Condena perpetua para Cuello, por el crimen de Tomás Santillán

 

Así lo decidió el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Junín, integrado por los jueces Miguel Ángel Vilaseca Parisi, Karina Lorena Piegari y Claudia Beatriz Dana.
La Fiscalía de Junín había solicitado el martes pasado una condena de reclusión perpetua para Cuello, quien a su criterio incurrió en el agravante de "ensañamiento y alevosía" para perpetrar el crimen.
En su alegato, el fiscal Javier Ochoaizpuro consideró que el imputado "supo discernir entre el bien y el mal" y tuvo "la capacidad de comprensión de la conducta que estaba llevando a cabo".
Además, el fiscal valoró la cadena de testimonios que había involucrado al acusado, entre ellos los dichos de un nene de 8 años, primo y amigo de Tomás, que refirió haber visto a Cuello en las cercanías de la escuela y contó el terror que le tenía la criatura a su padrastro.
El abogado querellante, Carlos Torrens, que representa a Susana Santillán, la madre de la víctima, adhirió a la pena solicitada por el fiscal.
Por su parte, el defensor de Cuello, Gerardo Doyle, pidió que su cliente sea absuelto por falta de pruebas o, en su defecto, condenado por "homicidio simple" debido a que, a su criterio, la Justicia no probó los agravantes de ensañamiento y alevosía.
Tomás fue al colegio y al ver que no llegaba a su casa, su mamá hizo la denuncia en la comisaría. Dos días después,  su cadáver fue hallado en noviembre de 2011 en las afueras de la ciudad bonaerense de Lincoln, con signos de haber sido golpeado con una pala en la cabeza.
Para dar una coartada, Cuello publicó a esa hora fotos en Facebook donde se mostraba con su bebé, el hijo que tuvo con la madre de Tomás mientras estuvo en pareja.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario