Con gratitud, docentes, alumnos y autoridades conmemoraron el Día del Maestro

Tras recibir a la bandera y entonarse el Himno Nacional, diversas autoridades educativas y políticas colocaron ofrendas florales en el monumento y se realizó un minuto de silencio en honor a Domingo Faustino Sarmiento.

La secretaria de la filial Tandil de la Asociación de Educadores Jubilados y Retirados de la Provincia de Buenos Aires, Carmen Barbaro, recalcó que “no hay argentino que haya contribuido al desarrollo de la educación” como Sarmiento y resaltó varios de sus logros que marcaron la historia.

Además, apeló a “reflexionar” sobre la posibilidad de revertir la situación que se vive en el ámbito educativo.

El intendente Miguel Lunghi recordó tiempos de la infancia en donde “era muy común escuchar a la pregunta: `¿qué querés ser cuando seas grande?´, responder: `maestra o maestro´, palabra que se pronunciaba con orgullo y que implicaba una fuerte vocación de servicio a la comunidad”.

Momentos en donde relató que “en la escuela la cosa iba en serio”, comparándolos con los tiempos actuales, en donde “las cosas están más complicadas”.

El jefe comunal comparó que “hace 50 años los maestros marcaban que sus peores problemas de indisciplina era la charla en clase, masticar chicle y correr en los pasillos”, poniendo de manifiesto que “la lista actual de los problemas en clase es una mezcla de anuncios policiales en el diario y los siete pecados capitales”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario