Con libertad, pero no tanto?

Una protesta de maestros que ya lleva tres meses en Capital Federal terminó con una trifulca entre la policía y los docentes que reclamaban, cuando éstos intentaron instalar una carpa frente a la Jefatura de Gobierno de Mauricio Macri.
Esta actitud represiva adoptada por el Gobierno de la Ciudad llevó a los distintos gremios de la educación a apoyar y estimular un paro de actividades en todo el país, dejando a cerca de 9,5 millones de alumnos sin clases en todo el país.
Tandil no fue la excepción y de acuerdo a los datos aportados desde la secretaria del Suteba, Estela Sinópili, el 80 por ciento de los docentes se adhirió al paro, haciendo uso del legítimo derecho que le concede la Constitución. El derecho a  huelga, a peticionar.
Sin embargo, otro legítimo derecho, el de trabajar, ayer no fue respetado. Mediante el amedrentamiento, la imposición del miedo y la aplicación de prácticas nada democráticas, una voz femenina y anónima se ocupó de que esa libertad fuera cercenada.
Fue en el Jardín de Infantes ?Virgen de Begonia?, de Villa Italia, a las 12.20, cuando esa voz anónima advertía que en el edificio había una bomba. Los docentes del jardín no se habían adherido al paro decretado para el día de ayer y las clases, a la mañana, se desarrollaron normalmente.
Hasta que el llamado, que metió miedo aunque en el fondo nadie piense realmente que la bomba esté, los hizo cambiar de idea. Los mecanismos indican que el edificio debe evacuarse y revisarse. Así se hizo; policías y bomberos locales revisaron centímetro por centímetro. Tal como se esperaba, nada hallaron.
A esa hora, los papás del turno tarde que habían concurrido a llevar a sus hijos a clase fueron notificados antes de ingresar de que las clases se suspendían. Desazón, bronca e incertidumbre, y vuelta a casa. Una voz anónima lo imponía y la responsabilidad de su directora, ante todo el alumnado, casi 90 chicos, lo decidía.
Así, parece que algunas prácticas tan desleales, tan repudiables, a veces no lo son tanto, entonces, ¿o cómo es?  Francisco Nenna, de la UTE dijo:  ?El Gobierno de la Ciudad enfrenta a los débiles, a los maestros, a los estudiantes?.
Tal vez no pueda conocerse el origen de la llamada, pero no es difícil llegar a la conclusión de que con ella y en el contexto en el que fue hecha, también se enfrenta a los débiles, a los maestros y a los estudiantes.
La carpa, finalmente, se instaló por haber sido autorizada la acción por un juez. La Avenida de Mayo fue cortada. Muchos maestros de todo el país hicieron uso de su derecho a reclamar y se plegaron al paro. Pero otros, no se sabe cuántos, no pudieron hacer uso de su derecho a  trabajar.
Nadie pone en duda la legitimidad del reclamo salarial. Pero sí la forma.
Cifras   

De acuerdo a un informe, ?el año pasado fueron 14 las provincias que no cumplieron con el cronograma, y en algunas de ellas, la situación superó todos los límites. Ese fue el caso por ejemplo de Neuquén (donde se perdieron 53 días de clases), y además el conflicto se cobró la vida del docente Carlos Fuentealba, durante una marcha de protesta. Además, otras como Santa Cruz perdieron 51 y en Salta fueron 31. Pero los conflictos habían sido de menor gravedad en las provincias de Buenos Aires y Córdoba, y en la Capital Federal, los tres distritos más poblados?.
En lo que va del año,  sólo diez provincias pueden garantizar el calendario escolar. Las más afectadas por las protestas son:
-Ciudad de Buenos Aires: ya se perdieron 8 días de clases, más 2 que anunciaron para la próxima semana
-Neuquén, 10 días
-Mendoza perdió 9 días
-Río Negro, 8 días
-Provincia de Buenos Aires, 7 días
-Jujuy, Salta y Santa Fe, con 6 días menos.
-Córdoba, 5 días
-Chaco y San Juan, con 3 días
-La Pampa, 2 días
Fuente: Periodismo Social.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario