Daniel Campomenosi brilla en teatro Maipo

 

“Buenas noches, muchas gracias” es una hacedora de éxitos. En Nueva York, esta comedia dramática ha tenido más de 500 representaciones y ha sido nominada a dos Drama Desk Awards, incluida mejor obra.
 
La historia
Un gran cómico, ya olvidado, intenta  volver al ruedo. Tiene la oportunidad de audicionar para el show de televisión más exitoso del momento pero su rutina huele a naftalina, por lo cual intentará crear nuevo material junto a un joven escritor exitoso. Un dúo cómico disfruta de su éxito en un café concert, un representante les ofrece la oportunidad de sus vidas  a cambio de sus vidas. En la última escena los cinco se reencontrarán en la antesala al show de televisión. Una comedia que nos muestra el otro lado del humor y lo que somos capaces de hacer por alcanzar el éxito.
 
El tandilense
-¿Cómo te has sentido en el elenco de Buenas noches, muchas gracias?, ¿qué experiencia has tenido con el elenco?
Daniel Campomenosi: -Realmente me siento muy cómodo dentro de este elenco, todos somos actores de una larga  trayectoria. No tenía experiencia con ninguno, salvo algún cruce fugaz con Campi, pero inmediatamente hubo una  buena sintonía, muy buena onda, nos divertimos y la pasamos muy bien dentro y fuera del escenario, creo que eso se  refleja en el resultado de esta comedia.
-¿Cómo es tu personaje?
D.C.: -Mi personaje es un villano, se llama Omar Gómez, un inescrupuloso dueño de un café concert, de mala muerte, donde trabajan dos cómicos. Este personaje trae parte del conflicto de la obra separando al dúo y llevando a uno de ellos a un prestigioso show televisivo, la meca y salvación de cualquier cómico. Hará cualquier cosa por ver triunfar a su representado y por ende a él mismo. 
 
La actuación
 
-¿Cómo fue componerlo?
D.C.: -Siendo comediante, se me hacía difícil no llevar mi actuación hacia la comicidad, trabajamos mucho y estoy muy conforme con el resultado.
-¿Cómo te has sentido actuando en el Maipo?
D.C.: -El Maipo es un teatro sencillamente hermoso, ya había trabajado en un infantil dirigido por Daniel Casablanca y protagonizado por Mariana Fabbiani; siempre dije que me gustaría volver y se dio. Esta obra es un homenaje a los grandes cómicos argentinos y todos han pasado por estas tablas. Como dirían Cipe Fridman y Pepo Sanzano “es un teatro muy agradecido”, donde al público lo sentís de una manera muy especial. Subirse a este escenario seis veces por semana no deja de ser una fiesta para mí.
 
La obra
-¿Qué es lo que más te gusta de esta obra?
D.C.: -Me gusta que, a pesar de ser una comedia americana, se la siente muy nuestra, gracias a la adaptación y al enorme trabajo grupal. Está bien estructurada en tres cuadros muy diferentes, con sus respectivas escenografías que nos dan el marco ideal para contar esta otra cara del humor.
-¿Cómo es la relación y el trabajo con la directora?
D.C.: -Con Lia Jelin es la primera vez que trabajo y es un placer cómo dirige. La claridad de sus conceptos son fundamentales, conoce muy bien el mundillo de los capocómicos, con muchos de ellos trabajó. La comedia, sus ritmos y su música las maneja a la perfección, por algo dirigió tantos éxitos como “Toc Toc”, “Confesiones de mujeres de treinta” o “Monólogos de la vagina”, por nombrar sólo algunos. No descubro nada diciendo que es una gran directora con la que cualquier actor estaría fascinado de trabajar. Fue realmente un gran aprendizaje.
-¿Cuál ha sido la respuesta del público?
D.C.: -El público se divierte, se emociona y toma partido. La respuesta la escuchamos todas las noches con la risa que es el combustible fundamental de cualquier comedia.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario