Con expectativas, La Elena avanzará con las gestiones para concretar los estudios de suelo

Como se adelantó en la edición de ayer, el convenio contempla el desembolso de 50 mil pesos para llevar adelante los estudios geotécnicos necesarios que indiquen, por un lado, la existencia o no de reservorios de agua potable y, por otro, la cantidad y calidad de los mismos.

Una vez que se completen los pasos administrativos que exige el organismo, se contactarán con los profesionales que llevarán a cabo un análisis del subsuelo para determinar la existencia de recursos necesarios para garantizar el abastecimiento de las familias que viven en este momento en el barrio.

La barriada recibió con gran entusiasmo y ansiedad la noticia que renueva las esperanzas. “Lo primero es saber si hay agua”, confiaron desde la comisión vecinal. Para ello es necesario avanzar con las tareas de forma inmediata.

 

Con entusiasmo

El presidente de la comisión vecinal de La Elena, Luis Albornoz, se mostró “muy entusiasmado” con el acuerdo sellado con el Enohsa, destacó el trabajo iniciado meses atrás y aseguró que se trata de “un primer paso” necesario para detectar la existencia de agua en las napas de la zona.

En diálogo con El Eco de Tandil, calificó como positivo el encuentro con el administrador del organismo, Lucio Tamburo, que debió enmarcar el acuerdo a través de una asociación civil para poder girar los fondos comprometidos e implementar el proyecto.

“Se firmó un convenio con Redes Tandilenses, de la cual formamos una subcomisión interna”, indicó Albornoz en relación a la alternativa planteada. Ahora se abrirá una nueva instancia marcada por la búsqueda de los profesionales que llevarán adelante las obras exploratorias del suelo.

En ese sentido Albornoz anticipó que contactarán a un centro que depende de la Universidad Nacional del Centro para los estudios del subsuelo (que permitirá contar con una suerte de radiografía del terreno), y que posteriormente buscarán a un profesional que cumpla con la perforación en caso de hallar una fuente de agua.

De encontrarse un pozo sustentable desde el punto de vista de la cantidad y la calidad del recurso, continuarán con las gestiones como para elaborar un proyecto que contemple una red de distribución para que el agua llegue a cada una de las familias que habitan la zona.

“Es primordial determinar si hay agua o no en el barrio”, enfatizó el vocero de la barriada, quien destacó a su vez el apoyo de la comunidad en torno al reclamo.

 

Acciones concretas

Por otro lado, Luis Albornoz recordó que en marzo cumplieron con una primera reunión con las autoridades del ente nacional promovida por el director ejecutivo de la Anses, Diego Bossio, donde se replanteó el reclamo y se trazaron los pasos a seguir.

En abril, en tanto, un grupo de técnicos del organismo visitó la ciudad con el objetivo de recabar información de la zona y se acordó llevar adelante esta instancia para conseguir los fondos para ejecutar los estudios previos.

Dijo que el gerente técnico del ente, ingeniero José María Luján, fue quien “plantó las bases y propuso la exploración del suelo”.

Posteriormente continuaron las gestiones, que derivaron en la firma de un acuerdo y el compromiso de girar fondos para analizar la factibilidad de un pozo de agua.

Mientras tanto, aguardan del Ejecutivo una respuesta en torno al pedido de audiencia solicitado en octubre para dialogar con el intendente Miguel Lunghi sobre la financiación de la obra de agua para el barrio. 

 

Crecimiento poblacional

Pese a no contar con el servicio de agua corriente, la zona de La Elena evidenció un importante crecimiento en los últimos años.

Al respecto, Luis Albornoz indicó que contabilizaban alrededor de 130 familias distribuidas en las 20 manzanas que conforman el barrio, un punto alrededor del cual se generó cierto debate.

Sin embargo, se pueden apreciar nuevas construcciones: “Hay alrededor de 22 casas en proceso de edificación”, calculó el vocero, quien dijo que actualmente “todos dependen del aguatero para abastecernos porque hacer una perforación es muy costoso”. 
 

Pablo Bossio dijo que el acuerdo representa un paso “muy importante”

El concejal electo Pablo Bossio participó ayer de la reunión informativa y transmitió los detalles del acuerdo alcanzado luego de la audiencia con el ente nacional, que financiará los estudios de suelo necesarios.

El Frente para la Victoria viene impulsando esta iniciativa desde principios de año cuando los vecinos de La Elena le solicitaron un encuentro a Pablo Bossio, quien tomó el tema para intentar darle una solución a una demanda concreta que lleva varios años de reclamos.

Sobre el acuerdo alcanzado sostuvo que “creemos que es un paso muy importante para empezar a solucionar un problema que hoy aqueja a muchas familias tandilenses”.

Y agregó que los estudios, que deberán ser contratados por los propios vecinos del barrio, permitirán dar cuenta de las “posibles soluciones que será necesario llevar a cabo en materia de infraestructura para poder dotar de agua al barrio”.

En relación al trabajo que vienen desarrollando los habitantes de la barriada destacó que “verlos organizados, trabajando de manera conjunta en pos de un beneficio comunitario es algo que me llena de orgullo. Están trabajando para intentar resolver el problema de todas las familias del barrio. Y eso requiere de un enorme trabajo. De tiempo y esfuerzo, que son recursos finitos pero que cada uno lo pone a disposición para el beneficio del conjunto”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario