Con una nueva puesta y con cambio de sala, se reestrena la comedia “Maté a un tipo”

Hoy a las 21 y mañana a las 20, se repone en el Club de Teatro, sito en Chacabuco 517, tras realizar el año pasado 12 funciones a sala llena, la comedia del dramaturgo platense Daniel Dalmaroni con cuatro personajes que ponen en jaque los vínculos familiares y sociales.

“Maté a un tipo” es una desopilante y siniestra obra humorística del escritor Daniel Dalmaroni que cuenta con las actuaciones de Adrián Polich, Yanina López, Cristal Carrasco e Iván Navarro quienes están bajo la dirección de Gustavo Lazarte.

A través del humor, la obra lleva al público a naturalizar situaciones que normalmente estarían alejadas de la moral cotidiana. Como en un (¿casual?) espejo con la realidad, la muerte es concreta pero despersonalizada. ¿Quién es “un tipo”? ¿El tipo que muere?

Parte de los protagonistas dialogaron con El Eco de Tandil sobre esta reposición y las adaptaciones que debieron hacer ante tantos cambios.

-La sinopsis de la obra es bastante llamativa, ¿de qué se trata realmente?

Adrián Polich: -Es muy distinto a lo que se venía haciendo. Es una comedia de humor negro con un estilo muy particular, muy entretenida y para nada previsible por lo que al inicio de la obra no se sabe lo que va a pasar pero siempre pasan cosas y te retiene en la historia. Por lo tanto es muy difícil definir de qué se trata sin hablar de más. Para tener una idea del estilo, tiene mucho que ver con la película argentina Relatos salvajes que es posterior a este texto de Daniel Dalmaroni pero en tono de comedia.

Yanina López: -Muestra ese costado límite a las que muchas veces todos llegamos y estos personajes lo traspasan, de lo que no se puede o de lo políticamente correcto y lo juegan en escena. Es una familia tipo, un matrimonio de Marta y Ernesto con una hija, Julieta; y al final de la obra aparece un terapeuta que viene a intentar resolver la problemática que tiene esta familia.

-¿Cómo los modificó el cambio de espacio de la Biblioteca al Club de Teatro?

A.P.: -En la Biblioteca Rivadavia como teníamos al público tan cerca, escuchábamos hasta los comentarios que hacían. Lo que pasaba era que depende del lugar donde estabas veías una cosa u otra, ahora lo que tiene este nuevo espacio es que hay una cuestión más frontal, se ve más fuerte.

  1. L.: -El otro espacio también era interesante porque como actores nos ocupábamos de contar la historia y no tanto de qué se veía o qué no. Eso también está bueno porque nos concentrábamos de una manera y nos poníamos en el lugar de lo que teníamos que hacer.

Ahora el desafío es distinto porque además de contar la historia, estamos hasta más jugados porque todo el público ve lo mismo al mismo tiempo y veremos cómo serán las reacciones.

 

 

 

Sube el telón

-Entonces es un reestreno con sabor a estreno.

A.P.: -Si, porque vamos al Club de Teatro y es una puesta totalmente distinta. Antes hacíamos una puesta circular adaptada al espacio que teníamos en la Biblioteca y ahora es más imponente a nivel imagen. Eso nos lleva a que tengamos otro tipo de actuación además del reemplazo ante la entrada de Cristal.

El año pasado terminamos en diciembre y queríamos agregar funciones pero ya no teníamos más tiempo pero funcionó con el boca a boca y esa seguridad que los que fueron la recomendaron. Eso sumado a que muchas personas nos preguntaban cuándo volvíamos, que se habían quedado con las ganas así que decidimos reestrenar.

Y.L.: -Además uno tiene que desaprender cosas que construyó para la otra propuesta y armar algo nuevo no solamente cada de uno de nosotros individualmente sino también como grupo. También hay que modificarlo en relación con el público al modificar el espacio; por lo tanto creo que hubiese sido más sencillo comenzar una obra nueva que adaptar algo que ya está.

-Cristal, para vos sí es un estreno…

Cristal Carrasco: -Sí, para mí es un placer trabajar con ellos. Me hacen sentir protegida, cuidada, muy bien. El año pasado participaba desde el área de técnica por lo tanto ya vi la propuesta pero siempre con la mirada desde afuera y ahora me tocó ser parte desde adentro.

-¿Cómo es la dirección de Gustavo Lazarte?

Y.L.: -Ya hace varias obras que trabajo con él y personalmente saca lo mejor de mí en cada una de las instancias que nos tocó trabajar juntos. Nos deja proponer pero a la vez sabe por dónde va, entonces te limita y te dice por dónde ir. Trabaja mucho y nos hace trabajar mucho.

A.P.: -Hay mucho trabajo estético que él también hace y que marca la diferencia, además que es muy profesional en ese sentido. Es muy responsable de los ensayos, de los tiempos y muy laburador.

Gustavo capitalizó una experiencia como director a través de un camino ganado y que se nota porque tiene cabeza para resolver un montón de cuestiones que no son fáciles, a la vez de organizar y lograr que todo funcione.

 

Entradas en venta, anticipadas y con descuento hasta hoy al mediodía, en El Eco Multimedios.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario