Con la presencia en Tandil del titular de la firma, Trabajo inspeccionó la fábrica Aleaciones Simón

En el marco del reclamo alzado por los ocho ex operarios de la empresa Aleaciones Simón SRL, representantes del Ministerio de Trabajo provincial realizaron ayer en la mañana una inspección en las instalaciones ubicadas sobre la Ruta Nacional 226, kilómetro 173. Allí, según informó Héctor Valenti, uno de los cesanteados, estuvo presente el titular de la firma, Daniel Jursza. Mañana a la mañana habrá una nueva audiencia a la espera de resoluciones.

En diálogo con El Eco de Tandil, Valenti relató que “hoy (por ayer lunes) se realizó una inspección del Ministerio de Trabajo de la Provincia, que fue a corroborar toda la parte de seguridad e higiene, e hizo un relevamiento de máquinas y del estado general de la fábrica, viendo qué producción se había hecho”.

Aclaró que los representantes del organismo provincial ya habían estado presentes en el lugar el viernes pasado a la tarde, pero ante la ausencia de algún responsable, sólo se labró un acta, dejando constancia del procedimiento. “Me dirigí a la fábrica -ayer lunes- porque había quedado labrada el acta el día viernes, en la que yo tenía que estar como veedor para ver si faltaba algo en la fábrica o en qué estado estaban las cosas, pero no se me permitió el ingreso”, advirtió.

Sobre la presencia en Tandil del titular de la firma, confirmó que “hace más de una semana que ya está en la ciudad, estuvo presente, y es la primera vez que lo vimos llegar a la fábrica, no tuve diálogo con él, ni con Néstor Luczas, simplemente el que tuvo diálogo fue la persona del Ministerio de Trabajo que pidió a ver si yo podía entrar como veedor, y no lo permitieron”.

Sin embargo, aseguró que “todavía se encuentra adentro de la fábrica uno de los matones que el jueves pasado nos sacaron intimidándonos y prepotéandonos entre varias personas”. A partir de ese día, relató que “no seguimos en la fábrica porque queremos preservar nuestra seguridad, estamos amenazados. Si aparecemos en la puerta de la fábrica nos iban a balear, nos dijeron”.

 

Las expectativas

para mañana

 

Por otro lado, recordó que mañana, a las 8.30, las partes volverán a reunirse en las oficinas del Ministerio de Trabajo provincial, tras un nuevo cuarto intermedio. En este sentido, admitió que la situación “es complicada por la postura que tiene la empresa, no se manejan las cosas de esta forma, enviando matones, queriendo sobornar a la gente, visitándola en sus casas, es decir, están haciendo las cosas mal. No sé qué perspectivas tenemos porque la verdad es que son inciertas”.

Por otro lado, respecto al duro cruce de palabras que protagonizó el viernes pasado con Carlos Romano, secretario general de la UOM en Tandil, afirmó que fue a raíz de “un reportaje que salió en El Eco de Tandil, en el cual él sigue diciendo que yo soy contratista y mi enojo fue porque él no tiene ningún tipo de pruebas. Si vamos a hablar, tenemos que hacerlo con fundamentos y con pruebas. No soy contratista, fui un empleado más de la fábrica”, concluyó. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario