Con la entrega de premios y el homenaje a Mercedes Morán, se despidió el Festival Tandil Cine

Autoridades municipales y de la Unicén fueron las encargadas de la entrega de premios, en tanto que Daniel Herrero, secretario de Extensión de la alta casa de estudios, ofreció el único discurso de la noche haciendo una referencia a los inicios de este encuentro en 2001, una época  difícil social y económica para los argentinos.
Sin embargo, apuntó que “el festival fue creciendo, afianzándose cada vez más con el tiempo”. El funcionario hizo hincapié en la activa participación de la Facultad de Arte en lo que hace a la impronta que se le está brindando al encuentro con producciones propias.
Seguidamente, se hizo entrega de la mención y premio El Sombrerito, confeccionado por los propios internos de la Unidad Penitenciaria 37 de Barker en la presencia de recluso Marcelo Eloísa y el representante de Cultura Edgardo Bancalá.
Muchos fueron los aplausos en este caso en particular, ya que desde hace varios años el festival está llevando el cine a la cárcel, brindando así un efecto integrador a través de los voluntarios de la Unicén que trabajan de manera solidaria con los internos.
 
Mercedes, 
al escenario
Cuando se apagaron las luces y sobre la pantalla se proyectó parte de la trayectoria de la actriz Mercedes Morán, una ovación llenó la sala mientras la actriz subía al escenario para recibir su premio. 
Y esto, entre otras cosas, decía: “Muchísimas gracias por el reconocimiento. Me he sentido así, reconocida, desde que llegué a esta ciudad. Agradezco a la gente que hace el festival, por hacerlo. Porque estas son las que mantienen vivo nuestro cine y me parece que la gente que organiza estos eventos se parece mucho a los que hacemos una película. Es casi una utopía llevar a cabo un sueño, se trabaja incansablemente para celebrar algo tan precioso como es el cine y lo mantienen vivo”. 
Expresó que “estoy enamorada de Tandil, una ciudad preciosa, donde se respira un espíritu maravilloso, con grandes espacios abiertos para que existan también cabezas abiertas y eso es así, entre otras cosas porque si no, no existiría este festival”.
Y la noche seguiría con su clima festivalero, con un jurado de gente muy comprometida y jóvenes directores, actores y realizadores que, justamente, brindaron la otra mirada del cine que todos quieren ver.
 
—————
El dictamen del jurado
Erica Rivas, Pablo Tesoriere, Luz García, Mariano Falzone y María Virginia Morazzo integraron el jurado que decidió sobre los premios y menciones.
Mejor Largometraje: “Nosilatiaj. La belleza”, dirigido por Daniela Seggiaro.
Mención a Mejor Director para Víctor Cruz por “Boxing Club”.
Mención a Mejor Dirección de Fotografía, Cámara y Sonido para Diego Poleri, Lucio Bonelli, Martín Grignaschi y Francisco Seoane por “Boxing Club”.
Mejor Guión para Edgardo Dieleke, Daniel Casabé, Julieta Vitullo por “La forma exacta de las islas”. 
Mejor Edición para Raúl Perrone por “P3nd3j05”.
Premio del Público: “Boxing Club”.
Premio El Sombrerito: “La forma exacta de las islas”.
Mención Premio Sombrerito: “Simón. hijo del pueblo”. 
 
—————
PROGRAMACION PARA HOY
En el Teatro Del Fuerte
16: Documental “Carlos Negro Moreno”
18: Una película de gente que mira películas
20: Repetición película ganadora
22: “8 tiros”
 
Carlos “El Negro” Moreno
Documental. Argentina, 2013, color. Director: Esteban Velazco.
Guionistas: Gustavo Primucci, Esteban Velazco. Equipo técnico: Fernando Pérez, Esteban Velazco, Fabián Flores, Gustavo Rivero. Música original: Mauro Fernández – Julián Velazco.  Productores: Karina Beneventano – Bruno Vergagni. Duración: 60 minutos.
Carlos “el Negro” Moreno es una película documental que narra la vida del abogado laboralista de Olavarría que fue secuestrado y asesinado en Tandil por la última dictadura militar, y después de 35 años de oscuridad, en la ciudad de Tandil se hizo justicia.
El film está basado en testimonios de terceros y comenzó a producirse tras la condena a cinco culpables en febrero de 2012. La primera parte reconstruye desde su niñez hasta la noche del secuestro. Allí aparece la lucha del abogado Moreno por defender a los obreros de la fábrica cementera Loma Negra, indaga en las causas de su persecución política, su adhesión al peronismo y el contexto de dictadura que se vivía. La segunda parte comienza después del homicidio, cuenta la búsqueda de verdad y justicia por parte de su familia en todos estos años y concluye con el juicio desarrollado en Tandil que reivindicó la figura del abogado.
El primer documental sobre juicios a la dictadura realizado por una universidad nacional tiene previsto recorrer festivales de la industria cinematográfica que se realizan en distintos puntos de Argentina, según anticipó su realizador previo al reciente estreno. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario