Con la visita de la oposición ?se despejó cualquier duda sobre el Servicio Penitenciario?, dijo Alak

 

 
Además, el ministro destacó la baja en la tasa de reincidencia obtenida con la aplicación de políticas de reinserción social para los internos.
"La campaña política contra el Gobierno da para todo y por suerte en estos días pudimos mostrar la política de reinserción social que se lleva adelante", sostuvo Alak tras reunirse con los diputados del PRO, Federico Pinedo y Gabriela Michetti; Eduardo Amadeo (Frente Peronista); Patricia Bullrich (Unión por Todos); y el legislador porteño Juan Pablo Arenaza.
El ministro reiteró que todas las dudas respecto a las actividades que los internos realizan con custodia penitenciaria fuera de las unidades "fueron despejadas categóricamente por el Tribunal Oral Criminal (TOC 20)".
"El TOC reconoció que todas las salidas habían sido ordenadas judicialmente y quedó esclarecida la falacia de que los internos salían sin custodia", explicó el Ministro.
Según estimaciones oficiales, el 70 por ciento de los internos del Servicio Penitenciario Federal trabaja en las Unidades, y el 60 por ciento completa estudios primarios, secundarios y universitarios, siendo estos últimos quienes tienen nula tasa de reincidencia.
Al respecto, Alak explicó que la campaña contra las políticas de reinserción "causaron temor" entre los internos y que en cambio fue festejado el anuncio que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner realizara el pasado lunes confirmando la continuidad de esas actividades culturales y sociales.
Asimismo, desmintió de manera "terminante" el reclutamiento de militantes dentro del Servicio por parte de entidades y organizaciones sociales.
"Son voluntarios de innumerables entidades que dan su tiempo para asistir y estimular a los internos", agregó.
En ese sentido, invitó a los partidos opositores a "formar asociaciones de jóvenes para que colaboren en el proceso de reinserción" de internos.
También recordó que la diputada Bullrich desempeñó funciones como subsecretaria de Política Criminal durante el gobierno de la Alianza, donde se reinstauraron políticas de estigmatización y encierro de los internos.
"En el gobierno de (Fernando) De la Rua, reimplantaron políticas absurdas, donde se estableció que algunos internos tenían que estar 22 horas en la celda. Con ese modelo de cárcel se iba a disparar la tasa de delitos en la Argentina", concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario