Con una placa homenaje a los hermanos y una cena, San José culmina los actos del centenario

Las puertas del colegio San José se abrieron ayer, cerca del mediodía, para llevar a cabo uno de los últimos actos programados por el centenario de la institución. Gran cantidad de alumnos, docentes, autoridades, ex alumnos y hermanos se dieron cita para descubrir una placa ?en memoria a todos los hermanos de la Sagrada Familia que a lo largo del siglo prestaron sus servicios educativos en tan prestigioso establecimiento?, explicó el hermano Adelcio Del Fabro.
?Son cuatro generaciones que se reúnen cubriendo prácticamente el siglo, eso nos llena de orgullo, de reconocimiento y también es un desafío por otros cien años más de trabajo, de sencillez y de un gran amor?, expresó el hermano Adelcio en diálogo con este Diario.
El acto comenzó con la entonación del ?Himno del Colegio San José? y las palabras del profesor José Passucci, ex alumno, docente y director del secundario de la centenaria institución. En los pasajes más emotivos, elogió a los religiosos por su sencillez y humildad de vida, su fidelidad constante a la misión que le fuera confiada y el continuar el sendero pedagógico que marcó el hermano Gabriel Taborín.
?Fueron los hermanos quienes dejaron  ese legado educativo viviente, que ya no es propiedad sólo de una institución de la Iglesia, sino también de toda la sociedad de Tandil?, conceptuó.

La placa

Luego, representantes de los distintos sectores de la comunidad de San José se acercaron para descubrir la placa de mármol de tres cuerpos, en la que fue grabada en riguroso orden alfabético la nómina completa de los más de doscientos religiosos que trabajaron en el colegio San José.
En la ocasión estuvo presente el hermano Valentín Benedíted, decano de los hermanos asistentes, que agradeció con oportunas palabras y trajo a la memoria los cálidos recuerdos de la casi totalidad de religiosos, cuyos nombres permanecen registrados para las generaciones futuras.
En representación del Centro de Ex Alumnos, su presidente, el doctor Gustavo Gentile, transmitió el significado que cobra el haber pasado por los claustros y aulas del San José.
Por su parte, la directora general, Beatriz Christensen de Málaga, resumió el valor significativo que posee para los docentes, alumnos, ex alumnos y familias la presencia ininterrumpida de los hermanos a lo largo estos cien años.
También agradeció la presencia de los hermanos provenientes de las diversas comunidades y de las delegaciones de docentes y amigos de los colegios Gabriel Taborín y Escuti de la ciudad de Córdoba, de Capital Federal y de la Escuela Técnica Sagrada Familia de Casilda, Santa Fe.
Al cierre de esta edición, los actos festivos prosiguieron con la Gran Cena del Centenario, en las instalaciones de la Sociedad Rural. En ese evento, se reunieron cuatro generaciones de ex alumnos, con sus docentes y compañeros, en una velada que prometía durar hasta entrada esta mañana.
También llegaron al encuentro ex alumnos  pupilos provenientes de todas las ciudades y localidades vecinas, como Ayacucho, Balcarce, Rauch, Juárez, Juan N. Fernández, La Dulce, Necochea, Lobería,  Mar del Plata y Coronel Pirán, entre otros.

El cierre

Mañana 24 de noviembre, festividad del hermano Gabriel Taborín, fundador de los Hermanos de la Sagrada Familia, San José llevará a cabo actos desde las 19, con una misa campal en el patio del colegio.
Posteriormente, la comunidad educativa, ex alumnos y familias rendirán homenaje de gratitud a la ciudad, concentrándose en el centro de la Plaza Independencia para descubrir una placa conmemorativa del centenario, enclavada en la pirámide.
Con este último acto, la institución clausurará públicamente el Año Jubilar del Centenario del Colegio  San José.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario