D’Alessandro y Diego Bossio se reunieron por la situación de las casas sin terminar del Procrear

El abogado y director del grupo Bapro Mauricio D’Alessandro estuvo reunido ayer con el diputado nacional Diego Bossio con el fin de obtener información relevante para iniciar una demanda por la situación de las viviendas sin terminar del desarrollo urbanístico Procrear de Tandil y del de Tigre. También estuvieron presentes en el encuentro los concejales del Bloque Justicialista Diego Bossio y Facundo Llano.

El encuentro, realizado ayer en la presidencia del Bloque Justicialista de la Cámara de Diputados de la Nación, giró en torno a la preocupación de los dirigentes tandilenses por la actualidad del Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Unica y Familiar (Procrear).

En ese marco, Diego Bossio expresó su “gran preocupación por la paralización de los proyectos de urbanización y la zozobra que sufren los beneficiarios del plan habitacional, en Tandil en particular, y en el resto de la provincia, en general”.

En el caso mencionado, existen 140 viviendas que no pueden ser sorteadas dado el valor de las unidades y la escala de los segmentos de ingresos que no han sido modificadas, lo que, junto a las condiciones del crédito, impide a las familias calificar para las mismas.

Durante el transcurso de la reunión se abordó la problemática de la implementación derivada del Crédito Procrear Complementario, que intenta dar solución a familias que no culminaron las obras por el salto de los precios de los materiales de construcción, pero que por sus requisitos deja a muchas fuera de este refuerzo económico de 200 mil pesos.

Del mismo modo, charlaron sobre la parálisis en aquellas áreas que deben aprobar nuevas solicitudes y en la suspensión de los sorteos. En este aspecto, uno de los inconvenientes afecta a la línea Construcción a partir de que aumentaran el valor del metro cuadrado (a un mínimo de 8.500 pesos cuando antes era de 4.200 a 7 mil pesos), aunque se mantuvo el monto global de 520 mil pesos. Ante esta situación, se está obligando a las personas que habían presentado sus carpetas antes de diciembre del año pasado a modificar los planos, achicando las viviendas.

Una situación
complicada

En el marco del encuentro, el exjefe de la Anses, Diego Bossio, aportó valiosa información que podrá ser utilizada en la demanda que va a iniciar Mauricio D’Alessandro.

En diálogo con El Eco de Tandil, el abogado tandilense explicó que en el encuentro también estuvieron presentes integrantes del equipo de trabajo de Diego Bossio, como Diego Leiva, y le aportaron importantes datos que servirán para iniciar la acción judicial para Tandil y Tigre.

Indicó que es necesario “acceder a algo de información que no teníamos. La primera de ellas es que dejaron en la caja 14.050 millones de pesos, que tendrían que haber alcanzado para terminar las casas”.

D’Alessandro se puso al frente del reclamo de las 63 familias adjudicatarias de las viviendas que construye Eleprint en el complejo urbanístico de Tandil, las cuales tienen filtraciones y cuya construcción está frenada hace tiempo por diferencias entre la firma y el banco Hipotecario.

Asimismo, tienen el problema de que al aumentar sus sueldos en tanto tiempo de demora, cambian de segmentación, con lo cual se modifican las condiciones del crédito, con mayores tasas de interés y otras complicaciones que dejarían afuera a muchos de ellos.

“Ellos están pagando en preventa un crédito, con la promesa de que cuando terminen les van a otorgar el crédito. Pero ahora resulta que quedaron sin terminar y los tipos de Eleprint se rajaron, mientras tanto a ellos les aumenta el salario y quedan fuera de rango. Es una situación complicada”, sostuvo.

La demanda

Frente a este panorama, el abogado tandilense se reunió con el extitular de la Anses, el tandilense Diego Bossio, quien “diseñó ese plan, y algunos técnicos como Diego Leiva, para poder entender los problemas del programa en Tandil, y cuáles son las demoras que podría estar sufriendo como consecuencia de incumplimientos del Procrear para poder hacer una demanda”.

Detalló que esa presentación judicial podría tomar la forma de una acción declarativa de certeza a través de la cual van a solicitar al banco Hipotecario que clarifique la situación de los beneficiarios a los cuales no se les entregó la vivienda y qué va a suceder con la segmentación.

“Me acerqué al despacho de Bossio en el Congreso, y ahí me dieron un montón de documentación e información que ellos tenían en su poder de la situación de los créditos y los planes. Vamos a hacer una demanda por Tigre y Tandil, que son bastante parecidos en cuanto a los incumplimientos”, adelantó.

Asimismo, en el caso de los 63 beneficiarios de las viviendas con defectos de filtraciones van a pedir que les entreguen casas de tres dormitorios que están terminadas y sin adjudicar. Como ellos no tenían acceso a ellas por tratarse de un monto mayor de dinero el que había que pagar, van a solicitar que “los trasladen al otro crédito y les agreguen un crédito complementario”, indicó.

Desidia

D´Alessandro aseguró que “lo que dice Diego es que se entregaron 1700 soluciones habitacionales en Tandil, y que él dejó 14.050 millones de pesos en la caja para afrontar gastos y créditos por los próximos 6 meses, él entiende que es desidia porque están dadas todas las condiciones para poder adjudicar de forma inmediata las casas, como se hizo con más de 72 el día que cantó Agapornis”.

Asimismo “dice que hay muchas más en condiciones de ser entregadas. El me dijo textualmente que se reunía todas las semanas con la gente del banco Hipotecario y que las nuevas autoridades, como consecuencia de miles de cosas que tienen pendientes, se han reunido nada más que dos o tres veces con el banco”.

“Hay un montón de plata y soluciones listas para darse que no se pueden dar porque no hay vocación de hacerlo, no porque falte plata o por otros motivos”, cuestionó.

Destacó que “lo que Bossio nos dio es la posibilidad de acceder a información a la cual no tenían acceso los beneficiarios porque estos contratos estaban hechos en forma unilateral. Como se les decía que todo tenía que venir de Buenos Aires, no se les daba copia, era mucha información que Bossio tiene como consecuencia de haber estado en la génesis del proyecto”.

En ese sentido, ejemplificó que “a raíz de la documentación que analizamos pudimos advertir que estos segmentos de los que hablan, que son los que establecen cuánto va a pagar cada uno del crédito y qué tasa, no existen en el contrato original, sino que son agregados que el banco hizo”.

“Es decir que en el contrato se comprometieron a que vos pagues una cuota como máximo del 20 por ciento de tu sueldo y no se habló de ningún tipo de segmento. Te sacan la posibilidad de darte el crédito en base a esos segmentos que nunca estuvieron en el contrato original. Eso lo pudimos ver hoy con la información que nos suministró Bossio”, argumentó.

Pide una solución política

En ese marco, enfatizó que “esto sirve para pedir a las autoridades que impulsen al banco a resolver cuestiones que tienen solución política porque este es un crédito destinado a la primera casa pero con aportes del Tesoro, es decir que es el Tesoro quien debe paliar esos problemas que se hayan producido por la inflación o el retraso de las obras”.

“La gente no se queja por el retraso sino porque al paso que van no se van a terminar nunca y van a quedar cadáveres de edificios por toda la Argentina”, fustigó.

Por último, adelantó que “lo que coordinamos con Pablo Bossio y Facundo Llano es pedir desde Concejo Deliberante que el Ejecutivo municipal se ponga a la cabeza de este reclamo porque hay cosas que el propio Municipio tiene pendientes para hacer en los planes Procrear, que están incumplidas, como el mantenimiento del skatepark”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario