Cortarán la diagonal Illia para evitar las picadas en horario nocturno

Tal como se reflejó en estas páginas, la moda de las denominadas “motos al corte”, con sus contraexplosiones y escapes liberados, obligó a las autoridades a tomar cartas en el asunto. Como primera acción anoche, en las instalaciones de la Casa del Deporte, en Juldaín 50, se reunieron autoridades policiales y comunales con vecinos del Parque Independencia, zona que se convirtió en el punto de encuentro más común para la práctica de picadas.

Durante el intercambio, que se extendió por más de una hora y media, una treintena de vecinos tuvo oportunidad de expresar su molestia frente a la situación con el tránsito y de proponer diversas alternativas frente al tema.

En conjunto las autoridades presentes ensayaron respuestas frente al reclamo impulsado ante el hastío que provoca el ruido de este tipo de rodados, además del riesgo que ocasionan para quienes participan de esta actividad y para terceros.

Del encuentro participó el secretario de Protección Ciudadana, Atilio Della Maggiora, junto al subsecretario y director del área, José Denisio y Martín Romano, respectivamente. También se sumó el director de Control Urbano Vehicular, Walter Villarruel, los concejales Marcos Nicolini, Gabriel Bayerque y Claudio Ersinger, y efectivos de la Seccional Primera y del sistema de emergencias 101 Mejorado.

En medio de explicaciones en torno al abordaje de la situación surgió la posibilidad de avanzar con el vallado de la diagonal Illia desde Avellaneda hasta la portada y a mitad del trayecto, acompañado por un móvil policial para desalentar esta práctica los fines de semana y en horario nocturno.

Uno de los vecinos presentes resaltó ante este Diario que se trata “un comienzo” y que las expectativas apuntarán a ver sus resultados en el tiempo.

 

Las medidas

 

El subsecretario de protección ciudadana José Denisio, explicó que a raíz de esta situación, el intendente Miguel Lunghi les dio “directivas precisas” y en ese sentido puntualizó que los fines de semana cortarán la avenida Illia, desde la portada del Parque Independencia hacia Avellaneda.

La medida se completará con la instalación de un vallado y con la presencia de personal policial, que permanecerá en el lugar por la noche “para evitar que se junten ahí los muchachos que van a hacer este tipo de actividad”.

Frente a las repercusiones en la circulación justificó que “por la noche la gente normalmente no anda por ahí con vehículos y eso va a impedir que se hagan las carreras”.

Para reforzar el plan ratificó que se volcará personal de la Dirección de Control Urbano Vehicular en otros puntos de la ciudad para la realización de operativos a modo de prevención ya que “se pueden trasladar a otra zona”.

En diálogo con El Eco Multimedios, el funcionario destacó que la Policía de Prevención Local “nos permite una mayor movilidad con respecto a lo que nos pasaba antes, que hacíamos un operativo en jurisdicción de la comisaría Primera y nos teníamos que correr a la de Segunda”, en función del cambio de escenario entre avenida Lunghi, la zona del Lago del Fuerte, algunos tramos de ambas colectoras.

 

El limitado accionar

 

A modo de autocrítica en relación a una problemática que cada vez genera más adeptos, el subsecretario de Protección Ciudadana sostuvo que “indudablemente es una falta que nosotros tenemos que controlar. Vemos que muchos jóvenes lo han tomado como una diversión y lo hacen en distintos lugares, principalmente en la portada del Parque”.

Y analizó que cuando la policía y personal de Control Urbano Vehicular se ubica en algún punto para efectuar los controles “ellos se avisan por Whatsapp y cambian inmediatamente de lugar. Entonces van rotando”.

En relación a las limitaciones ratificó que “hay una sola cosa que no podemos hacer y que es correrlos cuando ellos escapan” y citó también los casos que terminaron con algún efectivo lesionado puesto que “cuando parece que van a parar el personal se acerca y ahí es cuando aceleran”.

En efecto ratificó que cuando realizan los procedimientos “prevalece el cuidado de la persona ante la infracción” dado que si la otra persona se lastima “la responsabilidad es de la policía”, entonces “la persecución se debe hacer dentro de los límites legales permitidos”, sostuvo el funcionario.

Para finalizar, y en sintonía con lo expuesto por el director del área, Walter Villarruel, Denisio insistió en que “todavía no hemos podido conseguir el decibelímetro para medir efectivamente el sonido que emanan y que esté aprobado por el INTI”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario