Cristina se pronunció en contra de bajar la edad de imputabilidad como pidió Scioli

La presidenta Cristina Kirchner salió ayer a criticar el proyecto para bajar la edad de imputabilidad de los menores que cometen delitos y apuntó contra la Justicia, a la que le pidió que “ponga lo suyo” para ayudar a resolver el problema de la inseguridad.
La mandataria hizo foco en el rol del Poder Judicial para contribuir a “la construcción de la seguridad de los argentinos y bonaerenses” y remarcó que un progreso en la materia “no se hace con leyes más duras y más terribles”.
Cristina Kirchner se pronunció así sobre un tema que suele evitar en sus discursos, para fijar posición en medio de la polémica por el proyecto oficial bonaerense de bajar la edad de imputabilidad de los menores que cometen delitos.
“La policía detiene y detiene, y la justicia libera y libera. Necesitamos que cada poder del Estado se haga cargo de construir el valor seguridad, que no se hace con leyes más terribles y más duras”, sostuvo la jefa de Estado.
Así lo hizo al encabezar un acto en Pilar, localidad bonaerense que concentra una gran cantidad de barrios cerrados donde residen habitantes de alto poder adquisitivo.
En ese sentido, la primera mandataria aseguró que su gobierno “está equipando a las fuerzas de seguridad”, pero señaló que “es necesario que el otro poder ponga lo suyo para contribuir a la seguridad de todos los bonaerenses” y recordó que la Justicia “tiene herramientas para evitar excarcelaciones”.
El Gobierno nacional fue blanco de fuertes críticas por su política de seguridad, durante la masiva marcha de vecinos que se registró en la ciudad bonaerense de San Isidro el domingo pasado.
Con su rechazo al proyecto de bajar la edad de imputabilidad, la Presidenta discrepó con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, quien días atrás se manifestó públicamente a favor de esa iniciativa y anticipó que enviará proyectos en ese sentido a la Legislatura y al Congreso nacional.
El mandatario provincial también participó de la ceremonia y escuchó atentamente las críticas que la Presidenta lanzó contra ese eventual cambio para reducir de 16 a 14 años la edad de imputabilidad de los menores que cometen delitos graves.
Asimismo, la Presidenta pidió a “aquellos a los que la vida más los ha favorecido” a contribuir a la “cohesión social”, para que los distintos sectores sociales “no se vean como enemigos”.
“Es un desafío la integración, no es fácil, sobre todo cuando muchas veces los sectores más vulnerables viven como una injusticia las cosas que les pasan y los sectores más pudientes ven como una amenaza a los que no tienen nada”, amplió. 
Las palabras de Cristina Kirchner fueron pronunciadas luego de de firmar un convenio para pavimentar calles en Pilar, en un acto realizado en el auditorio de la Universidad de El Salvador, junto al intendente Ricardo Zuccaro. (NA)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario