De 45 obras propuestas por el Consejo Escolar para este año, sólo cuatro están en proceso de licitación

Tras el debate originado por los 23 millones de pesos del Fondo de Financiamiento Educativo que no se utilizaron el año pasado, el secretario de Obras Públicas del Municipio Roberto Guadagna aseguró que “los inspectores de obra provinciales están desbordados” y por eso necesitan formar un equipo de profesionales en la ciudad que hagan un seguimiento del avance de las construcciones.

En diálogo con El Eco Multimedios aclaró en primer lugar que no puede hablar del dinero del fondo correspondiente al ejercicio 2015 porque aún no se encontraba al frente de la secretaría, y no fue parte de la toma de decisiones.
En ese sentido, explicó el formato que se pretende dar a la ejecución de obras de este año.

Indicó que en marzo recibió el acta de la comisión de infraestructura del Consejo Escolar con un listado de 45 obras para ejecutarse en diferentes establecimientos.

Guadagna puntualizó que, para la selección dos criterios fueron los que prevalecieron.

“El primero, el de abordar los problemas que pusieran en riesgo la funcionalidad de la escuela, sea por riesgo eléctrico, de calefacción, de instalaciones de gas, desagües pluviales, problemas ocasionados por lluvias, o desagües de cloacas. El segundo criterio es el de los edificios nuevos y playones deportivos que solicitaban algunos establecimientos así que son dos tipos de inversiones distintos”, precisó.

Y detalló que “nos abocamos a analizar el desarrollo de las 22 obras que tenían problemáticas de distintas características”.

“Desbordados”

En tanto, recalcó que “la realidad es que los inspectores de obra provinciales están desbordados por la cantidad de obras que tienen de edificios de este distrito”.

En el caso de Tandil, son sólo dos y recordó que “el Fondo Educativo es un recurso que la Provincia gira para que lleven adelante las obras los municipios. Son edificios de jurisdicción provincial con fondos de la administración provincial que los tiene que aplicar el Municipio”.

Frente a este panorama, admitió que “es complejo para las dotaciones de la dirección de obras públicas del Municipio por las obras propias de la ciudad”.

Por tal razón, buscan desarrollar una unidad ejecutora que permita contratar temporariamente personal profesional para hacer el seguimiento diario de las obras, porque “uno de los mayores problemas es la ausencia de seguimiento técnico diario de la ejecución de esas obras”.

La unidad ejecutora

“El rol que tienen los profesionales de la Provincia es la inspección de avances de obras pero el seguimiento diario, que no requiere estar 8 horas en cada una de las obras, pero sí en la recorrida, no existe ni de parte de la Provincia ni tampoco tiene personal disponible ni tiempo necesario el Municipio”, justificó.

Y argumentó que por ese motivo surgió la propuesta de creación de una unidad ejecutora.

“El paso siguiente es el recurso para financiar la contratación de profesionales. Se hizo la consulta verbal al Tribunal de Cuentas sobre la factibilidad de afectar dinero del propio Fondo Educativo. Verbalmente no vieron inconvenientes pero luego se solicitó que dictamine formalmente para evitar reclamos futuros. Es lo que en este momento el tribunal está evaluando y todavía no hemos recibido por escrito la respuesta”, manifestó.

Sólo cuatro

En tanto, admitió que todavía no hay un presupuesto asignado para cada una de las obras porque no se ha recorrido la totalidad de los edificios que tienen las problemáticas.

“En este momento con personal de la Dirección de Obras Públicas estamos en pliegos y documentación técnica de 4 obras: la ampliación del Jardín 917, un problema en la escuela técnica 2, un gran problema de techos y de ingreso de agua y desagües pluviales en la Escuela 56 y otra obra de la Escuela 1. Son los cuatro edificios en los que estamos interviniendo, de modo tal de generar la documentación para los respectivos llamados a licitación”, puntualizó.

Esas cuatro instituciones están entre las 22 que tienen riesgo para funcionar y por tal razón son prioritarias.
“Pretendemos tener un equipo local que recorra cotidianamente las obras en ejecución. En otros momentos se han realizado obra de reparación y sin embargo los problemas siguen existiendo porque falta el seguimiento de las obras para certificar la calidad de ejecución de los trabajos. Son sólo 4 los procesos licitatorios los que están en marcha sobre 22, y es necesario por lo menos abordar el 50 por ciento de esas obras a la brevedad”, concluyó. U

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario