?Cuando hay confrontación, las decisiones son siempre malas?

El empresario Omar Farah fue uno de los que estuvo en la reunión en la que representantes de distintas áreas del quehacer tandilense se sentaron en la misma mesa para evaluar la situación que se vive en la ciudad, involucrando a empresas, trabajadores y generadores de fuentes de trabajo, trayendo incertidumbre y preocupación en un amplio sector de la población.
-¿Cuál es la reflexión que puede hacer de esta reunión?
-En principio, esto surgió de una reunión realizada en Apymet, con gente de la UOM y Asimra, y ahora se amplió a esta mesa de diálogo, lo que consideramos, por supuesto, muy positivo. La descripción que hasta ahora ha hecho el secretario de Desarrollo Local del Municipio y varios de los integrantes de este primer encuentro, estamos de acuerdo y tenemos la misma visión. Estamos viendo que esto se puede agravar para el año que viene, dependiendo de cuándo comience el año activamente, estamos tratando de evitar que se torne en una situación de mayor crisis. A fin de año se llega, eso quiere decir que se van a pagar los aguinaldos y las vacaciones, y trataremos de producir para ?stokear?. Se va a tratar de evitar parar, cortar horas, reducir jornadas y hasta ahora, estamos todos en la misma situación.
-Se está hablando de la posibilidad de subsidiar empleos y de tomar medidas como doble indemnización. ¿Esto puede servir para contener en algo esta situación que se avecina?
-Subsidiar empleo es una medida nueva y diferente a las otras crisis que hemos tenido anteriormente, habrá que analizar cómo y de qué manera. La doble indemnización, entiendo, es la posición del sector gremial para defender los puestos de trabajo a pesar  que creo que el producto de eso es todo lo contrario, pero hay que conjugar ambas partes y la mesa de diálogo es justamente para ver cómo se mueve el sector público, cómo impacta en el Municipio y cómo hacemos para evitarlo desde el sector empresario, y cómo se maneja desde el sector gremial para ver entre todos cuál es el camino que nos lleve a zafar de esta situación. Hoy por hoy, es una mesa de monitoreo.
-¿Se pueden conciliar todas estas situaciones?
-Sí, por supuesto, ante la necesidad de conservar los puestos de trabajo, es necesario conciliarla. Es necesario hacerlo y descarto que todos tenemos esta misma voluntad.
-¿Se llegó a algo concreto?
-Sí, cada uno elegirá a sus representantes y nos reuniremos los lunes para seguir el tema de cerca para ver qué posición tomar ante cada paso para evitar llegar a cuestiones mayores.
-¿Esta situación, en la que empresarios y gremios se sientan a charlar, es inédita?
-Esto llega a veces al punto de lo que es el Consejo Económico Social. Estas serían las bases de estar adelantándonos a lo que podría ser una crisis mayor. Generalmente, los consejos se forman cuando están las crisis en la mano y hoy estamos tratando de monitorear para evitar que se llegue a esa situación. Nuestra predisposición es a los efectos de eso y empezamos a gritar antes de tener la crisis total en la mano. Hay sectores que entran primero en crisis y es lo que hay que manejar, nos sirve para ver cuál es la situación y por otra parte, monitorear todo el sector para evitar llegar al extremo. Es positivo en ese sentido. El cambio es radical y significa demostrar una madurez que no hemos tenido en otras épocas, donde cada uno se encierra en lo suyo y se defiende como puede.
-Generalmente, se llega a la confrontación primero…
-Se llega a la confrontación primero y las decisiones son todas malas en la confrontación, tanto de parte de los empresarios como del sector gremial laboral.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario