Confirman recorte de horas en Fundalum, pero descartan despidos

El presidente de Fundalum, Marcelo Porreca, salió a aclarar cuál es la situación real de la empresa, tras las declaraciones del secretario general de la UOM local, Carlos Romano, sobre la posible suspensión del personal. Atendiendo a la situación actual del país y ante una baja en la producción, ratificó que el personal comenzará desde el viernes próximo a trabajar un día menos a la semana. Sin embargo, aclaró que la medida fue “consensuada” y será sólo hasta fines de febrero.

En diálogo con El Eco de Tandil, el empresario admitió en principio que le llamó la atención “el trascendido de la información” desde la órbita gremial, al advertir que en ningún momento habían hablado con él ni con ningún representante directo de Fundalum.

Ya en términos prácticos y reales, explicó que la decisión adoptada por la empresa responde a querer “anticiparse y tomar recaudos” de acuerdo a la situación actual que atraviesa el país y, en este caso, la situación particular de la firma.

Detalló que ya a fin del año pasado veían “una merma en los pedidos” y había una situación que estaba “en retroceso”. Inclusive, resaltó que el personal mismo fue el que, viendo lo que ocurría, le planteó qué medida se iba a tomar.

Pasada ya la contienda electoral y fin de año, informó que hicieron un receso desde el 23 de diciembre al 18 de enero, considerando que iba a haber “cierto movimiento y posicionamiento”, sabiendo ya que estos meses en el sector metalmecánico y, en particular de la fundición, son “tranquilos y no de concreciones”.

Al regresar, Porreca detalló que empezaron a monitorear la situación y, al ver que era “un tanto delicada”, se decidió -en el marco de una reunión de directorio y con algunos gerentes de la planta- “buscar un término medio” para poder mantener “la estructura de trabajo”, conformada por 25 empleados, aclaró.

Y se determinó, tras consensuarlo entre todos, la suspensión de un día por semana, hasta fines de febrero prevaleciendo “el excelente equipo de trabajo” que ya habían conformado a fin de 2015 y considerando que “esta situación se va a acomodar”.

 

En busca de alternativas

 

Desde su rol empresario, indicó que hoy están viendo que tienen que “mutar y ver, a partir de un lógico cambio y el nuevo posicionamiento de Gobierno, cuáles serán los próximos pasos”.

Detalló que, por ejemplo, hasta el año pasado y hace varios años vienen trabajando “fuertemente” con el sector petrolero y fue el que más los demandó, representando de entre “el 70 y el 80 por ciento” de la producción total de Fundalum. La situación cambió y Porreca advirtió que ya lo venían observando en “las visitas permanentes a las empresas del sur”.

En consecuencia, anunció que lo que están haciendo desde la gerencia es, en forma paralela, “buscar las alternativas de mercado, ya sea de exportación a partir de esta devaluación que hubo; y otros mercados a nivel interno. Pero –subrayó- hay ciertas situaciones y momentos que no son de un día para el otro”.

 

Revertir la situación

 

Por lo tanto, el presidente de Fundalum explicó que, en principio, había que tomar medidas y la primera fue esta reducción horaria, “preservando a todo el equipo de trabajo y considerando que esto lo vamos a revertir”, insistió.

“Esta medida la tomamos hasta el 29 de febrero y hoy estamos a 21 de enero. Hace 4 días que abrimos la fábrica, soy optimista de naturaleza y entiendo que antes del 29 de febrero lo vamos a revertir”, remarcó.

Confirmó que la medida comenzará a implementarse a partir del viernes próximo. “En principio, nosotros habíamos propuesto la suspensión de dos horas por día. La contrapropuesta de los trabajadores fue un día a la semana y nosotros accedimos”, dijo. “Esto fue un acuerdo entre nosotros y los trabajadores, y teóricamente vamos a arrancar el viernes próximo hasta el 29 de febrero”, especificó.

 

El contexto global

 

Sobre la situación general de la empresa, Porreca confirmó que “hay una baja en la producción”, pero aclaró que ante la situación actual, se presentan nuevos desafíos, no sólo potenciar los clientes existentes, sino ir en busca de otros.

Contó que hasta el año pasado mantenían trabajos importantes con las petroleras y ahora advirtió que “están parados”, a la espera de conocer cuáles serán las políticas que implemente el Gobierno para el sector.

En ese contexto, se refirió a las declaraciones del dirigente gremial de la UOM en la ciudad, en torno a la devaluación y las expectativas empresarias. Indicó que si bien Fundalum exporta, por ejemplo a Europa, mercado que reconoció están buscando potenciar, “el mundo está parado y no está teniendo demanda, con lo cual, salimos ahora a plantear -si nos hacemos un poco más competitivos- que lo que queremos es empezar a volver a cotizar y pelear a ver si podemos insertar nuestros productos en el mundo, pero no hay pedidos ni consumo, es a nivel mundial”.

Señaló que “en su momento en 2001-2002, cuando se terminó la crisis y se devaluó, y pasó, automáticamente salimos porque había una situación mundial que requería demanda, entonces, automáticamente con esa devaluación que hubo y poniendo nuestros productos en el mundo, salimos con capital genuino y recursos propios”.

 

Políticas aplicadas a la importación

 

Más allá de ello, Porreca sostuvo que “hay que hacer una lectura” de la situación y tener en cuenta los casos concretos y reales que ocurren, por ejemplo, mencionó el caso de un cliente que perdieron esta semana “a manos de Brasil”.

Y como empresario se mostró expectante por conocer cuáles serán las medidas que el nuevo Gobierno anuncie respecto al tema de la importación porque deslizó que en caso de liberarse “nosotros estamos condenados”.

Por lo tanto, en Fundalum, reiteró que “estamos monitoreando y viendo la manera en la que nos posicionamos con lo que está pasando”

 

“No nos gusta hablar de crisis, son cambios de oportunidades”

 

Por lo pronto, Porreca enfatizó que “estamos buscando nuevos mercados y llegado el caso ante la tendencia de que el sector petrolero no volverá a ser lo que era antes, estamos viendo de reemplazar ese porcentaje en otro”, por ejemplo, enfocándose -ya con reuniones pautadas- a la agroindustria.

“El tema de exportación también lo estamos trabajando pero todo tiene su proceso y luego hacer el proceso productivo. Entonces lleva su tiempo. Estamos trabajando y vamos a buscar. No nos gusta hablar de crisis, son cambios de oportunidades”, admitió.

Informó que en Fundalum realizan fundición de acero y aleaciones especiales, y un proceso específico de microfusión, único en el país. Sin embargo, aclaró que eso no implica “nada”, porque compiten con otros países, como Brasil.

“Tenemos el proceso de microfusión, Shell, Moulding y el moldeo tradicional. Hoy estamos monitoreando los tres para ver cuál podemos potenciar”, explicó. Apuntó entonces a “buscar diferentes oportunidades, estamos en una situación particular y tenemos que hacer una lectura de lo que está pasando en el país”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario