Con la modalidad del cuento del tío, asaltaron a una mujer mayor y se llevaron más de 1.500 dólares

El accionar de los delincuentes no se detiene en la ciudad, en esta oportunidad poniendo en práctica la modalidad conocida como cuento del tío, la que le permitió a los malvivientes apoderarse entre 1.500 y 1.800 dólares.

El hecho ocurrió en un domicilio de Nigro al 500, alrededor de las 17, donde la mujer recibió un llamado al teléfono fijo, y le fueron sacando información diciendo que estaban junto a uno de sus hijos que estaba controlando la operación que se estaba haciendo desde el propio banco.

Walter, uno de los hijos, atendió a El Eco de Tandil pero por seguridad de la familia pidió que no se publicaran datos filiatorios, ni que se tomaran fotos.

Indicó que “al atender el teléfono se presentaron de manera muy cordial, le preguntaron si tenía dólares o dinero nacional con los nuevos billetes que han salido a circulación, con la excusa de que eran personal de un banco y que un hermano mío los iba a estar aguardando con el gerente para hacer el intercambio por ‘nuevos billetes’. Mi vieja, que es una persona grande, creyó totalmente”.

Los delincuentes que perpetraron el asalto eran dos jóvenes de alrededor de 30 a 35 años, bien vestidos, de camisa y pantalón de vestir simulando ser empleados bancarios.

Sostuvo que “les contó que en la casa solo guardaba como ahorro dólares y cuando vinieron al domicilio los hizo pasar y se los entregó. Mientras se produjo la charla telefónica no la dejaron cortar en ningún momento, para evitar de esta manera que se pudiera comunicar con alguien de la familia. Le sacaron toda la mayor cantidad de información, la que fueron utilizando, como el imitar la voz de un nieto”.

Asalto

Con el terreno allanado llegaron hasta la vivienda y la señora los invitó a pasar. “Le dijeron-siguió narrando- que venían en un camión de caudales que por las deducciones que hicimos sería una camioneta Eco Sport o similar. Entraron, les dijo dónde estaba el dinero y lo contaron delante de ella”.

Remarcó que “hay que decir que no hubo violencia física ni maltrato. Mi mamá está tranquila porque no le rompieron nada o forzaron una puerta para llevarse algo, cosa que podría haber sucedido en estos tiempos que estamos viviendo”.

En cuanto a la suma que los delincuentes se alzaron dijo que “se llevaron entre 1.500 y 1.800 dólares, que eran los ahorros que tenía guardados”.

Prevención

Cuando ocurre este tipo de hechos, donde los adultos mayores son vulnerados en su buena fe y terminan siendo estafados, aparecen las recomendaciones para no caer en la trampa que confeccionan los delincuentes. Las autoridades policiales piden a la población que hable con cada abuelo que haya en la familia para manifestarle que en caso de una llamada telefónica no brinden información: ni de plata, ni mencionen nombres de familiares directos. Se pide que esa conversación se interrumpa y de inmediato den aviso a algún familiar o llamen al 101 mejorado.

También la Usina Municipal y Popular recuerda que el personal que trabaja en la misma no tiene ningún tipo de autorización para ingresar a ningún domicilio. Si personas con indumentaria de la Usina pretenden entrar en la propiedad, deben comunicarse con la policía de inmediato.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario