Con emoción y un homenaje al fiscal Strassera, el radicalismo conmemoró el Día de la Memoria

Ayer por la mañana, frente al monumento a la Democracia y Contra los Golpes de Estado, miembros de la Unión Cívica Radical conmemoraron el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia. En la oportunidad, el presidente de la Juventud Radical, Leandro Müller, llamó a “volver a pasar por el corazón” cada 24 de marzo. Desde el partido, además, se honró al fiscal fallecido el 27 de febrero pasado, doctor Julio Strassera, a cargo del juicio contra las Juntas Militares que gobernaron la Argentina entre 1976 y 1983.

El acto comenzó a las 11 y contó con la presencia del intendente Miguel Lunghi; el senador provincial Carlos Fernández; concejales; secretarios, directores y demás funcionarios del Ejecutivo; autoridades partidarias y militantes.
Tras las estrofas del Himno Nacional Argentino, al momento de los discursos, el encargado de pronunciar unas palabras fue el presidente de la Juventud Radical, Leandro Müller.
“Nos encontramos reunidos para conmemorar un nuevo aniversario de lo que fue la época más oscura de la Argentina. Etimológicamente, recordar está ligado con volver a pasar por el corazón, nosotros recordamos y volvemos a pasar por el corazón este momento porque lo sentimos como propio, momentos que nos afectaron y nos tocaron como radicales que somos”, expresó el joven militante.
Manifestó que año tras año el recordar y “hacer memoria” significa que nunca más, a ningún argentino “le toque vivir esa situación de desesperación, de persecución, de exilios y hasta la misma muerte de miles de inocentes”.
Desde la Juventud Radical, explicó también que cuando se habla de memoria por la verdad y la justicia es imposible obviar a Raúl Alfonsín, no sólo porque fue el presidente luego de la larga lucha de la dictadura sino porque fue quien afianzó la democracia en los tiempos más difíciles que ha atravesado la República.
Lo recordó como “un gran humanista que, en su primer discurso una vez electo como presidente de la Argentina, dijo: `Hemos ganado, pero no hemos derrotado a nadie, todos juntos hemos recuperado nuestros derechos´. Por eso hoy es nuestro deber seguir todos juntos defendiendo a la República y los derechos humanos”.

Fechas con
valor histórico

Luego, en nombre de la comisión directiva de la UCR, Julio Elichiribehety recordó y honró con unas sentidas palabras al fiscal del Juicio a las Juntas Militares, doctor Julio César Strassera, fallecido hace unos días.
Manifestó que “estamos aquí reflexionando sobre el período más oscuro de nuestra historia, estamos rememorando aquel 24 de marzo de 1976, fecha fatídica en la cual se produjo el último y más cruento golpe de Estado en Argentina”.
Pero subrayó que “estamos, también, a 30 años del hecho histórico más importante en materia de reparación a la violación a los derechos humanos que haya tenido no sólo Argentina, sino todos los otros países de América Latina: el Juicio a las Juntas Militares”.
Recordó que “entre el 22 de abril y el 14 de agosto de 1985 se realizó la audiencia, que llevó más de 530 horas. De aquel hecho histórico, conocemos algunos pasos de enorme coraje político y algunas fechas trascendentes de enorme valor histórico”.
Entre ellas, Elichiribehety mencionó el 15 de diciembre de 1983, cuando cinco días después de asumir como Presidente, Raúl Alfonsín sancionó “el decreto 158 por el cual ordenaba procesar a las tres Juntas Militares que dirigieron la Argentina desde el golpe militar del 24 de marzo de 1976 hasta la Guerra de las Malvinas”.
Valoró también que, ese día, creó una Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), integrada por personalidades independientes para relevar y documentar, registrar casos y pruebas de violaciones de derechos humanos, fundar así el Juicio contra las Juntas Militares.
En ese contexto, advirtió que los militares hicieron todo lo posible por evitarlo, y se intentó poco antes de iniciarse el juicio una operación para impedirlo, a cambio del reconocimiento de los miembros de las juntas de su responsabilidad en los hechos que se le imputaban.

Su rigor
y valentía

Elichiribehety transmitió lo que dijo Julio Strassera en una entrevista: “’Lo que sucede es que ni yo mismo pensé que podíamos llegar a la instancia del juicio a las Juntas. Se había modificado el Código de Justicia Militar. Yo jamás me imaginé que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas se iba negar a juzgar. Lo único que tenía como viable la Cámara era la eventual apelación de los resultados. Pero lo que sucede es que el Consejo Supremo se negó a juzgar y la Cámara tuvo que abocarse. Y siendo yo el fiscal, me puse a trabajar como correspondía nombrando como adjunto a Luis Moreno Ocampo´”.
Así, recalcó que Julio Strassera llegó a interpelar a los militares del proceso, siendo el hombre que “construiría su propia historia con rigor jurídico y valentía”.
“Durante cuatro meses plantearía sus argumentos, testigos, las víctimas del dolor hablarían, él presentaría las pruebas y luego expresaría el memorable alegato cerrando con la frase que aún nos provoca admiración y emoción, aquel: `Señores jueces: nunca más´”, enfatizó.
Posteriormente, su figura tomó dimensión y reconocimiento internacional, siendo en distintos países distinguido y condecorado por universidades. “Su vida se transformó en pública, y él llevaba ese reconocimiento con dignidad y humildad, esa humildad con la cual nos encontrábamos al recibirlo cada tanto en nuestra ciudad”, contó.

Sus visitas
a Tandil

Recordó así aquella primera vez que Strassera visitó Tandil, en 1996, oportunidad en la que cerró un ciclo de charlas en la Universidad y luego fue al comité, donde le entregaron una plaqueta. Tras agradecerla, dijo: “La gente me distingue por haber hecho simplemente lo que correspondía” y su amigo Elichiribehety agregó que “compartió un rato con todos y cada uno, fumando intensamente, saludó y dijo que volvería”.
“Lo hizo una decena de veces, se acercaba a nuestra ciudad, descansaba, compartía y discutía, lo hacía de igual a igual, fuera el interlocutor joven o no tanto, siempre con pasión y respeto. En ese afecto recíproco fuimos construyendo una relación, nosotros sabíamos que él nos visitaría y habría un debate intenso, reuniones con la juventud, con amigos y sería la política el factor predominante”, describió.

Su dolorosa
partida

“Y así vino a la ciudad, el 8 de febrero, nos visitaría nuevamente y compartiríamos unas empanadas y seguramente alguna discusión, pero la salud le dijo que esta vez no, que esta vez lo acompañaríamos desde otro lugar. Así, lo trasladaron y nos quedamos preocupados, pasaron los días y el 27 de febrero nos dejó”, lamentó.
Confió que con su partida, Strassera “dejó una enorme tristeza, dejó su afecto, su sabiduría y su humildad, nos dejó su coherencia, nos dejó con ganas de decirle: `Hola doctor ¿cómo le va?´”.
Desde el Comité Radical expresó que “le decimos infinitamente gracias porque nos permitió compartir, conocerlo y saber que en cada encuentro su figura nos acerca y nos convoca. Hoy nos encontramos nuevamente en un acto de estricta justicia para recordar al amigo, jurista, fiscal, al hombre que ayudó a construir la mejor historia, la mejor historia en la inclaudicable lucha por la verdad, la justicia y la defensa de los derechos humanos. Julio Strassera simplemente gracias”.
Por último, el intendente Miguel Lunghi; el presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik; el presidente de la Unión Cívica Radical local, Matías Civale; el presidente de la Juventud Radical, Leandro Müller; y el senador provincial, Carlos Fernández, descubrieron la placa en su reconocimiento, dando así por finalizado el acto por el Día de la Memoria por la Verdad y Justicia. u
El intendente Miguel Lunghi junto a demás autoridades locales descubrió la placa en reconocimiento al fiscal Julio Strassera, quien estuvo a cargo del juicio contra las Juntas Militares.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario