Condonarán deudas a distribuidoras de electricidad

El Gobierno le condonará deudas por unos 19.000 millones de pesos a distribuidoras de electricidad, entre las que se encuentran Edenor y Edesur, en medio de la fuerte alza de tarifas a los usuarios.

Así lo dispuso la administración de Mauricio Macri en el artículo 15 del Presupuesto 2017 que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados y será votado a fin de mes por el Senado para convertirse en ley.

Por esta polémica iniciativa el Estado nacional condonará deudas de distribuidoras eléctricas con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) por el precio mayorista de la energía por más de $19.000 millones.

Ese monto fue trazado sobre la base de las deudas que las empresas registraron hasta octubre último, pero podría crecer si el pasivo de las distribuidora crece entre este mes y los siguientes.

Así, con la cancelación de deuda por la compra de energía, se compensará a las distribuidoras Edenor, Edesur y algunas compañías provinciales por el congelamiento de tarifas de 2014 y 2015, acordado con el Gobierno de Cristina Kirchner.

Cammesa le perdonará deudas por 1.229 millones de pesos a Edenor; 429 millones a Edesur; 1.798 millones a Edelap; 5.429 millones a la cordobesa Epec; 1.035 millones a la chaqueña Secheep; 1.393 millones a la correntina DPEC; 1.339 millones a la mendocina Edemsa; y 1.282 millones a la santafesina EPE.

La administración actual afirma que reconoce a eléctricas provinciales, estatales y privadas la diferencia entre lo que cobraron y lo que hipotéticamente pudieron haber cobrado en esos dos años sin congelamiento, publicó Ámbito Financiero.

La polémica está dada porque todas esas firmas transfirieron el precio de la energía a los usuarios en las facturas y ahora no presentaron pruebas de que los montos a adjudicar realmente corresponden, dijo el matutino.

Además, la medida constituye una discriminación con respecto a las eléctricas que están al día con Cammesa, y sienta un precedente de que estas obligaciones pueden eludirse porque siempre se hace cargo el Estado nacional, aunque son los fondos con que se paga la electricidad a las generadoras.

Edenor y Edesur no tenían deuda hasta enero de este año y tuvieron un incremento en tarifas desde febrero.

Durante el gobierno anterior, las dos firmas, que operan en Capital Federal y Gran Buenos Aires, compensaron lo que debían pagar a Cammesa con un subsidio directo desde marzo de 2015, que se sumó al uso de los fondos recaudados por castigos a los usuarios por el PUREE (Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica) que teóricamente debía recaudar el Estado.

Pero durante este año fueron sumando montos impagos con Cammesa: más de $1.200 millones en el caso de Edenor y unos $430 millones en Edesur a octubre. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario