De la mano de Mujeres de Compromiso, habrá un acto para recordar los derechos

En diálogo con El Eco de Tandil Elsa Montalibet, Elsa de León y Elena de Martín, del grupo Mujeres de Compromiso, contaron detalles del acto público que se realizará para recordar los derechos. Además de charlas, habrá demostraciones de hip hop a cargo del grupo Mi Vida por tu Vida, diálogo y números especiales.
-¿Cómo nació este grupo de mujeres?
Elena de Martín: -Este grupo comenzó hace dos años por el compañerismo que teníamos entre mujeres. Comenzamos con reuniones de congregación, pero luego empezamos a hacer unas mateadas para reunirnos de una manera más distendida, con el fin de proyectar hacia la comunidad.
El año pasado tuvimos una charla con personal de la Comisaría de la Mujer que fue totalmente positiva, porque nos abrieron los ojos a la realidad de Tandil, que no se mantiene tan al margen como uno cree. Quizá el maltrato o el abuso están ocultos. No sólo es el abuso físico, sino el maltrato silencioso, psicológico. Así que después de esa charla decidimos invitarlas a hacer una exposición en la iglesia y fue tan bueno y nos entusiasmamos tanto que quisimos ponernos a trabajar con ellas. Empezamos a mandar gente con este tipo de problemas y en nuestro grupo ya surgieron tres soluciones. Para nosotras es altamente positivo.
Elsa de León: -Estamos especialmente comprometidas con la iglesia, pero estamos queriendo que la comunidad nos conozca y sepa que hay mujeres comprometidas con otras mujeres, con la familia. No es que nosotros vayamos a dar una solución, pero podemos hacer un acompañamiento. Tratamos de brindar nuestra experiencia a quienes necesitan apoyo.

La socialización

-¿Cómo surge la idea de hacer este acto público?
Elena de Martín: -En agosto comenzamos a pensar que el 25 de noviembre era el Día de la No Violencia y dijimos ?por qué vamos a quedarnos calladas si podemos hacernos eco en Tandil? y hacer saber que hay lugares donde la mujer puede asistir.
Elsa Montalibet: -Y también convocar a los hombres a que puedan asistir, porque no es algo privativo de la mujer. El acto de violencia es detectable fácilmente, pero también es necesario poner en evidencia que el acto de violencia no sólo es físico, sino también psicológico y se da en el interior de la casa. Nosotros decimos la sociedad es una, el cristianismo es uno, entonces buscamos dos referentes como son el padre Raúl Troncoso y el pastor Teófilo Szpiga y las bendiciones serán para todos.
-¿En qué consistirá la actividad?
Elena de Martín: -Se comienza con el grupo de hip hop, ya que los chicos siempre han estado a disposición, predicando los valores de la convivencia diaria. Vamos a tener como invitada a la comisaria Cristina Pugliese, disertando sobre lo que ellos están haciendo, la va a acompañar la abogada del equipo, que va a contar el trabajo del grupo. Lamentablemente no podrá estar la asistente social que trabajaba con ellos, porque no la tienen más allá y eso nos da una pena tremenda, es algo que hay que rever de una manera urgente, porque ella podía entrar a lugares a los que nosotras no podemos llegar.
Culminaremos con una charla de parte de la iglesia que presenta la parte espiritual, de convivencia, de fe y de confianza en que todavía se puede. Hay que seguir teniendo el valor de seguir adelante y eso se logra con la ayuda de Dios, que puede abrir caminos donde no hay. Ese es el mensaje que vamos a dar. También va a estar el padre Troncoso, dando una bendición a las familias.
Además va a haber un grupo de colaboradoras para aclarar las dudas que tengan todos los que se acerquen. Ojalá que esto sea un comienzo de parte de las iglesias, nos parece interesante trabajar en red.
Elsa Montalibet: -Para que no parezca que todo queda entre las cuatro paredes de la iglesia, ya que no es así. Para que la sociedad cambie, hay que volver a las fuentes, a eso apuntamos.
Elsa de León: -La familia tiene que saber que hay un lugar donde acudir y expresarse y recibir un apoyo.
Por consultas, comunicarse a familiasinviolencia@hotmail.com.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario