Confirman que el jubilado hallado muerto en Tolosa tenía seis puñaladas

Se trata de Julio César Tampini, quien había sido hallado muerto en medio de un charco de sangre, en el baño de la planta alta de su propiedad. Según los investigadores del caso, debajo del cuerpo del jubilado apareció la hoja de un cuchillo tipo “tramontina”, mientras que el hombre “presentaba seis puñaladas entre el cuello y la pera, aunque el deceso se produjo por un cuadro de broncoaspiración”.
En ese sentido, fuentes judiciales altamente calificadas, citadas por el diario El Día de esta ciudad, indicaron que “las lesiones punzo-cortantes eran graves, pero la víctima falleció al ahogarse con su propia sangre”.
El cuerpo del hombre apareció en un baño de su vivienda, ubicada en la calle 528 bis entre 14 y 15 del barrio Coperdi, aunque los investigadores están convencidos de que fue atacado en la planta baja y que llegó hasta allí “a los tumbos”.
Por estas horas el móvil del asesinato es un verdadero enigma, pero en la causa, en la que tomaron intervención los fiscales Virginia Bravo y Jorge Paolini, hay dos líneas investigativas: la pasional y el robo. Por la primera, las miradas apuntan a las relaciones que pudo haber mantenido la víctima en los últimos tiempos.
Y, por la segunda, se sabe que el jubilado era administrador del complejo habitacional donde está su casa y que, por mes, recaudaba aproximadamente unos 2.000 pesos. Sin embargo, no se habrían comprobado faltantes dentro de la escena del crimen.
Los homicidas sí habían embalado una computadora con el ánimo de llevársela, más allá de que, por causas que se desconocen, desistieron de su objetivo.
Al parecer, en medio de un gran desorden, también se hallaron alrededor de 450 pesos, pese a que, en uno u otro caso, se especula con que pueden ser pistas falsas para desorientar a los investigadores. Tampini vivía solo, ya que se encontraba separado de su esposa y tenía al menos una hija, que se domicilia en Capital Federal.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario