Concejales recorrieron el Tiro Federal y buscarán alternativas para que se insonorice el polígono

Ayer a las 10 concejales de la Comisión de Interpretación y Asuntos Legales se dirigieron al predio en el que funciona el Tiro Federal, en Lobería y Sandino, donde recorrieron las instalaciones en el marco de la búsqueda de una solución al histórico reclamo de los vecinos de la zona acerca de los ruidos molestos y el peligro que podrían constituir las balas o esquirlas.

Así fue que los ediles Rogelio Iparraguirre, Marcos Nicolini, Carolina Gutiérrez, Gabriel Bayerque y Gustavo Ballent recorrieron el polígono junto al presidente del Tiro Federal Jorge Abalos, el tesorero Leonardo Fanaro y algunos socios que les explicaron cómo funciona cada sector.

En primer lugar recorrieron el sector de grueso calibre, y le detallaron las medidas de seguridad con las que cuenta. Desde el establecimiento consideraron “imposible” que una bala o esquirla pueda salir de allí porque es como “una cueva”.

Luego se trasladaron al área en la cual se tira con proyectiles de uso deportivo que es donde se realizan torneos provinciales y nacionales y finalmente el sector de aire comprimido.

Al finalizar la recorrida, los ediles se reunieron con un grupo de vecinos que se encontraba en la puerta de la institución, ya que no les permitieron ingresar.

 

Ruidos molestos

El concejal del Frente para la Victoria Rogelio Iparraguirre recordó que “esto comenzó con una presentación hecha por los vecinos en el Concejo Deliberante por la cual se constituyó un expediente en el que estamos trabajando. Recibimos a los vecinos luego de esa presentación y planteamos una serie de pasos a seguir que implicaban citar a las autoridades del Tiro Federal, lo que ocurrió la semana pasada y hacer una visita al polígono en alguno de los momentos que haya prácticas de tiro tal como aconteció hoy (por ayer)”.

En diálogo con El Eco de Tandil, evaluó que “no podemos dar una opinión técnica porque no tenemos ese tipo de formación, simplemente sí como concejales tener una idea más acabada de cómo es el predio”.

En ese marco, indicó que el lugar está habilitado por la Anmat, Administración Nacional de Materiales complejos, que tiene la habilitación que es por cinco años y cuenta con una inspección anual.

“Estuvimos también con un grupo importante de vecinos cuando terminamos la visita al predio. Está fuera de discusión, al menos para mí, que es una molestia vivir al lado del Tiro Federal, de hecho mientras charlábamos con los vecinos se escuchaban las detonaciones de las armas de grueso calibre, y es realmente molesto”, argumentó.

Y recordó que “20 años atrás ese barrio no existía, eran muy escasas las viviendas que había, y es un barrio totalmente poblado que rodea prácticamente al predio del Tiro y tienen la Escuela Sábato del otro lado también”.

“Hay dos vecinos que efectivamente nos mostraron esquirlas de proyectiles. Las autoridades del Tiro dicen que eso es absolutamente imposible, nosotros en principio como concejales no queremos entrar a dirimir esa cuestión, creemos en la voz de los vecinos, tanto como la de las autoridades del Tiro. A los vecinos les dijimos que en tal caso habría que radicar una denuncia en la sede judicial, que deberían hacer peritajes correspondientes”, sostuvo.

Pero resaltó que “lo que está fuera de discusión es el tema de los ruidos, es una molestia vivir de ese modo”.

 

Aunar esfuerzos

Por otra parte, manifestó que “en lo que coincidimos todos, las autoridades del Tiro, concejales, y vecinos es en poder aunar esfuerzos para tratar de hacer posible la obra que está presupuestada en 800 mil pesos”.

Indicó que se trata de lo que se llama “túnel de tiro” que es un “cerramiento absoluto del lugar con una insonorización”.

“Es lo que uno espera de un espacio de tiro que está en el medio de la ciudad. Las autoridades del Tiro dicen que no cuentan con el dinero para afrontar esta obra”, indicó.

No obstante, adelantó que “los concejales del Frente para la Victoria le pedimos al oficialismo que, considerando que son parte de un mismo frente de gobierno tanto a nivel nacional como provincial, inicien gestiones ante el Anmat o el Ministerio de Defensa, teniendo en cuenta además que es el predio que se utiliza en Tandil para el entrenamiento de las fuerzas de seguridad, que se gestione para conseguir fondos o parte de ellos y el resto lo podría poner el Municipio, para poder avanzar en la obra y que no se dilate en el tiempo”.

“El miércoles vamos a derivar el expediente al Ejecutivo para que haga un chequeo de la habilitación del predio, una medición sonora, y dirigiremos una nota al Anmat para solicitarles una reunión para conocer cómo se manejan otros predios de tiro del país y solicitar una nueva inspección”, señaló.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario