Consejeros desearon que la nueva gestión provincial solucione los problemas

Los consejeros escolares Laura Carreira y Cristian Cisneros (que renuevan mandato), acompañados por Oscar Mastropierro (asumirá en el Consejo el 10 de diciembre) dialogaron con El Eco de Tandil sobre sus perspectivas a futuro en el contexto de la nueva gestión. En ese marco, principalmente desearon que los nuevos funcionarios provinciales resuelvan las problemáticas que aquejan las escuelas estatales.

Laura Carreira manifestó que “la vida en democracia nos va a plantear una situación diferente a la que teníamos. Por suerte se amplía la cantidad de consejeros escolares, ahora se suman dos del Frente para la Victoria. Ya tuvimos contacto con ellos, es algo importante en cuanto a cantidad de gente, y pluralidad de ideas”.

 

Resolución de problemáticas

 

En cuanto a los establecimientos educativos sostuvo que “hace mucho tiempo que las escuelas están con falta de mantenimiento. Esto es una realidad, no solamente de infraestructura, de recursos humanos, necesitamos apoyo porque hacen falta porteros, ayudantes de cocina. En cuanto al transporte rural es histórica la problemática, y el Municipio siempre lo estuvo apuntalando”.

Y continuó explicando que “el servicio alimentario escolar se sigue sustentando con 3,95 para desayuno y merienda, y 6,30 para la comida, sin poder atender las diferencias nutritivas de acuerdo a la franja etaria”.

En ese marco, sostuvo que “tenemos la ventaja de tener una fotografía de necesidades del distrito de Tandil, y de todas las escuelas del distrito desde infraestructura, hasta transporte, recursos humanos. Esperamos poder plasmar esa fotografía a nivel provincial y que nos puedan acompañar en la ejecución de planes concretos para darle solución a esta problemática. Esa es nuestra gran expectativa y lo que nos da fuerzas en este momento.

 

Las obras

 

En tanto, Cristina Cisneros expuso que para el Fondo de Financiamiento Educativo hicieron un relevamiento con las necesidades del distrito, luego la Provincia les entrega los legajos a licitar y sale la licitación a través de la Dirección de Compras del Municipio.

“Una vez hecho el relevamiento estuvimos a la espera de los legajos, algunas obras se han podido hacer, otras están a la firma de los contratos y otras todavía estamos a la espera de los legajos. Se han comprometido hacia fin de año a entregarnos la totalidad de los legajos”, indicó.

En cuanto a la demora de esas obras que estaban proyectadas para 2015 sostuvo que “será por falta de recursos humanos en la Dirección Provincial de Infraestructura, hemos ido constantemente a reclamar a Luis Arévalo, el director, agradecemos el trabajo de los técnicos pero son sólo dos en el distrito”.

No obstante, aclaró que “las obras que están comprometidas se van a realizar” y que se trata de cuatro o cinco trabajos, los que quedaron pendientes.

“Estos son fondos que dependen de la voluntad exclusiva de los municipios en destinarlos a escuela provinciales o no, en varias localidades vecinas no fue así. Fue voluntad del Municipio destinar una importante cantidad de dinero al transporte rural, a las escuelas, a internet en todas las escuelas públicas. No hay que olvidar que las  escuelas son una responsabilidad indelegable de la provincia”, enfatizó.

 

Pluralidad

 

A su turno, el consejero electo Oscar Mastropierro consideró que “como hasta ahora el Consejo estuvo representado por un solo partido a veces uno tiene una sola óptica y es importante tener una visión distinta, más allá de los intereses políticos que pueden tener cada uno. Es una apertura importante”.

“Todos los integrantes del cuerpo tenemos los mismo objetivos y las opiniones diversas contribuyen a enriquecer esa visión. Va a ser una experiencia nueva para mí en cuanto a gestión pública, he estado trabajando permanentemente en las escuelas, en el aula y es un desafío interesante”, subrayó.

 

Los chicos de la Escuela 56 podrían comenzar el ciclo lectivo en el edificio

 

En cuanto a la problemática edilicia que atraviesa la Escuela 56, Cristian Cisneros explicó que trasladaron a los chicos a San Pacífico con el fin de garantizar las clases de acá a fin de año.

En cuanto a las obras, detalló que “hay dos obras en la escuela, que las hemos propuesto a principio de año, hacía muchísimo tiempo que la escuela se llovía. Hemos trabajado con el Fondo de Financiamiento Educativo. Con respecto a los techos, la empresa Avalos es la contratista. Esta obra se encuentra recepcionada provisoriamente. Es un mecanismo que tiene el Estado antes de dar la finalización completa de la obra en la cual hay seis meses para hacer reclamos, si surge alguna complicación de obra, como la que surgió, tenemos el tiempo perentorio para solucionarlo”.

“Han fallado varios materiales, según el contratista, y estos días estuvo realizando los trabajos. Hasta tanto no estemos seguros de que están bien hechos los vamos a reclamar como toda garantía. Ya estuvieron trabajando, nos informaron que estuvieron colocando membranas, realizando sellado, trabajo de zinguería, así que estamos a la espera de una nueva lluvia para saber si se sigue lloviendo o no”.

Por otro lado, en cuanto al piso: “El principal problema que tuvimos ahí fue el atraso de la obra, hace tres o cuatro meses que él no realizaba nada. Intimamos al contratista a dar un tiempo de plazo de obra en las próximas horas o de otro modo empezaríamos acciones legales. Lo que él nos explicó es que se quedó sin fondos, señó el piso y por escrito nos comunicó que de 30 a 45 días hábiles estará terminando la obra”.

“Les pedimos a los padres calma y que acepten ir al San Pacífico. El techo ya está concluido, y en la próxima lluvia nos vamos a acercar a ver cómo han quedado los trabajos”, señaló.

 

Los padres, más tranquilos

 

Una de las madres de los niños que concurren a la escuela contó que finalmente tuvieron respuestas mediante el consejero Cristian Cisneros, quien les “brindó mucho apoyo y por eso estamos infinitamente agradecidas todas las mamás, nos dieron detalles de las obras y es interesante que cada madre y padre lo sepamos para ver qué compromiso hay”.

En ese sentido, manifestó que recibieron una nota en la que dice que “entre 30 y 60 días habrá una finalización de obra, así que estamos muy contentas porque el año que viene van a poder empezar las clases en la escuela y en las condiciones que corresponden”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario