espacio a otro dirigente que surja de Tandil, desde calle Belgrano o, mejor dicho, de calle Mitre. 
Pero una diputación resultaría aún más complicada de obtener, habida cuenta que Ricardo Alfonsín iría por su renovación y colocar en la lista dos hombres de la quinta sección sería mucho para las apetencias de otros correligionarios que componen el importante como controvertido abanico bonaerense, que vale destacarlo, cuenta con mayor poder electoral en Mar del Plata.
 
GRUPO Y SU TECNICO
 
La ubicación de Grupo en la tabla del Argentino B preocupa a dirigentes, cuerpo técnico y jugadores.  Nadie imaginaba, a esta altura, que el equipo iba a estar en zona de descenso directo.
Y en los espacios radiales deportivos,  la última semana hubo comentarios para todos los gustos. En dos de las AM se habló de que si hoy Grupo como local no vence o al menos empata con Liniers, Tenaglia dejará de ser el DT. Y fueron más lejos aún. Hasta tiraron el nombre de un probable reemplazante: Ignacio Alvarez Castillo.
El deportista, que recientemente terminó su campaña en Italia,  posiblemente se haga cargo de las divisiones menores de Grupo, pero de ahí a que sea el técnico en el Argentino, hay un largo camino.
Lo único seguro es que el futuro de Hugo Tenaglia depende de lograr buenos resultados en los próximos partidos. Si al final de la primera rueda sigue en zona de descenso, será muy difícil que siga, ya sea por voluntad propia o porque el club se lo pida. 
 
A LAS PIÑAS
 
A propósito de deporte, quien se las vio fuleras fue uno de los protagonistas del festival de boxeo que se montó en el Club Defensa, pero horas previas a los combates en el cuadrilátero, más bien abajo, en el mismísimo pesaje.
Según llegó a este oído, una de las púgiles increpó a uno de los organizadores porque había un candidato a boxear que era menor y el reglamento indica que no lo puede hacer.
La discusión fue subiendo de tono hasta que el hombre, lejos de consustanciarse con los días transitados (se conmemoraba la lucha contra la violencia de género)  recordó sus viejos tiempos de box y le lanzó una trompada que la púgil femenina supo esquivar con excelentes reflejos. Allí apareció en escena un amigo de la boxeadora y salió a defenderla a piña limpia, aplicándole varios trompis al veterano hombre del boxeo. 
Si bien desde la comisión organizadora minimizaron el encontronazo existiría  una exposición policial sobre las agresiones que se dieron en pleno combate, y no precisamente arriba del ring.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario