Con espíritu conciliador, se reflotó Copecos y se delinearon las primeras acciones conjuntas

Proteccionistas y el director de Bromatología, Omar Olivera, junto al concejal de la UCR, Adolfo Loreal, y representantes del PAT, la Facultad de Ciencias Veterinarias y del Colegio de Veterinarios, participaron ayer de la primera reunión de Copecos. Dejando atrás las diferencias, lograron delinear acciones conjuntas con miras a “ser parte” de la solución definitiva de la problemática del perro callejero.

El encuentro se concretó ayer, a las 11, en la Casa de la Cultura. En la oportunidad, estuvieron además presentes el coordinador del predio de Zoonosis, Pablo Noya; y en representación del Colegio de Veterinarios y la Facultad de Veterinarias, Héctor Darío Fernández.

También participaron la representante de PAT, Adriana Damperat; por parte de la agrupación Mascotandil, Mariana Jara y el abogado Santiago Romay; Caminantes Caninos, Mabel Fabasulli y María Angel Conté; Patitas Perdidas, Susana Giménez; y los proteccionistas independientes Ana Gatti; Elsa Zalazar y Ezequiel Escudero.

Tras salir del encuentro, Santiago Romay y Mariana Jara realizaron una evaluación positiva de lo conversado y brindaron detalles a El Eco de Tandil de las principales líneas de acción abordadas.

En principio, el abogado Romay manifestó que “la reunión fue muy buena y todos estábamos para sumar”. Precisó que, en la oportunidad, se tomó la decisión formal de conformar nuevamente Copecos, “hacer un libro de actas” que lo tiene el doctor Olivera y que se lo entregará en los próximos días.

También se acordó un próximo encuentro para el jueves 30 en el que se nombrarán las autoridades que conforman la comisión y además se formalizará el convenio de colaboración entre los proteccionistas y el Ejecutivo para establecer las visitas a los caniles municipales.

En este primer acercamiento, indicó que se abordó la estrategia comunicacional del cronograma de castración, como así también se habló sobre “la proyección respecto al nuevo lugar donde estará Zoonosis y de la posibilidad de crear la Defensoría del Animal”.

Avanzar en la solución

Romay destacó que “el tema es ir avanzando e ir colaborando” y admitió en pos de ello que es necesario “vencer ciertos resquemores” entre las partes involucradas.

En tal sentido aspiró a “recobrar un camino seguro para reconstruir la confianza de los proteccionistas al Municipio, y viceversa, porque el trabajo conjunto beneficia a todos”.

Por su parte, Jara especificó que entre los temas tratados uno de los centrales fue el cronograma de las castraciones por los barrios y se propuso establecer “un sistema de turnos” para optimizar el procedimiento.

La continuidad de Copecos

Ambos plantearon que lo importante es encontrar “una solución” a la problemática del perro callejero y para ello “hay que dejar de lado el ego personal”, dijeron.

Romay resaltó que “la idea es darle continuidad a Copecos porque es fundamental para controlar la política animal del Municipio. Desde que no está, no se avanzó de una forma notable en lo que es la política para disminuir la fauna urbana en Tandil y es ahí donde necesitamos que Copecos se mantenga”.

Por último, Mariana Jara se dijo satisfecha por los avances logrados en este primer encuentro y apuntó a seguir trabajando en el mismo sentido. “La idea es trabajar y colaborar todos juntos porque perseguimos el mismo objetivo: sacar al perro de la calle y que esté en buenas condiciones”, finalizó la titular de Mascotandil

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario