Con incertidumbre y falta de respuestas, 16 familias reclamaron por la entrega de sus casas de Procrear

En medio de los reclamos por las viviendas sin entregar del desarrollo urbanístico de Procrear, que se emplaza en el predio delimitado por las calles Quintana, Pujol, Buenos Aires y Trabajadores Municipales, los beneficiarios de las unidades de dos habitaciones en lote propio construidas por la empresa ganadora de la adjudicación, Riva SA, sumaron su pedido al Banco Hipotecario por respuestas frente a la incertidumbre que padecen.

Así, el planteo acompaña al realizado hace semanas por las 63 familias que aún aguardan por las llaves de los dúplex de tres dormitorios que construye la empresa Eleprint, y por las 25 que luchan por el mismo propósito en el marco de un complejo panorama que se desencadenó después del cambio de gobierno.

En este caso un grupo de adjudicatarios se presentó ayer ante las puertas del Hipotecario, en Rodríguez 730, para entregar un petitorio que repasa la realidad que atraviesan y deja asentado el reclamo por las unidades de dos dormitorios en lote propio sorteadas en abril de 2015 y asignadas un año después.

En definitiva, estas 16 familias que resultaron beneficiarias y cumplieron con todas las etapas “lo único” que aguardan son el boleto de compraventa y las llaves que les permitan finalmente acceder a su ansiada vivienda.

La demora
en la entrega

“La principal preocupación es la tardanza en la entrega de las casas”, definió Rosana Bulacio, una de las representantes de las 16 familias que tienen su casa asignada.

Los beneficiarios se mostraron impacientes ante las respuestas “muy genéricas” que recibieron del Banco Hipotecario y de Anses que “no nos dan respuestas a la problemática en Tandil, que son la falta de entrega de viviendas y la preocupación por la segmentación”.

A propósito del último punto, la vecina explicó que al momento de firmar la preventa se les fijó el posible monto de cuota a abonar para comenzar a cancelar el crédito hipotecario “pero ahora no sabemos si eso se va a mantener o no”.

“Estamos sin respuestas, pasa el tiempo y no sabemos qué cuota vamos a pagar”, remarcó y advirtió que el caso de cada una de las familias difiere en función de distintas realidades, por lo que el panorama se torna aún más incierto.

El precio de
las casas

Con respecto a las entregas Ailén Catauro sostuvo que en junio les habían advertido desde la entidad bancaria que el precio de las unidades habitacionales se había incrementado “pero no sabían a cuánto ni qué va a pasar”.

En ese momento, dos semanas después de completar el trámite administrativo para la aprobación del crédito “nos dijeron que las casas no se entregaban porque supuestamente habían subido de valor, entonces en el banco estaban esperando que les dijeran qué iba a pasar”. Por entonces el plazo estimado fue hacia mediados de julio “pero nunca nos dieron más nada, quedó ahí”.

Tras el repaso de las circunstancias a las que se afrontan, Bulacio sostuvo que “vemos que cada vez más lejana la posibilidad de tener la vivienda propia”, y marcó en referencia al espíritu del programa Procrear, que “apuntaba a la clase media y no sabemos si se va a respetar o no”.

Si bien este sería uno de los puntos que motivan la demora, Romina Bruni agregó que además “hay casas construidas en el medio que también limitan la entrega porque no tienen beneficiarios y nos dejan a nosotros sin certezas y nadie nos responde nada en concreto”.

El planteo hace referencia a las 138 viviendas de tres dormitorios en lote propio que quedaron pendientes para un próximo sorteo hasta que se complete el cupo de solicitantes.

La queja de los beneficiarios en relación a este punto es que “nunca nos dijeron que no se iban a entregar las manzanas porque estas casas no estuvieran sorteadas”, dijo y especuló que el proceso de entrega podría darse una vez que se complete la designación de todas las unidades de cada manzana. “Estando las casas de tres habitaciones sin sortear, obviamente no van a entregar algunas sí y otras no”, evaluó Bulacio.

Convocan a una reunión
general para beneficiarios
del desarrollo urbanístico

Unidos bajo una misma causa, adjudicatarios de viviendas del desarrollo urbanístico de Procrear convocaron a una reunión general para evaluar la situación y diagramar en conjunto acciones concretas. La cita será este sábado desde las 18 en el Centro Cultural Almafuerte, ubicado en avenida Santamarina 840.

A través de un evento creado por Facebook los organizadores citaron a todas las personas que salieron sorteadas, titular o suplente, que estén o no viviendo en el barrio.

“No importa tipología o empresa constructora, lo que importa es que querés tener tu casa propia, dejar de alquilar, vivir en un lugar seguro y bien construido, sin posibilidad de usurpaciones y, sobretodo, que sea ahora”, expresaron.

Y para finalizar instaron a los interesados a acercarse, informarse y participar “para que nada ni nadie pueda dejarnos afuera de este sueño”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario