Continúa la búsqueda del hombre de 77 años

Tras la denuncia presentada por los familiares, la policía aún no logró dar con el paradero de Abel Rubén Barbero, quien desapareció el lunes a la tarde de su domicilio de Sarmiento al 500.
Tal cual informó este Diario en la edición del jueves, el hombre de 77 años mantuvo el lunes una conversación telefónica con su nieto, Hernán Ariel Alonso.
La ausencia de su domicilio de Sarmiento al 500 despertó la inquietud entre sus familiares que no dudaron en acudir a todos los medios a su alcance. Sin embargo, otro elemento surgió el miércoles a primera hora cuando se halló el automóvil en que Abel Rubén Barbero se movilizaba.
En concreto, el Fiat Fiesta Kinetic apareció estacionado en San Lorenzo al 900, entre avenida España y Garibaldi, y con sus puertas abiertas, situación que generó preocupación entre sus allegados.
Luego de encontrar el vehículo a las pocas cuadras de su domicilio, la policía ordenó una serie de rastrillajes y se efectuaron “recorridos aleatorios” por distintas zonas de la ciudad, diligencias que continuaron ayer sin resultados positivos.
En paralelo, las tareas apuntaron a la búsqueda de información entre los allegados que permita contar con algún indicio concreto para direccionar la investigación.
Al cierre de esta edición, aún no lograron novedades en torno al caso.

Difusión
 
Luego de la exposición efectuada por Hernán Ariel Alonso, personal de la Seccional Primera inició una causa caratulada “Averiguación de paradero” y se dio intervención a la Unidad Funcional de Instrucción 21 a cargo del fiscal Marcelo Fernández.
En esa línea, la comisaría brindó información oficial a través de una nota firmada por el comisario Jorge Gómez, titular de la dependencia, y también se adjunta la fotocopia de la fotografía de Abel Rubén Barbero que difundieron sus familiares.
Puntualmente, la circular indica que el hombre tiene 77 años, es comerciante y mide 1.67 metros de altura, es robusto, canoso, con bigotes y ojos celestes –el derecho es de vidrio-, se especificó.
A su vez, se indicó que se ausentó el lunes por la tarde de su domicilio, y que en ese momento posiblemente podría estar vestido con pantalón de vestir, camisa y camiseta.
En la nota, se indicó que Barbero es “paciente neurológico” y agregó que días atrás falleció uno de los hijos, por lo que “se encontraba mal anímicamente”.
En relación a su actividad comercial, la policía informó que “se dedicaba a la compra venta de autos y a prestar dinero de manera particular, aunque se ignora por el momento la clientela y las sumas que se manejarían”.
En caso que alguna persona pueda aportar datos sobre el paradero, deberá comunicarse al 101 o a los teléfonos de la comisaría Primera, 442-5210 / 442-6662, o a la sede de la DDI local al 442-5230.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario