Con esfuerzo, padres de Gardey se harán cargo del traslado de los chicos a la escuela

Tras más de dos horas de intenso debate, los padres acordaron que se organizarán entre ellos, a partir del jueves, para trasladar a los chicos a clases. Pero advirtieron que hoy volverán a movilizarse al Consejo Escolar, al igual que el viernes pasado.
“Se resolvió que el jueves, con un esfuerzo de los papás, vamos a mandar a todos los chicos a las escuelas”, informó Anahí Gómez, presidenta de la cooperadora.
“Se van a organizar entre ellos, la directora se comprometió hasta ir ella a darle la tarea a la casa de los chicos que no puedan asistir”, aseguró.
Resaltó que esta alternativa es posible gracias “al esfuerzo de todos y que vamos a poner nuestro granito de arena para que puedan volver a la escuela”. No obstante, advirtió que seguirán con el reclamo porque “la Provincia nos tiene que garantizar que los chicos estén en la escuela”.
Mientras tanto, detalló que “la escuela primaria ya entregó hoy (por ayer lunes) un cuadernillo con tareas para que los chicos la realicen en sus casas porque van perdiendo 6 días de clase. Y en la escuela secundaria se va a trabajar de la misma manera, hasta tanto se resuelva esta situación”.

Movilizados
 
En tanto, ratificaron que durante la víspera se movilizarán hacia el Consejo Escolar y de ahí al Municipio, al igual que lo hicieron el viernes pasado. El jueves, en tanto, volverán a reunirse en las instalaciones de la institución educativa de Gardey para ver cuáles serán las próximas medidas a tomar.
En el marco del encuentro, todo parecía estar lejos de una solución. En un clima de desvelo, salieron a la luz varias opciones y puntos de vista que se entremezclaron con críticas hacia el Gobierno provincial que no está cumpliendo con el contrato pactado con empresarios del transporte rural –a quienes se les adeuda los meses de junio y julio- y que no hace más que profundizar la preocupación por el futuro de los chicos.
Entre los puntos más importantes, se conversó en torno a la puja existente entre la Provincia y transportistas, situación que deja como “rehenes” a los alumnos de las concentraciones rurales; sobre qué pasará el año que viene y cómo hacer para que los chicos vuelvan rápidamente a clases.
En este camino, varias fueron las alternativas barajadas. Se propuso pagarle ellos mismos al transportista encargado del traslado. Otros padres sugirieron no enviar a sus hijos a clases. Algunos propusieron exponerle a la comuna aceptar ellos los 3 mil litros de gasoil ofrecidos a los choferes tras la manifestación de la semana pasada, para poder ellos mismos hacerse cargo de los recorridos. Pero, por razones de seguridad en el traslado y de horarios laborales, la alternativa en cuestión quedó descartada.
 
La preocupación
 
“Les pido que no entremos en la discusión del transporte y la Provincia. Nosotros tenemos que lograr que los chicos vuelvan a la escuela”, dijo uno de los directivos, punto en el que coincidieron los más de treinta padres que participaron del debate.
En otro punto, una de las madres mencionó la protesta del viernes y propuso llegar “más allá”, es decir, iniciar gestiones propias para llegar a la órbita provincial.
Pero uno de los padres le comunicó que la ministra de Educación de la Provincia, Silvina Gvirtz, ya habría confirmado que quieren “pagar antes mayo”, por lo que expresó que “es muy triste la situación”.
Otra de las madres estimó que “el problema de ahora es mínimo en comparación a lo que va a ser el año que viene”, a la que se le sumó la voz de otros padres que también se mostraron preocupados sobre qué ocurrirá en los meses venideros.
Mientras tanto, el reclamo volverá a hacerse escuchar hoy, en un nuevo capítulo de un conflicto que se profundiza y en el que las respuestas aún no llegan.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario