Con la presencia de dos reconocidos profesionales, se llevó a cabo ayer una jornada de enfermería

En el auditórium de la Asociación Mutual de Empleados Municipales de Tandil, el Instituto de Formación Técnica desarrolló una jornada de enfermería bajo el lema “La construcción de la identidad profesional como garantía de cuidados seguros”.

En esta ocasión disertó el magister José Jerez, con un amplio currículum en el campo de la salud, siendo entre otras cosas, dos veces presidente de la Federación Argentina de Enfermería, quien habló sobre la “Construcción de la identidad profesional en los espacios de formación”.

También el destacado profesional Alfredo Fuente Garrott, se dirigió a los presentes haciendo referencia a la “Enfermería su rol y su responsabilidad profesional”.

En un breve receso, Jerez le contó a El Eco de Tandil su presencia en la ciudad y la labor que viene realizando. Contó que “la jornada de enfermería es lo que venimos trabajando en todo el país, sobre la formación de la malla curricular, porque toda disciplina tiene una regulación en la formación y en el ejercicio. Enfermería en este tiempo logró, después de muchos años, tener una malla curricular única para formar en todo el país que es la 207/13 que a su vez articula con el ciclo de la licenciatura”.

Agregó que “la gente no sabe que enfermería es una carrera de riesgo social que significa que es obligatorio que todas las universidades tengan una evaluación y un control de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau) que regula la formación de todas las disciplinas de riesgo social y los postgrados”.

 

Enfermería

Haciendo referencia específicamente a enfermería dijo que “es tan importante en el sistema sanitario, que tiene que tener también su formación académica. Ya lo que se conocía como auxiliar, no se forma más porque no responde ante la ley. Las personas que atiendan en los hospitales tienen que tener una matrícula de enfermero o licenciado”.

Remarcó que “el auxiliar únicamente solo puede hacer tareas simples y sencillas, por eso hay graves problemas jurídicos. Si hay un auxiliar que está dando una medicación y hay un evento adverso, a veces la familia hace un juicio por ejercicio ilegal de la profesión”.

Durante mucho tiempo hubo gente que se volcó a instruirse en la carrera de auxiliar de la salud, algo que ahora quedó con un escaso margen de acción, por lo que deberán aggiornarse. Al respecto indicó que “quienes están trabajando y tienen muchos años, podrán hacer la profesionalización. Es decir tienen la posibilidad de articular, cosa que le será más fácil debido a su experiencia y conocimientos, por lo que van a poder continuar estudiando ya sea a nivel superior y en la universidad. Sí deberán tener el ciclo secundario completo ya que es importante tener esos estudios completados. Si bien hay una ley en donde el artículo 7 dice que las personas mayores de 25 años en forma excepcional puede seguir una carrera universitaria, esta debe ser excepcional y no que se industrialice ya que en enfermería o en ingeniería no se permite”.

Detalló que “hay que llamar a la reflexión y deben tener un título secundario porque cuando uno está en un nivel superior necesita de gramática, matemáticas, compresión de textos, lenguaje, etc. Son cosas importante para la disciplina, el bienestar y dar calidad segura a la comunidad y a las personas”.

 

Crecimiento

La carrera de enfermería ha tenido un crecimiento exponencial en todo el territorio argentino. Jerez sostuvo que “a partir que salió la ley 24.004 (Ejercicio de la Enfermería) del año 1991-1992 el crecimiento fue muy importante. Hasta ese momento, había cinco universidades, en la actualidad hay más de 60 universidades que dan título de Licenciado en Enfermería. Había tan solo 30 escuelas terciarias no universitaria y hoy ya hay más de 300. Es importante que se entienda que la formación tiene que ser de calidad”.

Expresó que “hubo un crecimiento vertiginoso de enfermería en los últimos años, tenemos especialidades, el licenciado tiene actividades reservadas dentro de la ley como el médico, que no la pueden hacer ni el enfermero ni el auxiliar. Es como la medicina, los médicos tienen sus tareas, funciones y competencias propias que no la puede hacer nadie, sino sería ejercicio ilegal de la disciplina. Ahora lo mismo sucederá con los licenciados en enfermería”.

En cuanto a si habrá oferta laboral para aquellas personas que decidan volcarse a recorrer una profesión como la de licenciado, manifestó que “en los próximos diez años se van a jubilar unos 50 mil enfermeros, en todo el país, que ya están en edad de jubilarse. En provincia de Buenos Aires hay un déficit de enfermeros porque la mitad es auxiliar de enfermería, por lo que hay que profesionalizar a todo ese grupo”.

Jerez dejó en claro que “hay que entender que no se deben formar más auxiliares en enfermería. Esperemos que ahora en Tandil lo capten, sé que la Cruz Roja está formando auxiliares y ya no pueden seguir haciéndolo”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario