Concejales del radicalismo repudiaron los daños en la Secretaría de Desarrollo Social

El bloque de concejales de la Unión Cívica Radical manifestó públicamente ayer su repudio a los daños e incendios producidos en la madrugada del domingo pasado en las instalaciones de la Secretaría de Desarrollo Social. El hecho, cuyas causas se investigan, se originó en el interior de la sede de 4 de Abril y Arana provocando un gran problema, principalmente por la documentación que se vio afectada.

El concejal del oficialismo Adolfo Loreal compartió con El Eco de Tandil la postura del bloque y lamentó que estos hechos sigan produciéndose en la ciudad.

“No es el primer episodio que llama la atención. Tomamos esto y aprovechamos de alguna forma para poner de manifiesto lo que la sociedad ya sabe y es el profundo repudio que sentimos por actos de esta envergadura”, expresó el edil.

Detalló que dialogaron con “la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, y los indicadores dan que fue un hecho intencional. Si hubiera sido un accidente es otra cosa, pero aparece -en primera instancia- como hechos intencionales. Hay una serie de manchas, roturas, forzamiento de rejas, y materiales inflamables, y el daño que se ha producido es brutal”.

Por lo tanto, planteó que “tenemos que decirlo a la comunidad. Otras veces hemos salido con otros temas. Cuando uno habla de la violencia de género, a los ancianos, o de cuestiones que ocurren con los niños, o incluso, hacia las mascotas. Todas son manifestaciones que remiten a lo mismo: existe una franja de personas dentro de la comunidad que tiene un trato inhumano o deshumanizado respecto de otras”.

Entonces Loreal reflexionó que “cuando alguien golpea a su mujer y produce daño, lo que vemos ahí es un acto de barbarie, de brutalidad, y que nosotros entendemos contrario a la naturaleza humana. De la misma envergadura de esto, en donde –en realidad- además se daña un lugar tan sensible como es la Secretaría de Desarrollo Social”.
El edil señaló desde el bloque que “hay que alertar” sobre lo sucedido y en ese sentido planteó que hay que entender una diferencia.

“Yo a veces encuentro que trazamos diferencias que darían lugar a confusiones, de adultos contra jóvenes; jóvenes contra adultos; géneros contra géneros. Pienso que la verdadera diferencia se establece entre buenos y malos, y en eso no tenemos que tener miedo de establecer una línea que diferencia y que discrimina”.

Argumentó en ese sentido que “no es igual un sujeto que viola, que mata, que roba o que incendia una Secretaría de Desarrollo Social”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario