Con la idea de sostener el proyecto, una cooperativa se encargará del mantenimiento del arroyo Langueyú

Después de dos años de espera y de insistentes reclamos, el gobierno de María Eugenia Vidal ratificó el convenio rubricado por el exgobernador Daniel Scioli mediante el cual una cooperativa tandilense perteneciente a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular -CTEP- se encargará de la limpieza y mantenimiento del arroyo Langueyú.

El acuerdo prevé tareas a lo largo de cinco mil metros, desde el comienzo de los dos arroyos a cielo abierto, el arroyo Del Fuerte y el arroyo Blanco, hasta la continuación de Circunvalación, y una inversión del Estado bonaerense de cinco millones de pesos.

Los trabajos, que comenzarán esta semana, serán fiscalizados por la Dirección de Hidráulica, que será la encargada de firmar los avances de obra, mes a mes, y de indicar las acciones a realizar en cada tramo del curso de agua.

Para la puesta en marcha de la iniciativa se conformó una cooperativa que generará 25 puestos de empleo. En principio, y sobre la base de experiencias similares implementadas en el conurbano bonaerense, el objetivo apuntará a sostener el convenio una vez cumplido el plazo. “El arroyo necesita una limpieza permanente, esperamos hacer lo mejor posible para que cuando termine el convenio podamos continuarlo”, confesó el dirigente del Movimiento Evita, Nicolás Carrillo.

El proyecto

En Pasteur y Darragueira, en uno de los sectores del arroyo, Carrillo presentó a El Eco de Tandil los 25 obreros, que lucieron sus prendas y equipos de trabajos, adquiridos con el primer desembolso que recibieron para dar inicio a las tareas.

Mientras el grupo se disponía a iniciar un reconocimiento del lugar, junto con la ingeniera de la Dirección Provincial de Mantenimiento y Obras Hidráulicas, Virginia Caro, el dirigente repasó los lineamientos de la propuesta e instó a los vecinos a tomar conciencia sobre los residuos que arroja, ya que el 70 por ciento de los efluentes cloacales y fluviales termina en el arroyo.

En primer lugar contextualizó que hace dos años, cuando el arroyo comenzó a desbordarse, emprendieron las gestiones ante Hidráulica para planificar la posibilidad de que una cooperativa financiada por la Provincia se haga cargo de su mantenimiento.

El año pasado, sobre el final de su mandato, el exgobernador Daniel Scioli firmó un decreto que habilitaba la obra pero con el cambio de gobierno “entró todo en duda”. En medio de ese escenario de incertidumbre la CTEP realizó un reclamo por el sostenimiento de las cooperativas de arroyo existentes en el conurbano, lo cual logró su continuidad y ampliación hacia otros distritos, como en el caso de Tandil.

En concreto, se trata de un programa del Ministerio de Infraestructura de la Provincia denominado cooperativas de arroyos, con las cuales el Estado firma los convenios.

Convocatoria

En otro párrafo de la entrevista, Carrillo precisó que el convenio se ratificó hace una semana y “ya estamos con maquinaria y ropa de trabajo”, y agregó que la cooperativa “está inscripta en el Inaes (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social), en Afip, Arba. “Se cumplieron con todos los requisitos para firmar un convenio para una obra pública con el Estado”, enfatizó.

En cuanto al proceso para convocar a las personas que desarrollarán las tareas puntualizó que “se trató de apuntar a jóvenes y mujeres”, que forman parte de la “línea más delgada en la situación de empleo en Tandil”, ya que “duplican el porcentaje en desocupación”.

De todos modos reconoció entusiasmo de quienes quedaron incluidos en la cooperativa. “Se buscó gente del barrio”, detalló y adelantó que, en función de la amplia demanda que generó la propuesta, “nos encantaría poder ampliar el trabajo”, por eso, “cuando empecemos y si nos va saliendo todo bien, extender el convenio con el Municipio para sumar más gente”.

Institucionalizar
el proyecto

A propósito del trabajo con la comuna, Carrillo señaló que dieron el primer paso al reunirse días atrás con el subsecretario de Desarrollo Social, Pablo Civalleri, una persona “muy predispuesta al diálogo y muy sensible desde lo social”, elogió, a quien le transmitieron el proyecto.

“Necesitamos que la Municipalidad nos acompañe y apoye porque esta es una iniciativa que dura dos años de trabajo y queremos que se vaya renovando”, planteó el dirigente.

En la oportunidad plantearon la posibilidad de destinar un espacio “para construir un obrador, que a su vez sea para los trabajadores, para institucionalizar y fortalecer este proyecto y que la Provincia lo siga manteniendo”.

“Nuestro compromiso será lo que nos pidieron y mucho más también”, enfatizó el dirigente.

“Todo un
aprendizaje”

Por su parte, Mario Sánchez, un vecino de la zona que coordinará el trabajo del equipo, admitió la responsabilidad que tendrá por delante y definió que este logro “es el corolario de 14 años de lucha por el arroyo y llegar a concretar esto es muy importante y que será un beneficio para toda la comunidad”.

Se respaldó en el asesoramiento de Hidráulica bonaerense para el desarrollo de las tareas “y juntos vamos a ir conociendo el territorio y viendo dónde está enfocada la problemática”.

“Es un escenario nuevo para todos nosotros”, con lo cual será “todo un aprendizaje”, reconoció.

Por último Sánchez bregó por la generación de campañas de concientización en la ciudad “para que no tiremos basura en cualquier lado, que todo va a parar a la boca de tormenta y después al arroyo”, donde se realizan tareas para lograr mejoras en el hábitat.

El asesoramiento técnico de la Provincia

En función de la certificación mensual que demanda el programa, el asesoramiento técnico apuntará a la selección de un sector donde se hará la intervención y a fin de mes se verificará lo ejecutado. “Es una tarea netamente técnica”, explicó la ingeniera de la Dirección Provincial de Mantenimiento y Obras Hidráulicas, dependiente del Ministerio de Obras Públicas, Virginia Caro.

Mientras se cierran algunos aspectos, ratificó que las acciones comenzarán a desplegarse en los próximos días, con un recorrido por la zona que tendrá lugar la semana entrante.

A propósito de la situación del arroyo la ingeniera del organismo bonaerense indicó que “nos interesa puntualmente el frente de obra que tenemos en la zona de la escuela El Molino”, donde la Provincia realiza tareas de dragado del cauce de agua con una retroexcavadora.

Ahora, con el acople de la mano de obra que aportará la cooperativa se avanzará con tareas operativas para agilizar los trabajos. “La máquina trabaja sobre el arroyo, los chicos sobre la línea de rivera”, precisó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario