Coraje y honestidad

Señor Director:

Hago una reflexión referida al momento donde el vicepresidente de la Nación el Sr. Julio Cobos vota en contra de la resolución 125.
Me parece un hecho histórico porque seguramente va a trascender en el tiempo, millones de personas se van a acordar de ese momento y seguramente le van a transmitir a sus hijos y nietos que alguien, hace muchos años, dio pie para una nueva forma de gobernar. 
Por supuesto el merito no es solo de Cobos, detrás de el están los ciento de miles de personas que lucharon pacíficamente por un ideal, durante cuatro meses agotadores por la tensión, el esfuerzo y la constancia que pusieron.
Ahora, después de enterarnos de la noticia del voto y recibir una sensación de estimulo que nos hace sentir que todo es posible, pienso en Cobos como persona  y trato de descifrar como lo hizo, que virtud personal lo movilizo para tomar una decisión tan extrema.
Muchos hablan de su coraje, pero sin embargo se vio por TV como le costo enfrentar su discurso y cuando lo tuvo que decir casi no le salían las palabras. No digo que sea un cobarde, si llegó a vicepresidente es porque tiene mas valor que muchos de nosotros, pero no tanto comparándolo con los políticos que lo rodean. Por ejemplo la pareja Kirchner, demostraron tener un coraje inmenso para enfrentar tanta oposición inteligente del campo, con argumentos tan débiles como los que usaron estos últimos meses.
Entonces, ¿qué virtud fue la que uso Cobos para tomar semejante decisión? para mí, se llama  ?Honestidad? ser honesto consigo mismo, con su conciencia. Fue tan honesto que hasta pidió perdón por si estaba equivocando. ¿Hubiera sido posible que Cobos tomara la misma decisión, sin el empuje que le dio tanta gente del campo y las ciudades? seguramente que no.
Ahora, ser honesto en la Argentina  no es muy fácil, no hay muchos ejemplos relucientes como el de Cobos, y si los hay en la vida cotidiana, no son la gran noticia de los medios de comunicación. Sin embargo los argentinos debemos ser  muy valientes, ya que cuando salimos a las calles  tenemos que enfrentar posibles accidentes de transito, robos, secuestros, somos muy valientes ?a la fuerza?.
Por eso creo que el acto de Cobos nos llama tanto la atención, no estamos acostumbrados a sentirnos honestos, por mas que potencialmente lo podamos ser, pensamos que la honestidad es sinónimo de manso, tonto o raro. Pienso que la gente en otros países donde los políticos discuten las ideas en el parlamento y votan las leyes mas diversas, es algo común y repetido, ni lo deben ver por TV.
Que sencillo, barato y rápido fue el debate en diputados y senadores comparado con los 120 días de conflicto. Ojala que algún día en nuestro país haya tantos debates en el congreso, que nos permitan tomar cada vez mas experiencia, para poder  hacerlos hasta sin necesitar gastar plata en carpas, propaganda y actos públicos.
Si Cobos logro semejante reacción de optimismo solo por ser honesto, imaginémonos lo que podría hacer Sra. Presidenta con su coraje si tuviera algo de honestidad.
Por ultimo, hay una anécdota en un US Open de golf de la década del 20, Bobby Jones uno de los mejores jugadores de la historia del golf, después de cometer una falta que le hizo perder el torneo, que el mismo delato y nadie había visto, fue felicitado por su accionar, el respondió: es lo mismo que me feliciten por no robar un banco.
    
        Gerardo Merello
       gerardo_merello@hotmail.com   

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario