Condenaron a prisión a uno de los detenidos por el asalto perpetrado a la joyería Alca

En efecto, el Tribunal dio por acreditado que el citado día, siendo aproximadamente las 9.15, dos personas hombres–uno de ellos Martín- que se movilizaban en una motocicleta marca Honda color azul y negra sin patente colocada, se hicieron presentes en el comercio de joyería denominado “Alca”, sito en calle 9 de Julio 511, y al ingresar al lugar extrajeron ambos de entre sus ropas un arma de fuego cada uno, con la intención de utilizarlas para intimidar a las víctimas y evitar una posible resistencia en la comisión del robo.

Una vez dentro del local y portando las armas, superaron el mostrador de atención al público, apuntaron y amenazaron a Verónica Paola Castrillo y Jorge Raúl Del Blanco quienes se hallaban al frente del negocio, expresándole Martín a la empleada …quédate quieta o te vuelo la tapa de los sesos…, mientras el otro cómplice le decía …no seas hija de p… dame la plata de ayer…”.

Las víctimas no opusieron ningún tipo de resistencia al sentirse amedrentadas, mientras que al momento del atraco llegó un circunstancial cliente, al que lo hacen ingresar a la parte posterior del comercio junto con las víctimas. Una vez controlada la escena, se apoderaron ilegítimamente de diferentes joyas existentes en el comercio para su venta o reparación, tales como medallas, anillos, aros, dijes, pulseras, cadenas, relojes, mallas de relojes, los que guardaron en una bolsa de nylon color gris oscuro.

Luego de ello y manteniendo a las víctimas y cliente en la parte posterior, Martín se dirigió por detrás del mostrador para tomar varios efectos de la vidriera y retirar dinero en efectivo de la caja del comercio, retirándose luego ambos ladrones raudamente del lugar con el botín detallado.

 

Las cámaras y el rápido accionar policial

Como oportunamente se informó del hecho, mucho tuvieron que ver las imágenes que fueron capturadas por las cámaras del comercio, que lograron identificar a los maleantes, como así también el rápido accionar policial que, advertidos del hecho y tras una frenética persecución, lograron dar con los sospechosos.

Tal se detalló el día del hecho, al sucederse el asalto se activó la alarma y realizó un llamado de alerta por asalto al 101 Mejorado. Un par de minutos después, mientras los móviles policiales se estaban dirigiendo al lugar, recibieron otro llamado de alguien que advertía que dentro del negocio había dos hombres perpetrando un asalto.

Cuando los efectivos de la comisaría Primera arribaron al lugar, los ladrones se habían dado a la fuga con el botín, a bordo de una motocicleta. A partir de ese momento, se organizó un amplio despliegue policial para dar con los delincuentes.

Iniciaron una intensa persecución que en primer término los llevó a una casa ubicada en San Martín al 100 donde vieron a los dos delincuentes ingresando a la vivienda. Inmediatamente, los uniformados entraron a la propiedad pero los malvivientes se dieron a la fuga por los techos de las viviendas aledañas. Durante algunos minutos, los vecinos de la cuadra estuvieron en vilo al ver tanta presencia policial mientras los delincuentes intentaban escaparse.

 

La detención

Unos minutos después, un efectivo policial vio a los sospechosos en el restaurante de la Terminal de Omnibus, donde estaban sentados tomando gaseosa y comiendo unos sándwiches mientras esperaban el micro rumbo a Mar del Plata.

Rápidamente arribaron los efectivos que los aprehendieron, les secuestraron un bolso lleno de joyas y los trasladaron a la comisaría Primera.

Cabe recordar que la joyería Alca fue el blanco de un par de asaltos. Uno de ellos fue en octubre de 2011 cuando un grupo de tres delincuentes ingresó al local tras destrozar una persiana metálica y romper la puerta principal. En esa oportunidad también el hecho que quedó registrado por las cámaras de seguridad del lugar y los delincuentes se alzaron con un cuantioso botín. Años atrás también Castillo había sido víctima de un violento robo a mano armada.

En el marco de las investigaciones, también se llevó a cabo un allanamiento en una vivienda ubicada en San Martín al 100, donde la policía logró secuestrar elementos vinculados a la causa. En concreto, se incautó un revólver 9 milímetros con la numeración limada y parte de marihuana. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario