Con un banderazo picante contra L, los municipales analizan si se pliegan o no a un paro nacional

La casualidad dirá que hoy es 29 de agosto y que justo el Sindicato de Trabajadores Municipales le apuntó, con un picante banderazo en la puerta del Hospital Municipal, al gasto de recursos públicos en ?asesores ñoquis? y le enrostró ?de paso- que con un salario que ya supera los 35 mil pesos, cualquiera se puede sentir en un ?Tandil Soñado?.
Lo cierto es que desde ayer los municipales y profesionales analizan si la semana que viene se pliegan o no, a lo que según definió ayer Roberto Martínez Lastra ?sería histórico?.
?Hay otros sindicatos que están muy complicados y ni siquiera están recibiendo las retenciones desde los municipios, eso los pone en una citación de desfinanciamiento? señaló el dirigente gremial antes de ingresar a la biblioteca del Hospital Municipal, donde deliberó junto a delegados y profesionales médicos.
Ayer, Martínez Lastra le indicó al resto de los delegados la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Buenos Aires, conducida por Alfredo Atanasoff, que está de acuerdo con plegarse a la movilización a nivel nacional, en solidaridad con los incumplimientos de otras comunas ?por aguinaldos atrasados y el pago de sueldos desdoblados?.
En los sindicatos del interior ejercen presión a los municipios pero, cada vez más, le endilgan responsabilidad al gobernador de la provincia, Daniel Scioli.
Ya en abril le reprocharon que ?no puede ser que los trabajadores municipales somos los únicos que no estamos invitados a participar de la recuperación del salario y la redistribución de las riquezas, pregonadas por el Gobierno nacional?.
?A los bajos salarios debemos agregar la gran cantidad de sumas no remunerativas y bonificaciones, que fomentan de manera permisiva y encubierta la actividad informal, que los gobiernos pretenden erradicar y deja en descubierto a nuestro universo de pensionados y jubilados?, acusaron hace semanas.
Entre las principales exigencias, la Federación plantea la ?restitución del 3 por ciento de antigüedad, incremento salarial sobre la base del salario mínimo, vital y móvil, como lo especifica el principio de igualdad  la Constitución Nacional?.
También solicitan el ?resguardo del sistema previsional, derecho a negociaciones colectivas de trabajo, que se termine la precariedad laboral, contratados, jornalizados, destajistas, eventuales, e  inmediata regulación de la coparticipación a los municipios?.
La Federación cuestiona, también, la modalidad de las cooperativas de trabajo contratadas por numerosas municipalidades de la Provincia, a la que definieron como ?nueva figura paralela de empleo?, indicando que ese sistema ?no los dignifica (a los integrantes de las cooperativas) ni los incluye en el mercado laboral, ya que se especula con la necesidad imperiosa que tienen de un trabajo?.
?Definitivamente no estamos dispuestos a permitir que se intente considerar a los trabajadores municipales de la Provincia de Buenos Aires, ni del país, como una variable de ajuste de una situación financiera generada por la crisis, la imprevisión e ineficacia de gestión de las cuales de ninguna manera somos responsables?, aseguraron.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario